• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Política 2015: decisivo año electoral en España

Sondeo autonómicas (Metroscopia); Comunidad de Madrid: 22 de febrero

Sondeo de Metroscopia (para el diario El País) sobre la Comunidad de Madrid:

PP: 28,0% (38, -34*)
Podemos: 24,6% (34, +34*)
PSM: 17,0% (23, -13*)
Ciudadanos: 15,8% (21, +21*)
IU: 5,5% (7, -6*)
UPyD: 5,0% (6, -2*)

En ella puede advertirse la incidencia apuntada por el usuario freddiemercury. El manirroto que, por su izquierda, Ciudadanos le ocasiona al Partido Popular en uno de sus feudos electorales tradicionales, alejándole, con ello, de la mayoría absoluta de un modo evidente. Ello lo rentabiliza un Podemos a apenas cuatro puntos de los populares. Éstas son las primeras muestras de resultado del Partido Socialista Madrileño, ya con Ángel Gabilondo como cabeza de cartel. Su designación no impediría al partido de Pablo Iglesias relegarle a la tercera plaza en estimación de voto. Izquierda Unida resistiría el contexto de fuerte desánimo entre su militancia, a resultas de la guerra civil interna imperante en su formación, aun a pesar de su notable retroceso, con respecto a las anteriores autonómicas.

* (Variaciones, en número de actas en la Asamblea madrileña, en relación con las autonómicas de 2011)
 

CHUSI

HideOuter ¡Invincible!
Ufff, vaya rollo de post no ?

De verdad alguien se lo ha leído entero ? Freddy, no seas marica y no mientas, que te conozco ! Sin saber si te mola le estas siguiendo el rollo ? :rolleyes:
 

freddiemercury

HideOuter ¡Invincible!
Ufff, vaya rollo de post no ?

De verdad alguien se lo ha leído entero ? Freddy, no seas marica y no mientas, que te conozco ! Sin saber si te mola le estas siguiendo el rollo ? :rolleyes:
No seas maleducada guarrilla! Que está muy interesante y si que me lo leo. Ya sabes que soy un español hecho y derecho y no una independentista como tu!:jajaja:
 

CHUSI

HideOuter ¡Invincible!
Pffff, pedazo de facha pepero monarquico estas hecho ! xD

Al final has hecho que la gente se asuste y deje de participar en el post con sus opiniones... :cuñao:
 
Sondeo autonómicas (extremadura7dias.com); Extremadura: 25 de febrero

Buenos días,

El portal digital extremadura7dias.com elaboró el pasado día 25 de este mes un sondeo desmoscópico encargado de medir la estimación de voto en una de las Comunidades Autonómicas pertenecientes, por tradición histórica, a la denominada, en Comportamiento Electoral, Meseta Participativa (junto con Castilla-La Mancha), esto es, una de las CCAA en las que se registran tasas de movilización electoral, o participación, sumamente superiores a la media estatal en su conjunto, con independencia del tipo de convocatoria electoral de que se trate (generales, autonómicas, municipales, referéndums consultivos...): Extremadura.

Desde que mediara la aprobación de su Estatuto de Autonomía, como casi la práctica totalidad de las de techo competencial limitado, por el artículo 143 CE, en 1983, se convirtió en un granero de votos para el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), obteniendo la Presidencia de la Junta de Extremadura, el histórico barón socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el cual permanecería en el sillón presidencial durante veinticuatro años, hasta oficiar su renuncia a la reelección, en 2007. En las autonómicas de ese año, su relevo al frente del PSOE extremeño, el por entonces Consejero de Sanidad, Guillermo Fernández Vara (ex-militante de Nuevas Generaciones de Alianza Popular, y posteriormente converso socialista), no sólo revalidó la mayoría absoluta que le había legado Ibarra (vencedor en todos los comicios regionales por mayoría absoluta, salvo en las de 1995, que lo hiciera por mayoría simple), sino que la amplió, hasta alcanzar 38 de los sesenta y cinco escaños en la Asamblea Legislativa extremeña en liza.

Sin embargo, el fuerte contexto de nacionalización en el que se hallaron envueltas las elecciones municipales y autonómicas de 2011, así como la aparición de un cierto voto reactivo de castigo infligido a la gestión del gobierno central, en manos del PSOE, afectó duramente a Fernández Vara en Extremadura, a pesar de su buena valoración en las encuestas de aquel año, impidiéndole, no únicamente la preservación de la mayoría absoluta, sino su continuidad en el Ejecutivo extremeño, pues, por primera vez desde la constitución de la Autonomía, el Partido Popular derrotó a los socialistas, por un margen de tres puntos de diferencia, sin mayoría absoluta, hallándose a poco más de tres mil votos de conseguirla, con José Antonio Monago, el cual ocupa el puesto desde entonces. Izquierda Unida, exenta de representación en 2007, la recobró en 2011, de la mano de su coordinador regional, Pedro Escobar, con tres actas, decisivas a la postre para el decantamiento de la mayoría gubernamental presta a ser ejercida en el cuatrienio 2011-2015.

Aunque Fernández Vara (PSOE), tras el reconocimiento firme de su inesperada derrota electoral en la misma noche en la que se efectuó el escrutinio de papeletas que confirmaron tales resultados, se mostró flexible a un acuerdo de gobierno poselectoral con IU, que le permitiera continuar en el puesto de Presidente, en un referéndum interno en el seno de IU, se abogó por la fórmula de la abstención. Así, pues, un acuerdo entre las fuerzas de izquierda resultó inviable, facilitando, en julio de 2011, la investidura, gracias a la abstención de los tres diputados de IU de Extremadura, de Monago (PP).

A día de hoy, y de conformidad con los datos dispuestos por los responsables de este estudio sociológico, a apenas menos de 90 días para la apertura de los colegios electorales (y habiendo sido excluidos de la muestra de participantes personas radicadas en municipios inferiores a los tres mil habitantes -un dato nada desdeñable, pues en Extremadura abundan más de trescientas mil localidades que cumplen tal requisito-), éstos son los resultados (cifrados en porcentaje de voto y número de escaños), los cuales confirman que, contrariamente a la idea de Extremadura como CA de muy reducida competitividad electoral, y coto vedado y exclusivo de un partido hegemónico inderrotable (PSOE, hasta 2011), quizá, en mayo de 2015, entrañe el territorio sobre el que impere una mayor dosis de incertidumbre hasta, prácticamente, el último minuto de recuento de voto en los colegios electorales habilitados a tal efecto en esta Comunidad Autónoma, y por tanto, resulte más impredecible (y reñido) el escenario a dibujar finalmente: he aquí la muestra.

PSOE 33,4%, 24 esc./ 43,4%, 30 esc.*.
PP 32,6%, 24 esc./ 46,2%, 32 esc.*.
Podemos 12,7%, 9 esc./ No se presentó*
UPyD 7,6%, 5 esc./ 1,1%, sin escaños*
IU 5,1%, 3 esc./ 5,5%, 3 esc.*
Ciudadanos 3,2%, sin escaños/ No se presentó*
PREX-CREX** 2,1%, sin escaños/ ***

* (Variaciones, en porcentaje y escaños, con respecto a los resultados obtenidos en las autonómicas de 2011)
** Partido Regionalista Extremeño-Coalición Regionalista Extremeña
*** Concurrió a los comicios de 2011 con el PSOE, conformando la coalición PSOE-Reg. (PSOE-Regionalistas)

Al constar de 65 diputados la Asamblea Legislativa extremeña, la Mayoría Absoluta se fija en 33 escaños. El porcentaje mínimo de acceso a la Cámara asciende al 5%. A raíz de las variables ilustradas en el sondeo, se escenifica un pasaje marcado por una pugna extremada entre PSOE y PP por el primer puesto, el cual permanece en el aire, pudiendo otorgarle un triunfo, aun por la mínima, de nuevo con destino a la Presidencia de esta Comunidad Autónoma a Fernández Vara (PSOE), tras cuatro años de estancia en la oposición. Podemos, a pesar de que Extremadura aún se le resiste, al no obtener más de un 12%, con respecto a los barómetros del mismo medio de comunicación efectuados meses atrás, está experimentando un sostenido -pero leve- crecimiento, en sentido ascendente. Así, pues, se erigirá en árbitro decisivo a la hora de formar gobierno. UPyD, por vez inédita, accedería a la Asamblea e IU se encuentra al borde del alero, en un margen muy justo, entre la exclusión y el mantenimiento de sus tres escaños en la actualidad, pues, unas décimas de voto válido son las que la separan (a la coalición) entre el cero y tres diputados. Paradojas, en fin, de nuestro sistema electoral.
 
Última edición:
Sondeo autonómicas (Deimos); Andalucía: 27 de febrero

Segundo sondeo electoral conocido, el cual cubre las expectativas de voto en la Comunidad Autónoma de Andalucía, halládonos a apenas menos de cuatro semanas de las elecciones al Parlamento andaluz, en las cuales Susana Díaz (PSOE) aspira a revalidar su cargo de Presidenta del Ejecutivo, en esta ocasión bajo el refrendo de las urnas, pues relevó a su predecesor, José Antonio Griñán (del mismo partido) en 2013 con el único sostén del respaldo de los grupos parlamentarios que han conformado la mayoría aritmética en la Cámara (PSOE e IU, gobernando ambos en coalición, hasta la ruptura del acuerdo, ocasionada hacía dos semanas).

Se han desencadenado algunas variaciones en las predicciones de estimación de voto, en la comparativa frente a la anterior de la que os hice gala, algunos días atrás: éstos son los resultados (con un margen de error de un +/-2,52%).

PSOE 33,4%, 39 esc.
PP 25,7%, 33 esc.
Podemos 22,3%, 25 esc.
Ciudadanos 7,8%, 7 esc.
IU 6,1%, 5 esc.
PA 1,5%, sin escaños
UPyD 1,5%, sin escaños
Vox 0,3%, sin escaños

Total de escaños en el Parlamento de Andalucía: 109.
La mayoría absoluta se alcanza con 55 escaños.

De ser ciertos los guarismos comprendidos en el epígrafe anterior, el PSOE encadenaría su peor resultado histórico en su territorio más emblemático (a pesar de encaramarse, de nuevo, tras su revés en 2012, a la primera posición que cedió al Partido Popular en los últimos comicios andaluces). El PP, a resultas de su impopularidad elevada en el conjunto del territorio nacional, a la par que la presentación de un candidato con poco fuste como Juan Manuel Moreno Bonilla se retrotraería a unas cifras que no conocía desde los tiempos de Alianza Popular, con un Podemos (Teresa Rodríguez) al borde de la machada de convertirse en principal fuerza de la oposición y arrebatándole parte de su electorado a una IU castigada por sus años de estancia en los gobiernos de Griñán y Díaz. Ciudadanos, por su parte, confirmando los buenos presagios que en torno a esta formación comienzan a brotar en todos los estudios demoscópicos recientes, a costa de una UPyD que retrocedería lo indecible, hallándose fuera de un Parlamento en el que se veía dentro, hasta no hacía no más de unas semanas en retrospectiva.
 
Última edición:
Sondeo autonómicas (Pnyx consultores para CyL-TV); Castilla y León: 27 de febrero

Desde que en 1987 un principiante José María Aznar, como cabeza de lista por Alianza Popular a las Cortes de Castilla y León, se impusiera por la mínima al PSOE, entonces gobernante con mayoría simple, a través de iniciativas de desgaste político en desdoro de la imagen de su adversario electoral, en aquel caso, Demetrio Madrid, Presidente autonómico por los socialistas, acusándole de corrupción hasta forzar su dimisión (siendo éste último absuelto de todo tipo de irregularidad por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, años más tarde, cuando la restitución de su honor ya se tornaba demasiado tarde en ser reconfortada ante la opinión pública), Castilla y León es catalogada como un vivero de votos para la derecha, con mayorías absolutas crecientes, fundada esta operación, en gran medida, por una diversa combinación de factores: el envejecimiento acusado de una gran parte de su población (la Comunidad Autónoma de mayor edad de entre cuantas conforman nuestro Estado de las Autonomías); la despoblación hacia Comunidades Autonómas limítrofes, en virtud de la escasa inversión productiva radicada en la región castellana; y el inframunicipalismo, auténtico mal endémico de nuestro país y, por extensión, de los castellano-leoneses, siendo un auténtico reguero de localides inferiores, en algunos casos... ¡a los diez habitantes! Ello se presta a que maniobras de alcance clientelar, o caciquil, impensables en una sociedad democrática moderna en pleno siglo XXI, persistan con mayor asiduidad de lo inicialmente deparable en esta Comunidad Autónoma. En la actualidad, y desde 2001, preside Castilla y León el político Juan Vicente Herrera (PP), con mayoría absoluta.

La entidad Pnyx consultores ha transmitido a Castilla y León Televisión su informe demoscópico, con las proyecciones de escaños a ser obtenidos en la región castellana, con motivo de las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Margen de error: +/-3,9%:

PP 42 esc./ 51,6%, 53 esc.*
PSOE 24 esc./ 29,6%, 29 esc.*
Podemos 11 esc./ No se presentó*
UPyD 3 esc./ 3,3%, sin escaños*
Ciudadanos 2 esc./ No se presentó*
IU 1 esc./ 4,9%, 1 esc.*
UPL** 1 esc./ 1,9%, 1 esc.*

* (Elecciones autonómicas de 2011)
** Unión del Pueblo Leonés

Poco tiene que ver el hemiciclo de Castilla y León actual con el que veremos después de las elecciones autonómicas. De los 84 procuradores que formarán el parlamento regional, el PP obtendría la mitad. Rozaría la mayoría con una horquilla entre 40 y 43 (con apenas el 37% de los votos, elemento imputable al hecho de que Castilla y León contiene 9 provincias, en las cuales el PP se impone en todas, pudiendo asistirse a una mayoría absoluta en la Cámara leonesa, con dicho porcentaje).

El PSOE perdería 5 escaños, pero se mantendría como segunda fuerza. Podemos, por su parte, irrumpe como tercera formación con entre 10 y 12 procuradores, escaños que lograría de todas las provincias, excepto Palencia.

Otra de las novedades es la entrada de UPyD y de Ciudadanos. Tres lograría la formación magenta y dos el partido de Albert Rivera. Si bien la tendencia es la contraria. Es decir, que Ciudadanos gane uno y que UPyD lo pierda, ya que la encuesta se hizo a finales de diciembre y primeros de enero. Los dos procuradores logrados por Ciudadanos se obtendrían en las provincias de León y Valladolid.

El resto de la tarta lo completarían Izquierda Unida que mantiene el procurador de Valladolid y UPL con el escaño procedente de la provincia de León.
 
Última edición:
Sondeo generales (Simple Lógica -Gallup-); España: 27 de febrero

He optado por reproducir, en última instancia, la encuesta a la que, en mi opinión, mayor atención debiérais prestar. La confecciona la empresa Simple Lógica para Gallup, una de las más prestigiosas y reputadas entidades sociológicas del planeta, con sede en Estados Unidos que, sin embargo, optar por medir el termómetro político y social de otros países, entre ellos, España.

Un apunte: año 2000. Mientras las principales encuestadoras españolas (con años de bagaje formativo a sus espaldas), si bien confirmaban un nuevo triunfo en las urnas para Aznar en las generales del 12 de marzo de aquel año, tras un cuatrienio en el Ejecutivo central, sobre el PSOE de Joaquín Almunia, no le brindaban más que unos puntos por encima de su precaria victoria de 1996, con mayoría simple. Gallup, en cambio, por las mismas fechas, vaticinaba una rotunda mayoría absoluta para el PP en aquellas elecciones, cuyos datos finalmente se confirmaron como tales, en medio de la abstención de parte del electorado socialista de entonces, cuyo patrón de comportamiento posibilitó tal paradoja, jamás advertida por otros medios de profesión análoga a la de esta compañía estadounidense, la cual conlleva décadas escrutinizando sociedades por todo el orbe planetario.

Pues bien; Gallup prosigue (en 2015) editando sus pronósticos, con una periodicidad mensual, en relación con las elecciones generales en nuestro país. Y, en términos de estimación de voto, éstas son sus credenciales (margen de error: +/-3,07%):

Podemos 23,3/31,1/31,1/30,8/29,6*
PP---------29,7/25,0/23,1/24,5/26,8*
PSOE------24,6/18,2/19,3/18,6/17,8*
Ciudadanos----------------- 5,8/ 8,5*
UPyD-------4,2//4,7//5,4////6,4//3,6*
IU---------- 3,5//3,6//5,5////4,6//3,4*

* (% de voto en los barómetros de octubre '14/noviembre '14/diciembre '14/enero '15/febrero '15)

Y en Intención Directa de Voto (IdV), relativa al mes de febrero de este año:

Podemos 20,0%
PP 13,9%
PSOE 10,1%
Ciudadanos 5,3%
IU 3,0%
UPyD 2,6%

En resumen, Podemos se mantiene como la fuerza con mayor respaldo electoral (29,6%), aunque experimenta un retroceso de algo más de un punto en la estimación de intención de voto con respecto a la del mes de enero. En sentido inverso, en el caso del PP se produce una mejoría de las expectativas de voto, incrementándose en algo más de dos puntos el porcentaje estimado de intención de voto (26,8%) en relación al que se registraba un mes antes.

En el apartado de las formaciones para las que mejoran las previsiones se encuentra Ciudadanos, para la que se registra un incremento del porcentaje de intención de voto con respecto al mes pasado de más de dos puntos, situándose en el 8,5%.

En el apartado de las formaciones que ven retroceder el apoyo que obtienen en las expectativas de voto, se encuentran especialmente UPyD, que experimentaría un descenso más de dos puntos con respecto al mes de enero en el porcentaje estimado de intención de voto (3,6%); IU que retrocedería algo más de un punto, situándose en el 3,4%, y el PSOE (17,8%), que registraría una ligera pérdida de apoyos con respecto a hace un mes, aunque sería inferior a un punto porcentual.

Dentro de las estimaciones también tiene interés prestar atención a las previsiones de participación. A este propósito, hay que señalar que se mantiene la tendencia de recuperación de las expectativas a este propósito. Efectivamente, sigue incrementándose el porcentaje estimado de votantes a las distintas candidaturas, superando ya la proporción de siete de cada diez los ciudadanos que estarían dispuestos a dar su voto a alguna de ellas, frente a los menos de cinco de cada diez que hace algo más de dos años se pronunciaban en el mismo sentido.

En el caso del PP, la mejoría que se registra parece relacionada, al menos en parte, con el incremento de la tasa de fidelidad de voto, ya que representan algo más de la mitad de quienes votaron a este partido a finales de 2011 (51,7%) los que ahora se muestran dispuestos a volver a hacerlo, porcentaje que es siete puntos superior al que se registraba hace un mes. En el apartado de las pérdidas de apoyos siguen siendo apreciables, aunque algo inferiores, los porcentajes de votantes populares que ahora se muestran dispuestos a abstenerse o votar blanco o nulo (11,0%) y los que no llegan a declarar su intención de voto (13,6%). También descienden los porcentajes de votantes del PP que ahora se inclinan por votar al PSOE (2,0%) o UPyD (2,6%), en tanto que se mantiene un porcentaje similar de los que ahora apoyarían a Podemos (8,9%) y se incrementa el de los que optan por Ciudadanos (8,8%), experimentando un incremento de más de tres puntos con respecto al mes de enero.

La situación del PSOE sigue presentando claras diferencias con respecto al PP, aunque también manifiesta cambios con respecto al mes anterior. La tasa de fidelidad de voto sigue siendo inferior a la señalada para los populares, aunque experimenta un ligero incremento de casi dos puntos que la sitúa en el 36,2%, que suponen los votantes socialistas que ahora volverían a dar su apoyo a este partido. Por su parte, las pérdidas de apoyos siguen produciéndose fundamentalmente a favor de Podemos, pero parece reducirse el volumen, ya que mientras en el mes de enero representaban un 36,1% los antiguos votantes socialistas que se inclinaban por Podemos, ahora ese porcentaje sería inferior en algo más de cinco puntos (30,9%). Entre los votantes del PSOE en 2011 representan un 9,7% los que declaran que ahora no votarían o lo harían en blanco o nulo, mientras que suponen un 13,3% los que no llegan a declarar cuál sería su comportamiento electoral, siendo ambos porcentajes ligeramente superiores a los de hace un mes.

En el caso de IU, la pérdida de apoyo se debe al abandono de casi la mitad de sus antiguos votantes (46,7%) a favor de Podemos, reduciendo el porcentaje de quienes volverían a darles su apoyo al 30,2%.

En cuanto a UPyD, el descenso en sus expectativas está relacionado con la pérdida de apoyos para Podemos (23,1%) y Ciudadanos (19,8%) y la conservación de un porcentaje relativamente bajo de quienes volverían a prestar su apoyo a esta formación (36,1%).

Pablo Iglesias (Podemos) se mantiene como el líder, de los sometidos a evaluación, que obtiene una mejor valoración de su actuación política, recibiendo el aprobado del 32,6% de los entrevistados, porcentaje que es un punto inferior al que se registraba hace un mes. A continuación se sitúa Rosa Díez (UPyD) que ve aprobada su actuación por el 28,8% y Pedro Sánchez (PSOE) que recibe la aprobación del 24,0% de los informantes. Los porcentajes de aprobación más bajos se registran para Cayo Lara (IU, 20,3%) -aún no ha sido incorporado Alberto Garzón- y para el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy (PP, 21,7%). En el caso de este último el descenso del porcentaje de aprobación con respecto al mes de enero es de sólo unas décimas, pero a propósito de los otros tres es apreciablemente superior, ya que en los tres casos el porcentaje de aprobación es más de dos puntos inferior al de hace un mes.

Los resultados registrados atendiendo al comportamiento electoral de los informantes en el caso del Presidente del Gobierno muestran que entre los votantes del Partido Popular representan más de la mitad (57,3%) los que le dan su aprobación, mientras que los que valoran su actuación en términos de desaprobación representan un 40,9%.

A propósito de Pedro Sánchez, la situación dentro de la base electoral de su partido es más desfavorable. El porcentaje de quienes aprueban su actuación (42,3%) apenas supera al de quienes la desaprueban (42,1%), mientras que el trimestre anterior esos dos porcentajes eran respectivamente del 48,2% y el 41,2%.

Para Pablo Iglesias se observa que su actuación política es mayoritariamente aprobada entre los votantes de IU (71,8%) y del PSOE (47,6%), siendo el porcentaje de votantes de IU que aprueban su actuación diez puntos superior al del pasado mes y el que se registra entre los del PSOE dos puntos inferior, aunque todavía superior al de los que la desaprueban (41,6). Es mayoritariamente desaprobada su actuación por el 77,7% de los votantes del PP y el 66,3% de los de UPyD.

En el caso de Cayo Lara, representan la mitad de los votantes de IU en 2011 (50,2%) los que aprueban su actuación, siendo ese porcentaje muy inferior al de quienes lo hacían en el mes de enero (74,8%).

A propósito de Rosa Díez el porcentaje de aprobación entre sus votantes se sitúa en 67,0%, tres puntos menos que el mes pasado, mientras que representan un 31,4% los que la desaprueban, frente al 25,4% que lo hacían en enero.
 
Última edición:

freddiemercury

HideOuter ¡Invincible!
Es desesperante ver como en Andalucía vuelve a gobernar el PSOE. Atrasados en todos, comunicaciones, paro... Eso si, los números 1 en subvenciones. :sacabo:

Me gustaría saber con quien va a pactar, puesto que según sondeos, no le basta IU para gobernar. Se irán con Podemos o con PP. Si se van con Podemos, estos perderán mucho para las elecciones. Eso seguro. (Por aquello de pactar con "la casta")
 
Me gustaría saber con quien va a pactar, puesto que según sondeos, no le basta IU para gobernar. Se irán con Podemos o con PP. Si se van con Podemos, estos perderán mucho para las elecciones. Eso seguro. (Por aquello de pactar con "la casta")
Yo creo que habrá un pacto PP-PSOE en Andalucía. A parte de las similitudes que hay entre los dos, tampoco les interesa que venga un partido nuevo como PODEMOS sin las manos atadas a bancos y grandes corporaciones; a buscar en los cajones de los despachos que se han ido turnando durante mas de 30 años. Se juegan mucho.

Esto sería un vaticinio para lo que posiblemente ocurra en las Generales, dirán;. "El Estado de derecho esta en peligro con formaciones nuevas que amenazan con desestabilizar los intereses y el trabajo hecho durante tantos años de Democracia" y harán como en Alemania.

Para los que aún no tenga muy claro que el PP-PSOE son lo mismo.
 
Y en cuanto a las encuestas que veo de Andalucía para las proximas elecciones estas son mis pronósticos:

PSOE: entorno al 30%, Susana Díaz sigue teniendo el apoyo de una gran mayoría de andaluces pese a mantener como imputados a los expresidentes Chavés y Griñán por el caso de los EREs

PP: 22%, el candidato es flojo. Las semanas y semanas de casos de corrupción en los que la mayoría son de este partido, lo hunde.

PODEMOS: 22%-23% Les ha pillado por sorpresa el adelanto electoral, aún así pueden tener un resultado más que satisfactorio e incluso si hacen buena campaña electoral pueden relegar al PP a la tercera fuerza.

Izquierda Unida: 8% se desinflan, pero sigue siendo un buen granero de votos para esta formación.

UPyD: 5% como le pasa a IU, se desinfla e incluso puede no llegar a obtener representación en le parlamento.

C´s: 3%- 4% creo que es un partido sobrevalorado en las encuestas, más aún en Andalucía que es un territorio históricamente de izquierdas, aún así lo que obtenga de votos se lo quitará en su mayoría al PP.
 
Es desesperante ver como en Andalucía vuelve a gobernar el PSOE. Atrasados en todos
Pues sí, por desgracia no aprendemos, hay que seguir manteniendo la monarquía socialista andaluza. En fin, algún paraíso le tiene que quedar al sangrante psoe. Y encima Susana sigue gastando dinero y no pone las elecciones en mayo con las locales, cuanto miedo...me hizo gracia que hablase de "falta de estabilidad" cuando han gobernado 3 años haciendo lo que le da la gana, con el beneplácito de IU totalmente, que buena es una consejería...

Yo también creo que es posible que tengamos gobierno de concentración pp-psoe en Andalucía con tal de mantener el chiringuito. Ya hay precedentes en Asturias o el País Vasco. Ya lo propuso Arenas cuando gano-perdió :)jajaja:) las elecciones en 2012. El pp con tal de pisar algo de la Junta de Andalucía igual vende su alma al diablo u.u xD.

Espero que UPyD por fin tenga representación en el Parlamento, Martín de la Herrán hizo un gran trabajo defendiendo las 40.000 firmas (entre ellas la mía) que llegaron para cambiar la ley electoral. Eso sí, PP y PSOE bien que se pusieron de acuerdo para tumbar esa iniciativa...otro indicio del posible pacto.
 
Réplica a usuarios precedentes

Buenos días,

Constituye todo un grato honor la colaboración adicionada de nuevos usuarios, a efectos de incorporar nuevas perspectivas de enfoque al debate objeto de rebatimiento en esta entrada de post.

La previsión demoscópica efectuada por Antho10, en relación con las elecciones al Parlamento Andaluz concuerdan en sumo grado, salvo en algunos matices, con la postulada por mí, a título particular e individual. Es decir:

El PSOE oscilará en torno al 30-35% (con mayor propensión inclinada al extremo mínimo que al máximo), con una pérdida porcentual de voto próxima a los seis-siete puntos, con respecto a las autonómicas de 2012. Ello, no obstante, le permitirá, con total presumibilidad, recuperar el primer puesto en número de votos y escaños, perdido tal escalafón a manos del Partido Popular, fundamentalmente, debido a dos componentes sumamente determinantes en la correlación de fuerzas entre ambos partidos: la mayor robustez, como candidata, de Susana Díaz (frente al perfil que manifestaba, hacía tres años, José Antonio Griñán), en virtud de su mayor cercanía con los valores e intereses del andaluz medio, residente en núcleos rurales, de edad comprendida entre los 45-54 años, frente a la actitud más distante que personificaba antaño Griñán, candidato de impronta un tanto más tecnocrática que la de la inquilina del Palacio de San Telmo desde hacía un año y medio. También, evidentemente, le favorece la endeblez ostensible de su teórico contrincante directo, Moreno Bonilla, a años luz (para el elector conservador prototípico) del carisma que irradiaba en ellos el omnipresente Javier Arenas, el cual, (por cierto) prosigue rigiendo los designios (entre bambalinas, y en la sombra) de la organización popular en Andalucía.

El PP podría darse por satisfecho con un 25%. Una merma de hasta quince puntos con respecto a la cita anterior. Junto a la nefasta acción de gobierno en Madrid, la corrupción sistémica que asola a la entidad en la mayoría de CCAA (y en la propia sede central del partido, en Génova), con hasta siete agrupaciones autonómicas del PP pendientes de imputación por financiación irregular (y las sospechas más que fundadas de pago con dinero negro de la reforma del edificio en el que se hospedan en la capital de España los conservadores) y el desconocimiento sideral de su candidato investido in pectore por prerrogativa divina de la Vicepresidenta del Gobierno de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, sin partícipe consulta a los militantes de la formación en Andalucía, digamos que no deberían objetar murmullo de discrepancia con un descenso tan acusado como el apuntado en los sondeos de estimación de voto.

Además, y ya lo ha apuntado certeramente, en mi opinión, el mismo usuario, habría que clarificar el hecho de que ha existido un segmento del electorado que, a partir de 2004, en Andalucía, comenzó a avalar con su papeleta de voto al PP, como única y más firme opción de voto útil, a fin de desalojar del poder autonómico a los socialistas, dados los efectos mecánicos y psicológicos del sistema electoral imperante en Andalucía. Y que no (necesariamente) podríamos encuadrarlo en el espectro derecho de autoubicación ideológica. De procedencia urbana, habitando en los denominados por el sistema de financiación autonómica como municipios turísticos, podrían desertar de los populares (dada la inoperancia que han ejercido a lo largo de la última legislatura, con hasta ¡tres líderes! del grupo parlamentario popular (el citado Arenas, Juan Ignacio Zoido y el propio 'paracaidista' Moreno Bonilla)) para refugiarse en Podemos, Ciudadanos, o UPyD.

Empero, de lo que no cabría alegar duda alguna reside en establecer que si algo ha ratificado el Partido Popular ha sido que, si con la totalidad de condicionantes políticos, económicos, sociales, y de mercado laboral, sumamente favorables (en 2012) no pudo, con el único reclamo de sus siglas, alcanzar la mayoría absoluta por sí solo, no lo hará nunca (en esta Comunidad Autónoma). De ahí que, para muchos andaluces, el PP pueda haber perdido el aura de alternativa de gobierno por decreto a los socialistas, en provecho de las opciones electorales que os acabo de enumerar líneas atrás.

Podemos se debate entre el 18-22% en estos momentos, inoculando el temor en el cuerpo al Partido Popular, por la circunstancia enunciada con anterioridad (esto es, la parcial pérdida de visibilidad como pieza indiscutible de recambio al PSOE, por el PP, dada su consabida ineficacia). De consumarse el sorpasso y desbancar a éstos de la segunda plaza, la contingente hipótesis de un triunfo podemista en las elecciones a Cortes Generales previstas para fines de este año podría comenzar a adquirir cierto viso pragmático de posibilidad al alcance de la mano, en un sentido netamente realista, y las alarmas del bipartidismo se dispararían en el resto de la Península. No obstante lo anterior, precisar un inciso con respecto al usuario: preveo una correspondencia de voto entre Podemos e IU, en el sentido de predominar una proporcionalidad directa entre la magnitud de la cifra alcanzada por el primero a costa del segundo, y viceversa. Es decir, que a mayor porcentaje de IU (salvaguardando los muebles, a pesar de su incontestable retroceso respecto a 2012), menor incidencia de la irrupción de Podemos en el Parlamento andaluz. Podría, inclusive, terciarse la conjetura de, ante un incremento desatado en las cohortes de respaldo ciudadano a un Podemos inspirado sobremanera en la campaña electoral, de aquí al 20 de marzo, cimentar su tsunami en perjuicio de IU, hallándose ésta por debajo del umbral mínimo de acceso a la Cámara, y excluir de representación, contra todo pronóstico. Pero lo preveo un tanto utópico, y por ende, irrealizable, en el momento presente.

Escenario 1: Podemos 16-18%/ IU 7-8%.
Escenario 2: Podemos (18-23%)/ IU 5%.


Y otro tanto de lo mismo a imputarles a UPyD y Ciudadanos. Compiten, como ya he sostenido en pretéritas columnas en este post, por un mismo segmento del electorado (centro, centro-derecha). Aunque, en teoría, UPyD conlleva un mayor período de rodaje y, por extensión, de implantación (predominantemente, en áreas urbanas) en Andalucía, desde hacía algunos años (con independencia de que, ni en 2008, ni tampoco en 2012, se hiciera con acta alguna en el Parlamento), en las europeas del año pasado cosechó unos resultados más que colmadamente suficientes como para entrar sin problemas. Pero el ciclón mediático aparejado a la figura de Ciudadanos (recuerden que, en la era de la democracia de audiencia, nos hallamos, más que nunca, en una etapa caracterizada por la telecracia, en la que la prevalencia del foco y la atención del ciudadano medio se vuelca en la figura del líder (o creador) de opinión, sin menoscabo del tiempo, inversión, ilusión o empeño de un proyecto a lo largo de años de consabido sacrificio (caso de UPyD), yo, a título individual, no lo subestimaría en absoluto. Es más, podría mediar el supuesto según el cual ambos partidos, en una pugna irredenta entre ambos por la consecución del 5%, se estorbaran, siendo penalizados mutuamente y sin remisión por el sistema electoral. Toda una flagrante pérdida para la búsqueda ansiada de la pluralidad en un contexto histórico, en nuestro país, ávidamente necesitado de ella, en pos de una mayor y consistente calidad democrática y representatividad de las instituciones. De lo que no cabe ápice de interrogante alguno, estriba en la continuidad en la línea de irrelevancia adquirida por el Partido Andalucista (2%) en los últimos años, fiel a su vorágine emprendida en los últimos tiempos, de desdibujamiento y desorientación en sus líneas de acción política.

Freddiemercury se inquiría a sí mismo (e interpelaba a los demás): ¿qué factor propicia la invencibilidad del Partido Socialista en Andalucía? Un compendio de nociones lo resumen:

1. Una preservación de memoria histórica, por parte de las rentas del trabajo, mayoritariamente vinculadas a sectores productivos como el agroganadero, acerca de los actos de altivez, desprecio, abuso de poder y dominación infligido sobre ellos, por los miembros de la oligarquía terrateniente y financiera, los denominados por aquéllos como los 'señoritos' (una imagen que la derecha en Andalucía, lejos de maquillar, no ha cesado de reincidir en ella, a través del cariz de sus candidatos -Hernández Mancha (en los años ochenta), Arenas, Zoido, Moreno Bonilla-. De ahi la adhesión de la mayoría sociológica andaluza a la izquierda.

2. Si a lo antecedente le aunáis la torpísima gestión que de la construcción del Estado de las Autonomías (y, concretamente, de la constitución de la autonomía de la región andaluza) hizo gala el gobierno de UCD entre los años 1980-1982, cuando, los integrantes del órgano preautonómico de gobierno sentaron las bases de la Comunidad Autónoma andaluza como beneficiaria de las condiciones exigibles a las CCAA del artículo 151 CE, y, ante el inicial asentimiento del Ejecutivo de Suárez, unos meses más tarde, ante el temor a la involución golpista que ya planeaba en el horizonte, dar marcha atrás al proceso y escenificarlo, con motivo de la convocatoria del referéndum autonómico en Andalucía en 1981, con la negativa del gobierno central ucedista a la concesión de un techo competencial diferencial para los andaluces y... si a ello le sumamos la desconexión y el desentendimiento absolutos entre la UCD en Madrid y su homóloga en Andalucía, con Íñigo Cavero como líder del partido, abogando por la abstención en la consulta. Fácil deducir por qué el PSOE rentabilizó tal disparidad de criterio en el centro-derecha para arrogarse la bandera del andalucismo y del partido que mejor podía defender los derechos de los ciudadanos radicados en su seno. De ahí la atronadora victoria que, meses más tarde, obtendría en las primeras autonómicas, en mayo de 1982 (preludio del 'cambio' socialista en las generales de octubre de dicho año).

3. El tratamiento recurrentemente despectivo que sobre determinados aspectos del modo de vida andaluz se desprende en medios de prensa, radio y televisión de editorial conservadora. Un ejemplo ilustrativo, como paradigma: los PER. Os sorprenderíais de lo siguiente: la dotación presupuestaria asignada a la función que deben cubrir tales subvenciones públicas es la tocante a la de posibilitar un modo de vida mínimo digno a los empleados del sector primario, en fase de temporalidad y/o estacionalidad. Los temporeros/aparceros son una buena muestra de ello. Pues bien: la mayor porción de ella se la anota la oligarquía terrateniente andaluza, dueña de latifundios (de ahí la combativa acción, durante más de tres décadas, de sindicatos como el SOC, o el SAT de Diego Cañamero) y no son, en su mayoría, electores afines al Partido Socialista de Andalucía. Los Domecq, los Alba, el ex-ministro de Agricultura del gobierno Rajoy (y vigente europarlamentario) Arias-Cañete, etcétera.

4. La Exposición Internacional de Sevilla, cuyos fastos tuvieron lugar en 1992, hizo traslucir a la ciudadanía andaluza algunas de las bondades en la acción de gobierno del PSOE en esa década de estancia en el poder, presenciándose una cierta homologación con el entorno sociocultural europeo de la atrasada por décadas (y siglos, en el Antiguo Régimen) de oligarquía Andalucía en una región portadora de identidad política y cultural definidas, cosmopolita y abierta a nuevas idiosincrasias. Por el contrario, atizó los antagonismos (propios de la política del agravio comparativo) entre Sevilla, acusada de favoritismo, Granada, Málaga y Almería, entre otras, de lo que se aprovechó, a partir de los noventa, el PP. Así, el mapa electoral andaluz se descompuso en dos frentes: el oeste y centro, socialistas; el este, populares. No es de extrañar que, cuando en 2012 Zoido (alcalde Sevilla) supliera a Arenas como efímero líder del PP andaluz, muchos electores conservadores se vislumbraran ojipláticos entre ellos y sostuvieran: ¿tantos años denunciando el oprobio, el ostracismo y el olvido de la Junta de Andalucía bajo dominio del PSOE, para, ahora, proceder a asumir las riendas del grupo parlamentario alternativo al gobierno andaluz socialista, el edil de la ciudad más defenestrada durante años, en los mítines de campaña del Partido Popular? He aquí el sinsentido, la contradicción de términos, y el desplome de las expectativas de voto para el PP (entre otras muchas causas, ya subrayadas) en Andalucía.

Un cordial saludo a todos.
 
Re: Réplica a usuarios precedentes

Gracias por la información aportada Siberian Husky
sólo discrepo en lo siguiente:

No obstante lo anterior, precisar un inciso con respecto al usuario: preveo una correspondencia de voto entre Podemos e IU, en el sentido de predominar una proporcionalidad directa entre la magnitud de la cifra alcanzada por el primero a costa del segundo, y viceversa. Es decir, que a mayor porcentaje de IU (salvaguardando los muebles, a pesar de su incontestable retroceso respecto a 2012), menor incidencia de la irrupción de Podemos en el Parlamento andaluz.
Creo que este fenómeno que describes, también podría darse con el PSOE, es lo que entiendo de este artículo;

En primer lugar, la encuesta concluye que más de la mitad de los ciudadanos que votaron a Pablo Iglesias no descartarían, por ejemplo, apoyar al PSOE. Solo el 43% lo excluye de forma tajante, mientras que el 95% sí rechaza sin matices apoyar al PP. El 56% votó a los socialistas o a IU en las elecciones generales de 2011, y la mayoría relativa de los electores que el 25 de mayo auparon a Podemos (un 30%) votó a Alfredo Pérez Rubalcaba

http://politica.elpais.com/politica/2014/06/01/actualidad/1401652287_552889.html
 

albychan

HideOuter ¡Invincible!
No os cansa ya los 3P ( PP, PSOE, Podemos)? A mi ya me cansa poner la tele y ver a los de siempre, los mismos discursos maquillados de demagogia y la misma palabrería barata una y otra vez.

Una persona que realmente quiere cambiar un país o el sistema que ha estado implantado en una sociedad durante tanto tiempo no debería de utilizar el ataque a otros para sentirse más fuerte, debería demostrar con actos o con pruebas que realmente lo que quieren hacer va a funcionar.

Ahora que viene elecciones todo el mundo intenta sacar mierda de otros para decir " mira como son" y la verdad es que eso cansa, creo que todos deberíamos avanzar ya un poco y dejar de tirar mierda para ganar votos. Si sabes que una persona ha robado pues denuncia, si crees que ha hecho algo delictivo acude a los tribunales que para eso están en vez de sentarte de tertuliano para echar mierda.

Yo antes seguía las tertulias políticas de la TV, pero ya paso radicalmente y lo que prometan unos u otros pues que pase de las palabras a los hechos y no vayan malgastando el tiempo y las ilusiones de las personas que confían en ello.

Los políticos de hoy en día deberían de saber lo básico de un territorio, como el idioma por ejemplo, o por lo menos saber aplicar las leyes. Creo que todos deberían de tener nociones básicas de lo que significa " derechos" , " deberes"... y un sin fin de cosas que los mandatarios de turno deberían de respetar.

Yo a día de hoy no sé qué votar en las elecciones, autonómicas, municipales, estatales o las que haya este año, porque lo que me produce la política de este país es asco y repulsión.
 
Si sabes que una persona ha robado pues denuncia, si crees que ha hecho algo delictivo acude a los tribunales que para eso están
De hecho, y como simpatizante de UPyD es una de las cosas que admiro, como han actuado usando la acción popular querellandose contra toda la cúpula de Bankia para defender a todos los preferentistas estafados. Luego a Andres Herzog no lo llevan tanto a la sexta noche :(

La política no da asco, lo que da asco es el uso que se hace de ella, que es muy distinto.

No os cansa ya los 3P ( PP, PSOE, Podemos)?
En cierta manera estoy de acuerdo. Ya se ponen demasiado pesados.
 

freddiemercury

HideOuter ¡Invincible!
Habéis visto hoy una de las mejores campañas de marketing del Mundo ? Bravo por Ciudadanos. Han adoptado de la mofa lanzada por PP, un nuevo símbolo. Trending Topic Mundial #YoSoyNaranjito.

Ha sido increible y muy inteligente.

Ciudadanos sube, Podemos se desinfla.
 
Yo a día de hoy no sé qué votar en las elecciones, autonómicas, municipales, estatales o las que haya este año, porque lo que me produce la política de este país es asco y repulsión.
Creo que muchos tenemos la misma percepción sobre la situación política en el país. Pero eso nos debe hacer tener un espíritu critico y buscar o crear nuevos grupos políticos que reflejen lo que crees que es lo justo y lo que debería cambiar. La política es dinámica, refleja constantemente las necesidades de la sociedad, no deberíamos dejar que nos anestesie por muy mal que vaya a nuestro parecer pues se nos volverá a nuestra contra.

Ciudadanos sube, Podemos se desinfla.
Como antes apuntaba Siberian Husky una relación entre el ascenso de votos de PODEMOS con el descenso de IU, y más adelante apuntaba yo que también con el PSOE. También habria una relación del ascenso de CIUDADANOS con el descenso de PP, UPyD, que son partidos situados en el Centro, Centro-derecha. Y en menor medida del PSOE.

Aquí os dejos los resultados del últimos CIS sobre las próximas elecciones en Andalucía.
 
Respuesta a usuarios previos

Buenos días,

Muy interesante la aportación de albychan. A pesar de mi condición de politólogo y, por añadidura, debo permanecer, en la medida de mis disponibilidades, atento a cuantas novedades circulan en torno a la política nacional -e internacional-, en cualquiera de sus manifestaciones, yo también desistí hacía algunos años de presenciar, en virtud de mi ingenuidad pasada -promovida por mi edad, y mi consiguiente menor dosis de madurez- con pasión e interés las tertulias políticas que deambulan, con mayor o menor gloria, por nuestro universo catódico televisivo.

El usuario sobre el que me he pronunciado ha dado, de un modo u otro, en el clavo, en la diana, acerca de un fenómeno que os voy a reproducir a continuación y que ha coadyuvado a un cierto desencanto ciudadano hacia la política. No necesariamente ésta como función inherente al ethos de compromiso público y servicio desinteresado en favor de la ciudadanía, sino del intercambio de citas célebres, de confrontación entre miembros insignes de partido, de refriegas sobredimensionadas, plagadas de tópicos, insultos y actos de cainismo tan pródigos en nuestro país, frente a las cámaras, o en plena sesión parlamentaria... para, al cabo de unas horas, contemplarles reunidos, en pose distendida, detrás de los focos, para asombro de los ciudadanos, que, impertérritos, habían asistido tiempo atrás a un duelo de sables virulento y frenético entre ambos, al borde del desgañitamiento.

Lo apuntado, señores, no obedece, nada más y nada menos, que a la influencia tóxica, perversa y lenitiva que en el campo de la información en teoría sobria, sobre acontecimiento de importancia vital en la vida de la sociedad de nuestro tiempo, ha acarreado el triunfo del sensacionalismo tremendista, morboso, obsceno, más volcado en el continente, en el golpe de gracia, en el impacto inmediato e instantáneo, del cuadrilátero entre dos púgiles prestos a pegarse a intimidar y a despellejarse entre ellos, alentado por la junk-TV importada, desde los años ochenta, de Estados Unidos y propagada a Latinoamérica y Europa (Holanda como primer referente -Gestmusic Endemol como productora emblemática) años más tarde. Otras secciones de actualidad se han dejado contaminar por dicha pandemia vírica: la deportiva.

Tengan presente el hecho de otro factor igualmente trascendente y decisivo: la mayor profesionalización de la gobernanza y la toma de adopción de decisiones, al imperar ésta en ámbitos de carácter supranacional, con sus correlatos de incidencia (a modo de fichas de dominó) sobre cualquier región geopolítica, o geoestratégica (a modo de ejemplo, una simple crisis de subsistencias en la región de Chiapas -México- provocará una reacción de signo negativo en cada uno de los rincones de nuestro planeta, a resultas de la externalidad negativa que ello revertirá en la economía mundial) que la confrontación de índole ideológica haya cedido su lugar, al cabo de las últimas décadas, a la diferencia presentada, en términos transideológicos, para así camuflar y disimular la cada vez mayor proximidad y convergencia entre programas y candidaturas. Si a ello le añadiéramos un marco condicionado por premisas fundadas en escenarios de equilibrio presupuestario y suficiencia financiera decretados por instancias ajenas al Estado-nación (el cual ha perdido soberanía en la era de la globalización), resulta entendible el hincapié depositado por los responsables de campaña electoral, en pos de recalcar el hecho distintivo de un candidato (o partido) sobre el adversario, en virtud de caracteres de impronta estética, de imagen, de lucha contra la corrupción, de explotar determinados asuntos que generan una cierta susceptibilidad por parte de la opinión pública, etcétera. Y, por encima de los anteriores, la más preeminente de todas las tácticas infligidas sobre el rival: la teoría del escándalo. ¿Por qué? Porque el grueso del electorado no comprende las variables intrínsecas e inherentes a la Gestión Pública. Así, la competición partidista absorbe nociones del Márketing Publicitario (existe una rama de esta disciplina, especializada en materia electoral, el denominado Márketing Electoral), cuasi como si de una marca de producto en el mercado, destinada a ser vendida al espectador, se tratara. Nada más efectivo para una candidatura en desventaja, según los sondeos, que un buen asunto manido de faldas. Consúltenlo en Estados Unidos. Todo político afectado por ello, se convierte inmediatamente en un cadáver carente de visos de elección/reelección. No sucede así en España, lamentablemente, algo más laxo este país, sociológicamente hablando, en términos de virtud cívica.

Y os preguntaréis: ¿por qué los mass-media suelen reclutar a los exponentes, de cada línea editorial, más crispantes, insultantes, auténticos ofensores, en muchos casos, de la inteligencia media de la ciudadanía, incapaces de tender puentes de acuerdo y distensión con sus álter egos del otro lado de la barricada? Muy sencillo: ELLOS TAMBIÉN DESEMPEÑAN, DE UNA FORMA U OTRA, EL MISMO ROL QUE EL DEL EMPRESARIO POLÍTICO ELECTORAL, CABEZA DE CARTEL DE UNA FORMACIÓN POLÍTICA. Sumidos en medio de una etapa de precarización máxima en sus condiciones de ejercicio imparcial e independiente de la profesión periodística, para sobrevivir, en el candelabro, como sujetos portadores de altavoz mediático y presencia en la flor y nata de su colectivo, deben liderar, contra viento y marea y (en algunas ocasiones, contrariamente a sus convicciones personales) los posicionamientos que, en torno a cada cuestión de actualidad, mantiene el medio a través del cual se representa. Son, algo así, como los CANDIDATOS DE CADA MEDIO DE COMUNICACIÓN.

Y vosotros me replicaréis: podrían oponerse a la pérdida flagrante de su dignidad. Sí, y la misma Constitución ampara la conocida como cláusula de conciencia. A ella se acogió, en 1999, la periodista radiofónica Julia Otero cuando se desligó de la emisora Onda Cero (a pesar de liderar su franja horaria) alegando la incompatibilidad de su criterio con la de la nueva dirección del ente, por entonces en mano accionariales de Telefónica, más afín al por entonces Gobierno de José María Aznar. Años más tarde retornaría, ya en manos del grupo Planeta, a la misma cadena.

Pues bien: no todos disponen del nivel de recursos de la ilustrada en la muestra del párrafo anterior y, aunque en teoría no se contemple, en la práctica impera una máxima de acuerdo oligopólico en el medio entre las principales instancias de comunicación, en manos del poder público o privado (según los casos) de vetar a los exponentes juzgados con cierta fama de independencia. Se reproduce cuasi lo mismo que en un mercado de trabajo precario y temporal: si tú no acatas las reglas del juego informales que hemos fijado, OTROS TE SUPLIRÁN. Y lo harán por menos.

Nos complazca o no (más bien lo segundo), por una razón u otra que no alcanzo a comprender (¿lo portaremos implícito en nuestra condición genética?) al ser humano le seduce la miseria del prójimo, se regocija en el oprobio descalificativo, en la ausencia de ideas, en la derrota del homólogo, en base a criterios no contrastados por la teoría o las estadísticas oficiales, en la falsedad, en la doble intención. Por ello, si combinamos una fórmula en la que a ciertos códigos deontológicos de la telebasura, le aunamos, no el debate libre, distendido, enriquecedor y plural entre tendencias sociológicas imperantes en nuestra sociedad civil, sino el exabrupto, el griterío socarrón, y, en suma, la unilateralidad en la percepción de los problemas públicos existentes en la comunidad, si a estos componentes le gratinamos una cuota de audiencia jugosamente favorable, captada a través de la atracción manifestada por el individuo hacia la pantalla, por el compendio de mezquindad y cortedad de miras que rezuman tales experimentos televisivos, no resulta demasiado extraña la evidencia de la escasa cultura cívica, democrática y de entendimiento resultante entre los españoles, acentuada por decenios de períodos de gobierno autocrático, síntomas no paliados en la democracia subsiguiente.

Para freddiemercury: en la encuesta demoscópica que el Centro de Investigaciones Sociológicas ha publicado en la jornada de hoy, cabrían interpretarse algunos pasajes dignos de mención:

a) La elevada Intención Directa de Voto (IdV) que registra el PSOE de Andalucía, casi equiparable a la cuantía experimentada, en tal concepto, por los dos siguientes partidos a su rebufo: PP y Podemos, juntos. Los socialistas, en las últimas citas electorales en Andalucía, no han solido disponer de un voto oculto demasiado elevado, con lo cual, se antojaría plausible el hecho de que ése, el casi 35% del voto en estimación, resultara el máximo de porcentaje al que pudiera aspirar el día de los comicios.

b) El PP andaluz ha decrecido, en IdV, casi a la mitad. Salvo en las autonómicas de 2012 (en un contexto claro de euforia en las filas populares), su voto oculto se ha tornado significativamente superior al de las filas socialistas, y consiguientemente declarado en las encuestas. De en torno a un 10% de diferencial entre resultado final y declarado previamente a la apertura del día electoral. De los datos manejados por el CIS, el porcentaje mínimo de sufragios a detentar por el PP sería el relativo a un 20%, por debajo de dicho umbral no los vislumbraría de cara al 22 de marzo.

c) Podemos se encuentra en trazas de estrenarse con muy buen pie. Podría, sin aparente esfuerzo, y en medio de un pasaje de invisibilización mediática deliberada por parte de los medios públicos de información andaluces, rebasar el 20%, cumpliendo con creces el objetivo que se habían marcado desde el pistoletazo de salida de la campaña electoral. Se encuentra en un mano a mano permanente con el PP por la segunda plaza, hallándose en algunas provincias por delante de los populares, y en otras a la inversa. Sólo un 1,5% de los electores de Podemos emigraría con destino a Ciudadanos. Así que, en efecto, la hipótesis que has sugerido (la del desinflamiento de Podemos, en provecho de los de Albert Rivera) no se sostiene, estadísticamente hablando. Pero tampoco nutriría sus huestes a merced del Partido Popular, algo, si cabe, aún más sorprendente. El 2,5% de votos del PP se confinaría a C's. Albergo la impresión de que UPyD podría, contrariamente a las previsiones iniciales, convertirse en la víctima propiciatoria del protagonismo exclusivo que el establishment mediático le está brindando a Ciudadanos, usurpándose casi más del 60% de su primigenia base electoral. La renuncia de Díez al pacto con Rivera podría pasarle factura... al partido en su conjunto. Y resultaría un tanto frustrante para nuestro sistema político, pues, como ha aducido alguien en una entrada anterior, ha copado un protagonismo decisivo en el esclarecimiento de casos de corrupción tan galopantes como el de Bankia. ¿Se habrá ganado la enemiga interna del poder político-financiero de nuestro país el partido magenta, por haberse inmiscuido más allá de lo tolerado por las instancias de mayor peso en las instituciones oficiales, eclipsándola en pro de un partido no tan perturbador y molesto para sus intereses corporativos, como Ciudadanos?

d) Antho1o tenía razón, y el CIS lo confirma: el 15% de los indecisos se debate entre dos opciones: PSOE y Podemos. De la magnitud del duelo, y del signo político del vencedor, dependerán los resultados del escrutinio definitivo. Y atención a la siguiente revelación: parte del voto del PP desconoce si apostar por el Partido Popular... o el PSOE. El 22% de quienes, aún, no han clarificado el sentido de su voto. Ello se explicaría, en parte, por la existencia de una parte de la sociedad andaluza que declinó al PSOE para favorecer al PP, por una concepción reactiva, de rechazo a la gestión (¿del gobierno central de Zapatero, quizá?) del PSOE en la pasada legislatura, para promover la alternancia en el poder y que, aparentemente, se habría sentido desilusionado ante la labor de oposición del PP a la Junta (o por el manifiesto y sentido desgaste de los conservadores a lo largo de estos años de gobierno, en la mayoría de Ayutamientos, CCAA y en el nivel central).

Un cordial saludo a todos.
 
Última edición:
Arriba