• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Sugerencia: Apartado de **SOLO LIBROS**

malagaaunike

HideOuter ¡Invincible!
Sugiero que se cree un Apartado "LIBROS" "Biblioteca" estilo del "Multimedia" y "Labor Humanitaria".

Se han escrito muchos libros en torno a MJ y creo que sería mejor que todos se concentraran en un apartado.

-

Edito porque ya me ha venido la palabra biblioteca jajaja.
 
Última edición:

malagaaunike

HideOuter ¡Invincible!
Tema: Remember the Time: Protecting Michael Jackson in His Final Days

Ya se puede hacer la pre-compra del libro "Remember the Time: Protecting Michael Jackson in His Final Days" escrito por los ex-guardaespaldas de MJ, Bill Whitfield y Javon Beard.

El libro sale a la venta el 3 de junio de 2014.




Tapa dura:
320 páginas
Editorial: Weinstein Books
Idioma:
Inglés
ISBN-10:
1602862508
ISBN-13:
978-1602862500


Tema relacionado: http://mjhideout.com/forum/noticias-y-rumores/99634-entrevista-a-tres-ex-guardaespaldas-de-michael-jackson.html
-

He traducido un par de extractos del http://mjhideout.com/forum/noticias-y-rumores/122816-remember-the-time-protecting-michael-jackson-in-his-final-days.html sobre cómo se vivían las salidas de compras de MJ desde el punto de vista de su gente de seguridad. El final es buenísimo :jajaja:


Bill: Una vez quiso ir a una tienda de magia. Era un gran fan de la magia. Fuimos a ver a casi todos los magos que actúan en el Strip (la calle principal de Las Vegas). Tenía muchos de esos kits de magia para hacer en casa, para hacer trucos con monedas y cartas y esas cosas. Alrededor de mayo o junio, quiso ir a la tienda de magia del Casino New York–New York. Así que empezamos a preparar la seguridad.

Esa mañana, me llama y me pide que vaya a comprar gasa. Le pregunto que cuanta y me dice, "Trae toda la que puedas". Me preocupé por si alguien estaba herido. Salí, compré un par de bolsas de gasa medica de la farmacia y se la llevé. Como media hora más tarde me llama y me dice, "Bill, estoy preparado".

Javon tenía preparados los vehículos. Yo estaba en la calle esperando a que saliera el Sr. Jackson. Apareció y cuando le ví, llevaba una chaqueta verde con una sudadera debajo. Pero sus manos estaban envueltas en gasa. Toda su cabeza estaba envuelta en aquello también con pequeñas aperturas para sus ojos. Iba disfrazado como una víctima de un incendio o algo así. Parecía La Momia. Pensaba que lo había visto todo de Michael Jackson, pero aluciné con aquello. Llamé a Javon por el walkie-talkie. Susurré en el micro, "Tio, Javon. No te vas a creer lo que se ha puesto el jefe".


Javon: Bill intentó avisarme, pero tenía la radio apagada. Estaba en el trailer de seguridad, preparándome para salir. Cuando salí no sabía lo que pasaba. Salí y vi lo que parecía un tipo raro, todo vendado y desfigurado merodeando por la propiedad. La alarma sonó en mi cabeza. Pensé, ¡intruso! y corrí hacia él. Le pillé en la calle y le estampé contra el coche gritando "¿Quién eres? ¿Qué haces aquí?".

Bill empezó a gritar, "¡Javon, no! ¡Javon! ¡Es el jefe! ¡Es el jefe!" Me di cuenta que era él, retrocedí y entré en pánico. Quiero decir, le agarré muy fuerte, y él era tan delgado y frágil. Temí haberle roto un brazo o algo. Empecé a decirle "Lo siento mucho, señor. No le había reconocido. Lo siento mucho. Por favor, perdóneme. Lo siento mucho".


Bill: Javon debió disculparse mil veces, pero el Sr. Jackson empezó a partirse de risa. Lo encontró divertido. Estoy seguro que se asustó durante un momento; por un minuto pensé que aquél sería nuestro último día de trabajo para él. Pero al Sr. Jackson le pareció genial que su disfraz hubiese conseguido engañar a alguien. Se subió en el coche, riendo y diciendo, "¿De verdad que no sabíais que era yo?"

Javon: Llegamos al casino y, como en una salida normal, pero con él vestido como una momia. Entramos por atrás, pero la tienda de magia estaba a bastantes metros de aquella entrada, y el lugar estaba a tope de gente. Nada más entrar, la gente empezó a fijarse en nosotros vestidos con aquellos trajes negros, seguidos por un tipo vestido como una momia. Se podía escuchar el rumor de la gente diciendo "¿Qué será eso? ¿Qué ocurre?".

Obviamente estaba atrayendo más atención que la que evitaba. Si te fijabas en él durante un minuto no era difícil averiguar quién era. Se había complicado la vida envolviéndose la cara y las manos, pero llevaba calcetines blancos y pantalones pesqueros con mocasines. Era su imagen característica. Todo el mundo lo sabía. Además tenía esa forma de moverse, la forma de andar, la forma en que cogía algo de una estantería, eran inequívocamente de Michael Jackson. Todo el planeta sabe cómo se mueve Michael Jackson.

Bill: En un momento, caminando por el casino, una señora de mediana edad se le acerca. Se coloca a su lado, le mira y le dice, "Se quién eres"· El Sr. Jackson dice, “¿Hmmm?” con su tono agudo de voz, actuando como si no supiera de lo que estaba hablando “¿Hmmm?”. Ella le dice “Se quién eres. No engañas a nadie". Luego se fue y le dejó a lo suyo.

Por fin llegamos a la tienda de magia y el Sr. Jackson empezó a mirar las cosas. El encargado de la tienda se acercó dos o tres veces y le preguntó si le podía ayudar con algo, él sólo dijo que no con la cabeza. Realmente no habló nada. Tenían esos kits y trucos de magia. El Sr. Jackson iba cogiendo cosas, mirándolas, jugando con ellas, volviéndolas a dejar. Yo miraba los ojos del encargado, y sabía exactamente lo que estaba pensando si esa hubiera sido mi tienda. Luego le vi coger el teléfono y decir algo en voz baja y colgar rápidamente. Cinco minutos después, entraron dos policías y fueron hacia el encargado. Hablaron un minuto y señalaron al Sr. Jackson. Yo me sacudía la cabeza pensando, 'No, no, no. No por favor. Esto no puede estar pasando.' Uno de los oficiales se acercó al Sr. Jackson. Dijo, "Perdone señor, ¿puede mostrarme su carnet?". "¿Hmmm?". "¿Tiene usted carnet?". La segunda vez que lo dijo, agarró el brazo del Sr. Jackson, demostrando que no se andaba con tonterías. Yo entré en juego y educadamente traté de mediar entre ellos y explicar la situación. Le dije que era el escolta personal de este hombre, un dignatario de alto nivel y que estaba disfrazado para permanecer en el anonimato. Le dije "Este hombre es muy famoso y lo mejor para todos sería que pudiera mantener su identidad en secreto y saliera discretamente de la tienda". El policía dijo, "¿Famoso? ¿Quién demonios es?"


Por entonces ya se estaba empezando a formar un grupo de gente. El encargado tuvo que venir. El otro policía estaba detrás de mi. Yo quería evitar identificar al Sr. Jackson pero vi que la única forma de quitarnos de encima a aquellos policías era ser sincero y ponerlos de mi parte. Me incliné hacia el tipo y le susurré, "Es Michael Jackson". "¿Quién?". "Michael Jackson". "Anda y que os jodan, fuera de aquí". Le dije, "Mire, ya nos vamos". Entonces el policía se giró hacia su compañero y con una voz realmente alta y arrogante, como si yo fuera un capullo dijo, "Hey, este tio dice que es un guardaespaldas y que el tipo de las vendas es Michael Jackson."

Con el rabillo del ojo vi el destello del primer flash. Mierda. Luego escuché como comenzaba el murmullo de voces y se extendía entre la gente: "¿Michael Jackson?" "¡¿Michael Jackson?!" "¡¿Michael Jackson?!"

Le agarré y dije, "Sr. Jackson, por aquí". Le llevé con rapidez hacia la parte de atrás de la tienda, moviendo su cuerpo a través de los pasillos, izquierda, derecha, tan rápido como pude dirigirle. Miré alrededor, encontré la puerta del almacén y nos metimos allí. El encargado nos seguía y le pregunté, "¿Hay alguna otra forma de salir de aquí?". Me señaló una puerta trasera que daba aun pequeño pasillo de servicio que llegaba al parking. Avisé por radio a Javon y le dije que acercara la furgoneta para reunirnos allí.

Se podía escuchar a la gente fuera. Era intenso. Yo estaba realmente tenso, agitado. Como un idiota, el encargado volvió a seguirnos para confirmar que era Michael Jackson. Entonces también le entró la locura. Ahora estaba como, "Hey ¡Michael Jackson está en mi tienda!" Se estaba empezando a convertir en un tumulto de gente. Podíamos escuchar a la gente gritando "¡Mi-chael! ¡Mi-chael! ¡Mi-chael!" Los dos policías se quedaron atrapados intentando controlar a la gente, apechugando con lo que ellos habían provocado.

Yo estaba atrás con el Sr. Jackson. Estaba en alerta máxima. Con el pulso alterado. Mirando a todas partes. Vigilando la puerta, escuchando a la masa de gente, intentando prever qué sería lo siguiente. ¿Tendremos más problemas con la policía? ¿Los paparazzi? Y mientras tanto, el Sr. Jackson estaba tan pancho, como si fuera lo más normal. ¿La locura de la gente gritando su nombre fuera? Como si no existiera. Estaba tan tranquilo dando vueltas por las estanterías del almacén, mirando aquellos trucos de magia. El tío seguía comprando. Cogió una cosa y me la acercó diciendo, "Bill ¿puedes averiguar cuánto cuesta esto?" Quise decirle "¿En serio?" Tenemos a doscientas personas respirando en nuestra nuca, y quieres que me pare a preguntar el precio de un truco de Houdini?" Pero él sólo se encogió de hombros. "Esto es lo que pasa siempre. Deberían dejarnos tranquilos. La gente debería ocuparse de sus asuntos"

Finalmente, Javon me llamó para decir que ya tenía listo el coche. Los dos policías entraron al almacén y nos escoltaron. Cuando estábamos a punto de arrancar, uno de los oficiales se acercó a mi y me dijo "Hey, una cosa más". "¿Si?". "¿Cree que quizá podría ser tan amable de firmarme un autógrafo?". Me giré hacia el Sr. Jackson. "Señor, los oficiales quieren saber si les podría firmar un autógrafo". "Oh, claro" dijo. "Denme un boli".

Los oficiales le dieron sus libretas, les firmó uno a cada uno y nos fuimos. Desaparecimos. Ni siquiera llegó a comprar.


------------------------------------------------------------------------

[Tiempo después en Washington]

Un día, decidió que quería ir a Walmart (supermercado) a hacer algo de compra. Entramos en la tienda, él llevaba puesto un velo y vestido totalmente de negro. Entró primero y yo iba unos metros detrás con ropa normal. Había un guardia de seguridad en la entrada, un señor mayor. El Sr. Jackson entró con el velo y el guardia se quedó observándole al pasar. Le escuché decir, "¿Has visto a ese tipo? Está vestido como si fuera a robar"

Entramos dentro. El Sr. Jackson cogió un carrito y empezó a recorrer los pasillos. Miraba en textil, DVDs, de compras como una persona cualquiera. Estuvimos allí unos veinte minutos cuando escuché una radio y vi a un policía acercándose a nosotros. Aquello fue poco después de nuestro incidente en la tienda de magia de las Vegas, así que inmediatamente pensé para mi, 'Oh, mierda. Ya estamos otra vez'.

El oficial se acercó al Sr. Jackson y le dijo algo. La gente comenzó a pararse a mirar. Me acerqué al policía e intenté intervenir, dando nuestra explicación habitual. Soy de la seguridad privada de un dignatario de alto nivel, etc. Como había ocurrido antes, el policía quería saber de quién se trataba. No quería que se repitiera lo de la tienda de magia. No quería decir que era Michael Jackson, pero el tipo me estaba presionando para que dijera un nombre, era realmente persistente. "¿Quién es?" Tomé una decisión rápida. Le dije, "Es Prince". "¿Quién?". "Prince". "El tipo de Purple Rain?". "Si, señor". "¿Por qué va tan tapado?". "Intenta estar de incógnito". "Oh. Pensábamos que estaba intentando robar aquí". "No, señor. Simplemente estamos de compras". El policía se lo dijo al otro policía y este se lo dijo al encargado, y cuando empezó a circular la identidad, la gente se fue dispersando.

De haber sido Michael Jackson, habría habido un tumulto. Si era Prince, parece que la gente no le importaba. Así es como eran las cosas. Cuando volvimos al coche, el Sr. Jackson dijo, "¿Qué ha ocurrido al final". Le contesté, "Les he dicho que eras Prince". "¿Prince?". "Si". Se rió y dijo "Ahora entiendo porqué se fue la gente".

*Traducido por Xtarlight y Mpenziwe para www.MJHideOut.com
Por favor, no utilices esta traducción en otra web, foro o facebook, en su lugar, pon un link directo a este post. Gracias!
Más extractos...


Un día se acercó a Javon un hombre y le dijo que si quería ganar unos cuantos miles de dólares. Le dijo que sabía para quién trabajaba y quería saber dónde y cuándo iba a salir con los niños. Le dio una tarjeta con su nombre y su teléfono y desapareció. Javon le dio la tarjeta a Bill. Este descubrió que era un paparazzi y ahí acabó todo. Una semana después MJ le preguntó a Javon si había tenido alguna proposición extraña de trabajo... MJ había puesto un cebo y no lo habían mordido. Le dijo que de haber marcado ese teléfono estarían despedidos, pero que lo hicieron bien a excepción de no haberle avisado. Desde entonces confió más en él.

Aunque los guardaespaldas tenían que ocuparse de paparazzis y acosadores, lo que más quería evitar MJ era a managers, abogados y au familia (excepto a Katherine, única familiar que podía aparecer sin avisar y a la que podían abrir las puertas). Bain y John Feldman (asistente de MJ) les dio instrucciones para llamarla a ella ante cualquier intento de la familia de acercarse a él. MJ sabía que Jermaine había usado el juicio para intentar vender un libro sobre la familia y había tenido muchos problemas con Randy tras haber ocupado su lugar en las decisiones de negocios durante el juicio. Desde que supieron que había vuelto intentaron entrar varias veces.

Un día apareció Joe:

- ¿Cómo está, Sr. Jackson?
- Seguro que tú eres uno de esos que le clavan jeringuillas en el brazo a mi hijo.”
- ...
- He venido a ver a Michael
- OK

Bill entró en la casa y le dijo a MJ que estaba escuchando música muy alta

- Señor, ha venido su padre
- ¿Tenía cita? ¿Estaba en el calendario?
- No lo creo, señor
- No, no, no. Estoy trabajando. No me pueden molestar cuando estoy creando. Dile que se vaya y que pida una cita.

Bill salió y le dijo que MJ estaba ocupado y si podía venir al día siguiente y le dio una tarjeta. Joe no la cogió y le dijo:

- ¡No necesito tu maldito número! ¡Si no fuera por mi, ninguno de vosotros tendríais trabajo, bastardos! ¡Yo soy quien empezó toda esta mierda!

Otro día MJ quería ir al cine y el coche de los guardaespaldas fue a preparar el terreno. Entre tanto recibieron una llamada de la seguridad de la casa. Un coche se había colado dentro de la propiedad. Dieron la vuelta a toda velocidad, por el carril contrario para llegar antes. Textualmente volaron. El chef había entrado con su vehículo tras hacer la compra y otro coche que había estado vigilando la puerta se coló detrás mientras se cerraba la verja. En él estaban Randy, Rebbie y Jackie. Fueron amables.

Jackie: Hey, ¿cómo estás? ¿Eres Bill?
Bill: Si, señor.
Jackie: OK, si. Hemos escuchado hablar de ti.
Randy: ¿Eres Fruta?
Bill: ¿Perdón?
Randy: ¿Eres de la Fruta del Islam?
Bill: No, no soy.
Randy: Oh, vale. Bueno, tenemos que hablar con nuestro hermano.
Bill: "Lo siento, pero tendrán que pedir una cita.
Randy: No, tenemos que hablar con él ahora mismo.
Bill: El Sr. Jackson sólo les recibirá si vuelven con una cita.

MJ lo vio todo desde detrás de las cortinas. Al entrar parecía agitado:

- Señor, ¿va todo bien?
- ¿Cómo han llegado hasta mi puerta?
- Lo siento, señor. Voy a chequearlo con el equipo y ver qué ha ocurrido.
- Bill, esto no puede volver a ocurrir.
- Si, señor.
- Nunca. ¿Lo entiendes?
- Lo entiendo.

Luego viene la parte del cumpleaños de Liz Taylor. MJ entraría por la alfombra roja con sus guardaespaldas, ante la prensa. Estuvo dos semanas preparando cada detalle. Hizo volar hasta Las Vegas a su peluquera y a Roberto Cavalli para que le hiciera un traje. Dicen que fue el día que estuvo más feliz. En el momento de salir fue cuando Randy estrelló su coche. Metieron a MJ en la casa y quedó tan abatido por la situación que se le quitaron las ganas. Intentó quedar al día siguiente con Liz pero ya se había ido de la ciudad.

Una semana después, tras un largo día de trabajo de MJ en el estudio del Palms con will.i.am, Bill recibe a medianoche una llamada de Javon. Toda la familia Jackson excepto Randy y Marlon estaba en la puerta. Todos con gorras y gafas de sol. Sale y le dicen "Sabemos que nuestro hermano está enfermo. Queremos asegurarnos que está bien". Les dijo que todo iba bien pero querían verle igualmente.

- Señor, su familia está fuera e insisten en verle
MJ se enfada, seguramente por no poder ocuparme sólo de la situación.
- Han escuchado que usted está mal y quieren saber si está bien.
- Estoy bien, estoy bien. Diles que estoy bien.
- Señor, no se quieren ir hasta que no le vean.
Tras pensarlo un momento...
- Vale, les veré. Pero no los quiero en la casa.
- Puedo llevarles al trailer de seguridad. Puede hablar allí con ellos.
- Bien. Pero sólo hablaré con mis hermanos.
Preguntó si estaba Randy. Le dije que no lo había visto.
- Bien. No quiero ver a Randy

Fui a la puerta y dije:
- El Sr. Jackson quiere ver sólo a sus hermanos.
- ¿Qué pasa conmigo?
No sabía quién era, luego la vi. Janet Jackson.
- Lo siento señora. Ha dicho que sólo los hermanos.
No le hizo ninguna gracia.

Tras 20 minutos MJ se fue a casa sin decir nada y los hermanos se fueron también sin decir nada. Los niños habían estado resfriados hacía unos días. Hablaron con una consulta médica que les atendería tras cerrar la consulta. La recepcionista filtró que MJ había ido al médico por la noche y la familia creyó que pasaba algo raro y querían asegurarse.

Como Paris no mejoraba y MJ no quería ir a urgencias por culpa de las filtraciones de los empleados, pidió que viniera un doctor a casa. El jefe de Bill pensó que su médico de cabecera podría hacer el favor. Se llamaba Conrrad Murray.

:lloratris
Con todo el lío de Xscape dejamos este tema un poco aparcado.

Añado alguna cosa más sobre el libro:

La introducción cuenta cómo Bill Whitfield conoció a MJ. Le asignaron un servicio que consistía en recoger a alguien muy importante del aeropuerto de Las Vegas y llevarlo a casa. No pudo verle la cara al bajar del avión y no supo quién era hasta que no le preguntó a su jefe una vez en la casa. MJ le pidió que entrara, le había elegido porque vio en su currículum que había trabajado para Motown. Le presentó a sus hijos como su nuevo guardaespaldas. Él no sabía nada y salió para hablar con su jefe. Este le dijo que MJ no quería seguir con la gente del NOI. Le preguntó que cuando llegaba el resto del equipo y la gente de MJ. No sabía que MJ estaba solo, con un ayudante y una niñera.

Cuando organizaban las salidas decían que era un "dignatario de alto nivel" para que tuvieran la mayor seguridad pero no avisaran a la prensa. En la primera salida, la gente empezó a saludarle y él casi llora de emoción porque no sabía lo que esperarse.

El día de nochevieja, el jefe de Bill contrató a su primo Javon como segundo guardaespaldas. MJ fue con los niños a ver el show de David Copperfield y entraron al backstage con él para que conociera a los niños.

MJ estaba obsesionado con la seguridad y gastaba en ello todo lo que le pedían (cámaras, detectores de presencia, etc...) se hicieron con un detector de micrófonos ocultos porque MJ había sido grabado sobre el juicio con Mark Geragos y no quería que volviera a ocurrir. Una vez se fijó en que uno de los coches llevaba una cámara de seguridad e hizo que le enviaran los coches que tenía en Neverland. Las tres furgonetas con las que iba al juicio, un Bentley y un Rolls Royce. Estos últimos no le gustaban porque decía que se estropeaban mucho y que una vez el Rolls le dejó tirado yendo con Liz Taylor. Casi siempre quería música clásica en el coche. Luego enviaron un trailer de seguridad desde Neverland para los guardaespaldas.

Habían colocado botones del pánico cuya alarma sonaría en el trailer. Una mañana sonó y Bill salió corriendo hacia la casa, entró en la cocina apuntando con su arma y se encontró a MJ, Prince y Paris desayunando. Faltaba Blanket que se había puesto a jugar por el salón y había pulsado el botón. Blanket preguntó "Bill, ¿es una pistola de verdad?" Más tarde Michael reprendió a Bill por haber entrado con el arma. No quería que los niños las vieran, pero sí que fueran armados. MJ recibía todo tipo de amenazas y estaban siempre preparados para lo peor. MJ dormía poco y era paranoico, a altas horas de la madrugada revisaba que las puertas estuvieran bien cerradas. A veces salía para comprobar que seguían en el trailer de seguridad. Una noche apareció en la puerta del trailer con los tres niños en pijama porque creía que había alguien intentando entrar a su dormitorio por el balcón. Resultó ser una paloma con el ala rota que intentaba aletear en el balcón. Tras tranquilizar a MJ, su siguiente preocupación fue saber si la paloma estaba bien, sólo esperaba que no la hubiera matado.

Otra noche llamó Raymone Bain y dijo que había que sacar a la familia de la casa rápidamente. Al entrar vieron a MJ y los niños con las luces apagadas haciendo las maletas y muy nerviosos. Chequearon la casa y no había nadie, pero MJ estaba en pánico. Fueron a un hotel y por la mañana MJ estaba furioso diciendo que no debería abandonar nunca su casa por culpa de nadie. Bain había recibido una amenaza de un ex-miembro de la seguridad de Neverland al que debían dinero. Al regresar del hotel fue cuando Blanket preguntó cuándo volverían a Neverland.

Durante un tiempo un coche con una chica comenzó a aparecer todos los días por la casa y aparcar cerca. Un día salieron a hablar con ella y les dijo que MJ la conocía. Un día salieron con MJ y efectivamente él la reconoció y pidió que pararan para hablar con ella. En enero MJ dijo en una entrevista que había vuelto a USA y todos los días había varios coches de fans en su calle que le saludaban al entrar y salir. Como era una zona residencial muy cara (dueños de empresas, jugadores de la NBA), los vecinos comenzaron a quejarse de la presencia de los fans y la policía los dispersaba casi a diario. Un día MJ vio a la policía y dijo “No quiero que molesten a mis fans. Necesito que hables con la policía y les digas que pueden estar aquí mientras estén en mi parte de la propiedad.” Los vecinos siguieron quejándose y la policía siguió viniendo. Un día MJ dijo que hablaría con su abogado. No saben qué hilos se movieron pero la policía no volvió y los fans se quedaron. Pasaron los peores meses de invierno y los peores de verano. A veces MJ les pedía salir a comprarles bebidas y comida para soportar el calor. Incluso que les sacaran las sillas del mobiliario de la piscina. Siempre que salía les saludaba y firmaba autógrafos. Si se ponían pesados, Bill salía y les apartaba del coche, pero MJ decía “Bill, se amable con mis fans. No van a dejar que me pase nada malo. Son inofensivos.”

Al principio no entendían la relación de MJ con los fans. Jamás habían visto a nadie famoso tener una relación tan directa con ellos, personalmente. Recordaba dónde los había visto antes, cuántos años hacía que le seguían, de qué países eran. “A ese de ahí, le recuerdo de Alemania”.

Iré añadiendo alguna otra cosilla estos días :)
Más madera!

MJ no tenía buen rollo con Raymone Bain. La primera vez que fue a Las Vegas lo hizo conduciendo su coche desde la otra punta del país porque llevaba dinero para MJ y en un aeropuerto habría tenido que contestar a muchas preguntas. El asistente de MJ salió a por el maletín y volvió a la casa, pero nadie la invitó a entrar y se volvió a Washington. MJ no hablaba mucho con ella. Ella le enviaba agendas de lo que tenía que hacer, con quién tenía que hablar, etc... a veces lo hacía todo, otras decía que Bain tenía algún motivo extra para mandarle hacer algo y no lo cumplía. Feldman se ocupaba de torear a Bain para que no supiera lo que hacía MJ, que no quería que ella le controlara. Bain se intentaba ganar a los guardaespaldas para sacarles información sobre los asuntos de MJ, pero él les dejó bien claro que si tenía algo que decirle a Bain lo haría el mismo. Si ellos la informaban, los despediría. Esto dejaba en mal lugar a los guardaespaldas, ya que seguían las ordenes de MJ pero Bain era la que firmaba sus cheques.

No había una estructura clara de mando. Bain les pagaba, pero ellos reportaban a Feldman y él le ocultaba cosas a Bain. Grace era la niñera, pero también se ocupaba de decisiones de negocios y era intocable en la casa. Feldman y ella tampoco se llevaban bien. Si Grace decía que MJ quería algo, Feldman decía que no se fiaba y que lo comprobaría con MJ. En ocasiones Grace, que hacía la compra, traía vino tinto para MJ. Feldman, que no bebía ni fumaba, lo escondía en el trailer de seguridad. Grace se enteró y se enfadó con él, pero él dijo que el vino era veneno y que Grace estaba envenenando a MJ con él. Feldman dormía en un hotel cercano a la casa pero quería estar al tanto de todas las entradas y salidas. Era muy posesivo con MJ, como un padre.

Grace vivía en un apartamento carísimo en las Turnberry Towers y Bain tenía otro allí sin que MJ lo supiera. Cuando les pedía que fueran a recogerla a su hotel, iban al apartamento. Grace le dijo que en Neverland todo funcionaba como un reloj. Como una gran empresa en la que todo el mundo hacía lo que tenía que hacer y todos sabían que el jefe era Michael. Tras el juicio MJ ya no tenía fuerzas para seguir y tras ver cómo dejó la policía Neverland, quedó totalmente destruido como persona.

Un día un paparazzi consiguió hacer fotos de sus hijos cuando salían de un show de Lance Burton. Los guardaespaldas le persiguieron y le quitaron la cámara. El paparazzi denunció a toda la organización por robo y lesiones. Dicen que se quedaron con la cámara pero que no le tocaron. Para entonces MJ estaba en Japón y temieron que fuera detenido por robo al pisar suelo americano. Feldman dijo que había destruido la cámara y tuvieron que llegar a un acuerdo económico con el fotógrafo. MJ despidió a Feldman.
Pongo algunos fragmentos sobre el tema:

Parecía que no tenía ningún interés en trabajar o en los negocios en general, pero todavía adoraba crear, hacer música. Había un tipo llamado Brad Buxer. Era productor e ingeniero. Trabajó en Dangerous y HIStory con el Sr. Jackson. Una vez preparamos el estudio (que nos había encargado montar en su casa), Brad solía venir a Las Vegas de cuando en cuando y quedarse unos días en un hotel cercano. Solía venir a la casa, traer algunos instrumentos y ambos se ponían a hacer música juntos. Cuando Brad comenzó a venir comenzó a sonar más música en la casa y el Sr. Jackson pareció rejuvenecer y llenarse de energía. Estuvieron trabajando en canciones que yo no había escuchado antes. Hubo varias reuniones con distintos artistas y productores. Algunos que trabajaban en remixes de Thriller 25. Will.i.am de los the Black Eyed Peas trabajaba en varios temas de esos temas. Hubo reuniones con Babyface, y se sentó un par de veces con Akon. Él también hacía uno de los temas de Thriller, y colaboraban en un tema juntos titulado “Hold My Hand.” Escuchamos al Sr. Jackson ensayando mucho en las primeras demos de esa canción. Muchas de esas reuniones tuvieron lugar en el Palms. (...)

Excepto por Brad, el Sr. Jackson no trabajó mucho tiempo aquellos días cara a cara. Se reunían un par de horas, colaboraban, luego se iban a trabajar en ideas y conceptos por su cuenta. Hablaban y le ponían las pistas por teléfono. A veces me enviaban a mi las canciones por correo electrónico. Yo las grababa en un CD y se lo daba al Sr. Jackson, y él las escuchaba en el coche. Nada de aquello estaba muy organizado.

Siempre hablaba de unir todas aquellas piezas para un gran disco de regreso, pero como tantas otras cosas de su mundo, nunca llegó a materializarse. Durante la mayor parte del tiempo, componía y creaba música sólo por el placer de hacerlo.

También le visitaban coreógrafos en casa regularmente. Estaban durante horas con él en el estudio, aunque no hubiera ningún concierto a la vista. Era por placer, por amor al arte.

___________________


Pusimos una lámpara en una de las ventanas de su dormitorio, y si la luz estaba encendida, significaba que estaba despierto y podría necesitarnos para algo. Cuando se apagaba la luz significaba que todo iba bien y se había acostado. Cuando no podía dormir, le escuchábamos en el estudio. Por la forma en que estaba montado, podíamos ver las ventanas del estudio desde el trailer de seguridad. Podían ser las tres y media de la madrugada, noche cerrada, todo el vecindario en silencio. Se encendía la luz. Durante un momento no es escuchaba nada. Allí tenía una TV, quizá estaba viendo vídeos o algo. Luego, unos quince minutos más tarde, escuchabas una línea de bajo. Le escuchabas ajustando el volumen, el tempo. Escuchabas sus pies moviéndose y luego aquella voz, la voz que había vendido millones de discos. Salía de él como brotando. Precioso. Increíble. Me ponía la piel de gallina. ¿Cómo no iba a ponerte los pelos de punta escuchar así a Michael Jackson? En la tranquilidad de la noche, sentado allí y escuchándolo sólo, sin nadie alrededor. Nunca llegamos a acostumbrarnos. Siempre era increíble, no importa cuántas veces lo escuchásemos.

Nos íbamos dando cuenta de pequeños detalles sobre cómo trabajaba su mente. Llevábamos música en el coche, una sinfonía clásica o algo, y él se quedaba bloqueado en un sonido que escuchaba de fondo, algún instrumento o un tono, y nos pedía que rebobináramos y lo escucháramos de nuevo. Lo volvía a poner, "¿Escucháis eso, chicos?" Lo ponía una y otra vez, "Justo ahí. Ese timbal, justo ahí, ¿lo escucháis?" No escuchábamos nada. Había sonidos en la música que él escuchaba y con los que se obsesionaba, cosas que nosotros ni siquiera podíamos identificar.

Era como si tuviera una banda sonora en su cabeza funcionando siempre. Íbamos en el coche y comenzaba a tararear una melodía o hacer precusión con la boca. En los días siguientes, le escuchabas trabajar aquello que tenía en la cabeza. Sin palabras, sólo con sonidos. Como si lo hiciera inconscientemente, simplemente ocurría. Nos decía que, a veces, le llegaban a la mente canciones completas, la melodía, la letra, y cada parte instrumental. Entonces no podía sacar ese ritmo de su cabeza hasta que la terminaba. Le absorbía completamente. Entonces era cuando le escuchábamos hasta la madrugada en el estudio.

Bill:
¿Escucharlo allí? Era algo que querías contarle al mundo, especialmente cuando era música que nadie había escuchado antes. A veces ponía sus viejas canciones y simplemente las bailaba. Otras veces trabajaba en un nuevo tema o una nueva melodía. Te daban ganas de coger el teléfono y llamar a alguien y decir, "Tío, estoy escuchando cantar a Michael Jackson ahora mismo". Pero no podías.

Javon:
Solía subir el volumen. Alto hasta el punto que te preguntabas si no iba a despertar a los niños. Podías asegurar que estaba echando toda su rabia, frustración y energía a través de sus pasos de baile y su música. A veces estaba toda la noche. Yo hacía el último turno hasta la madrugada, y él tenía la luz de su habitación encendida hasta el amanecer. Yo pensaba, "¿Cuándo dormirá?" Yo trabajaba todas esas horas y estaba cansado como un perro, y él estaba totalmente desvelado.

___________________


(...) Cuando volamos a Virginia, se habló de montar un estudio de grabación en el Goodstone Inn y llevar a will.i.am y algunos de los tipos que hacían temas para Thriller 25. Aquello todavía coleaba. Pero como tantos otros proyectos y acuerdos, no iba a ninguna parte. Él no quiso trabajar en música mientras estuvo allí. Lo que quería realmente era hacer, y por lo único que tenía interés, era las películas. Quería hacer cine.

___________________

Sony le había dicho que se metiera en el estudio con algunos de esos jóvenes artistas e hiciera esos remixes para renovarse y volver a estar de moda. Pero no lo hacía con entusiasmo. Se notaba. Por eso estaba tan de bajón en aquellas sesiones de última hora en el Palms. Se ponía y lo debaja, y los remixes seguían tardando más y más en acabarse. En todo el mes que estuvimos en el Palms, el Sr. Jackson basicamente no salió del hotel porque estuvo trabajando con will.i.am en el estudio todo el tiempo.


*Traducido por Xtarlight y Mpenziwe para www.MJHideOut.com
Por favor, no utilices esta traducción en otra web, foro o facebook, en su lugar, pon un link directo a este post. Gracias!
Yo alucine leyendo esa parte:

Nunca olvidaré aquella vez que íbamos en el coche. Normalmente escuchábamos música clásica mientras conducíamos, pero esa vez llevaba la radio en una emisora de R&B y sonó "My Prerogative" de Bobby Brown. Cuando acabó la canción, el Sr. Jackson dijo, "Bill, ¿puedes volver a a ponerla?"

Le die, "Lo siento, señor. No era un CD. Era la radio. Entonces me pidió que fuera a conseguirle una copia del álbum. Fui a Best Buy, compré el disco y a lo largo de los días siguientes, me pidió ponerle la canción una y otra vez, todo el día. "My Prerogative" de Bobby Brown fue lo único que me pidió escuchar Michael Jackson en el coche aparte de la música clásica. Dijo que quería grabarla, que formara parte de su regreso. La ponía una y otra vez y otra vez más, cantándola hasta que memorizó cada una de las palabras.

"Everybody's talkin all this stuff about me
Why don't they just let me live?
I don't need permission
Make my own decisions
That's my prerogative"

["Todo el mundo está hablando de todo sobre mi
¿Porqué no me dejan vivir?
No necesito pedir permiso
Tomo mis propias decisiones
Esa es mi prerrogativa"]


Estaba en el asiento trasero cantando aquellas frases, y cantaba aquella mierda con convicción. Es MI prerrogativa. Hago lo que me sale de los cojones.

Todavía hoy llevo esa canción en mi iPhone. La escucho de vez en cuando. Pero no la escucho tal y como la canta Bobby Brown. La escucho tal y como la solía cantar Michael Jackson. 'Dejadme en paz. Yo gané ese dinero, no vosotros'.


*Traducido por Xtarlight y Mpenziwe para www.MJHideOut.com
Por favor, no utilices esta traducción en otra web, en su lugar, pon un link directo a este post. Gracias!
Traduzco algunas partes sobre ellas.

Bill:
Michael Amir no fue el único visitante que tuvo en Virginia. Hubo otras dos personas que vinieron a verle, y fueron una completa sorpresa para nosotros. A las dos semanas de estar allí, se acercó a mi y me dijo que venía una amiga de visita.

Le pregunté, “¿Es alguien a la que tengo que impedir el acceso?”
Me dijo, “No, no, está bien.”
Durante los dos días siguientes, siempre que hablábamos en referencia a esta persona, siempre se refirió a ella como “Amiga”.

Javon: Bill me dijo que teníamos que ir al aeropuerto y recoger a alguien. “¿Quién es?” Le pregunté. “Una mujer llamada Amiga.”
“¿Amiga? ¿Así se llama?”
“Es todo lo que me ha dicho el Sr. Jackson.”

Me di cuenta enseguida de que era una situación inusual. Lo normal, siempre que alguien venía de visita, era que la Sra. Raymone planeara el itinerario y nos diera instrucciones. El Sr. Jackson no estaba involucrado. Esta vez, él nos dio la información del vuelo y nos dijo a qué hotel debíamos llevarla y esas cosas. Se suponía que nadie más debía saberlo.

Bill: La recogimos en Dulles. Tenía mi número y me llamó desde la terminal para decirme dónde debía recogerla. Tenía acento de Europa del Este, quizá de Alemania. (...)

Javon:
Estaba buenísima. Tenía el pelo rizado y oscuro cayéndole ligeramente sobre la cara. Pequeñita, como de 1,63 de altura. Cuerpo bonito. Realmente esbelta. Apenas habló, era muy tranquila. Nos presentamos y no dijo ni dos palabras. De camino desde el aeropuerto llamó con su teléfono al Sr. Jackson y dijo, "Estoy aquí. Los chicos me están llevando al hotel". Fue otra señal de que ella era importante. Él sólo llevaba dos semanas con ese número en el nuevo iPhone. Nadie lo tenía todavía, así que el hecho de que ella lo tuviera me hizo pensar que eran muy cercanos. Se alojó en un hotel de Chantilly, un Hampton Inn, a unos 45 minutos de donde estábamos en Middleburg. Hicimos el check-in y avisamos al Sr. Jackson. Bill y yo nos preguntamos porqué se quedaría en un hotel. El Sr. Jackson nos había llevar a la casa a sus invitados, pero no esta vez.

Bill:
Me pareció todo un poco raro. Se quedó sola en el hotel. Estuvo en la ciudad al menos un par de días antes de que el Sr. Jackson fuese a verla. Yo le llevé a esas pequeñas citas. Una noche, cuando los niños se habían ido a la cama, Javon se quedaba a echarles un ojo mientras yo llevaba al Sr. Jackson al Hampton Inn. Nos colamos por la salida de emergencia. Le escolté hasta su habitación, luego esperé fuera a su llamada. La primera vez que fuimos, estuvo allí unas cuatro horas. Nunca se quedó a pasar la noche. Siempre estaba de vuelta en casa para cuando los niños se despertaban para desayunar.
Y tampoco llevó a esta mujer junto a sus hijos. Volvimos a la noche siguiente y un par de veces más después. Una noche, compré un reproductor de DVD y le ayudé a instalarlo, dijo que querían ver algunas películas. Estuvo en la ciudad como una semana.

Javon:
Amiga fue la primera en visitarle. Flor vino después. A los pocos días de irse Amiga, el Sr. Jackson vino a vernos de nuevo. Lo mismo. Los detalles del viaje eran secretos y nunca usó su verdadero nombre. Se quedó en el Red Fox Inn, en Middleburg, más cerca de donde estábamos. Amiga era guapa. De verdad que lo era. Flor estaba bien. Era rubia y pecosa. Había algo más exótico en Amiga. Flor era más normal.

Bill:
Flor también vivía fuera de USA, pero no tenía acento. Ambas tenían el pelo rizado. Sabía que le gustaban las mujeres con pelo rizado. En la casa de Las Vegas había una fan con el pelo rizado y él siempre comentaba lo guapa que era. Me imaginé que era lo que le gustaba. No tuve la impresión de que se preocupara tanto por Flor como por Amiga. Cuando Amiga vino a la ciudad, fue más sonado. Nos envió a comprarle bonitos regalos, incluso algo grabado para ella de Tiffany’s. Se cogían de la mano, se sentaban muy juntos en el coche, se abrazaban y besaban. Había más flirteo, más intimidad entre ellos.

Para Flor no hicimos ni planeamos nada. Él sólo fue a verla al Red Fox Inn. Ella también era más agresiva con él. Obviamente ella quería más de él que lo que él se sentía cómodo de ofrecer. La escuché decir cosas como, “Hagámonos una foto juntos” Y él decía, “No creo que sea una buena idea.” Ella le presionaba y él no le prestaba mucha atención. Flor sólo vino una vez, y luego no volvió a verla. Amiga voló de nuevo para otra visita un par de semanas después.

Javon:
Cuando vino Amiga, una noche el Sr. Jackson dijo que quería llevarla con él al D.C. Quería que viera el Lincoln Memorial y algunos sitios turísticos. Ya teníamos el coche preparado. Fue alrededor de medianoche. Grace se quedó con los niños, y Bill y yo llevamos al Sr. Jackson y recogimos a Amiga de su hotel y llegamos a la ciudad. Mientras conducíamos, ellos iban atrás, hablando y susurrando. La cortinilla estaba cerrada y llevábamos la radio alta para darles privacidad. Aparcamos a una manzana y media del Monumento a Washington. Desde allí, saldríamos e iríamos caminando. Cuando llegamos, bajé la radio para decirle al Sr. Jackson que habíamos llegado, y todo lo que escuché eran labios besándose tras la cortinilla. Sabía exactamente cómo sonaba aquello. Estaban haciendo cosas allí atrás. No quería interrumpirles, pero tosí un poco y dije, “Uh, ¿Sr. Jackson? Sr. Jackson, hemos llegado.”
“Oh! OK, genial. Salgamos.”

Bill:
Antes de salir del coche, el Sr. Jackson me preguntó si pensaba que era seguro. Miré alrededor. Era tarde. No había mucha gente fuera. No parecía que nos hubieran seguido. Me pareció que no había problema. Se puso un pañuelo alrededor de la cabeza. Estaba cubierto, pero no parecía que se estuviese ocultando. Caminamos hacia el Lincoln Memorial. Bajo la oscuridad de las sombras de los árboles podían caminar sin ser molestados. Pasearon por allí, charlaron, fueron a ver los sitios típicos. Incluso de noche, los monumentos están iluminados. Ella hizo algunas fotos. Se podría asegurar que habían hablado antes de que no se harían fotos a ellos mismos, sólo a los monumentos.

Tras aquello, el Sr. Jackson dijo que quería ver el Vietnam Veterans Memorial. Caminamos hasta allí y se acercaron al muro. Estuvieron hablando y leyendo varios de los nombres, y él decía “Es una vergüenza, una vergüenza. Es ridículo. Todos estos niños inocentes muriendo.” Le preguntó si conocía la canción “What’s Going On” de Marvin Gaye. A ella no le debió parecer muy familiar. Él le cantó unas líneas mientras caminaban: “War is not the answer, for only love can conquer hate.”

Del Vietnam Memorial regresamos al coche. El Sr. Jackson quería que siguiéramos conduciendo para ver más sitios, que la lleváramos a ver la Casa Blanca. Ya no se puede conducir directamente delante de la Casa Blanca, pero pasamos por un lateral, mirando por la valla por donde se entra, dimos una vuelta por Lafayette Park, y les llevamos por toda la zona.

Ya era realmente tarde. El Sr. Jackson estaba preparado para regresar a casa. Estábamos a punto de volver para coger al autopista cuando, de repente, escuchamos una sirena y vimos unas luces azules tras nosotros. Javon se apartó a un lado, esperando que aquel coche nos adelantara, pero se quedó detrás de nosotros. Luego llegó otro coche hacia nosotros y se colocó delante del nuestro bloqueando el paso.

Miré por el retrovisor y vi a un tipo saliendo del coche. Iba vestido con ropa militar: botas, armas automáticas, chaleco anti-balas. Otro tipo se quedó parado junto al vehículo y un tercero se puso delante de nosotros. Habían tomado posiciones estratégicas alrededor de nuestro coche. No eran policías. Pertenecían al Servicio Secreto. Era algo tipo acción anti-terrorista. No sabía lo que querrían de nosotros, pero me puse nervioso. El Sr. Jackson y Amiga estaban tras la cortinilla. Javon estaba sentado en el asiento del conductor, diciendo, "Bill, tienes que ocuparte de esto. Tío, tienes que ocuparte de esto"

Bajé la ventanilla. Uno de los agentes se acercó a mi parte del coche. Le dije, "Buenas noches, oficial". Me dijo "Buenas noches. La razón por la que les hemos parado es porque llevan matrículas de Nevada y hemos encontrado sospechoso que un Suburban negro con cristales tintados y matrícula de nevada esté dando vueltas a la Casa Blanca a estas horas de la noche".

"Estamos viendo los monumentos."
"Ya, ya. También he comprobado sus matrículas cuando les hemos parado. ¿Sabe usted a nombre de quién está registrado el vehículo?"
"Si, lo se".
"El ordenador me dice que está registrado a nombre de... ¿Michael Jackson?”
"Si, señor."
"¿En Neverland Ranch?"
"Si, señor."
"Bueno, ¿de qué va todo esto?"

Javon intervino y dijo, "Nos ocupamos de la seguridad de un alto dignatario"

Pero yo ya sabía que aquellos tipos no se iban a tragar eso. El agente miró a Javon, mi miró a mi y dijo, "¿Puedo ver sus papeles del seguro y el registro, por favor?"
"Si, señor."

Lo saqué de la guantera y se lo di. Me preguntó que quién iba tras la cortinilla. "Mi cliente está atrás"
"¿Quién es su cliente?"
Hice una pausa. "¿Puede salir del vehículo, señor?"
"Claro".
Me bajé y le expliqué toda la situación, de la A a la Z, quién iba detrás, que estába aquí de vacaciones. Me dijo "Me está usted diciendo que Michael Jackson está en el asiento de atrás de este coche?"
"Si, señor."
Se alejó un momento y habló un momento con otro agente.
Me quedé allí, de pie junto a la carretera, pensando en cómo esto podría acabar mal, esa mujer en el asiento de atrás de la que nadie en el mundo conocía su existencia. No me daba buena espina. El agente volvió, me devolvió los papeles y me hizo un gesto para que entrara en el coche. El otro tipo debió decirle algo. Parecía que nos iban a dejar ir. Me subí al coche y nada más sentarme, me hizo un gesto para que no me moviera. "Una cosa más" me dijo.
"Si, señor."
"¿Cree que le importaría firmarnos un autógrafo?"
"Déjeme ver". Moví un poco la cortinilla. "Sr. Jackson, estos caballeros quieren saber si le importaría firmarles un autógrafo?"
"Oh, claro” dijo. "Dadme un bolígrafo.”
El agente me dio un boli y arrancó un papel de su libreta. El Sr. Jackson abrió la cortina y cogió el papel y el boli. El tipo estaba totalmente alucinado. El Sr. Jackson firmó el papel y se lo dio al tipo. El otro agente corrió diciendo, "Guau, guau. ¿Puedo tener otro yo?" La ventanilla tintada volvió a bajar. El Sr. Jackson dijo hola al otro chico y firmó otro autógrafo para él. Nos dieron las gracias y las buenas noches, y mientras se iban, el segundo agente se volvió al primero y dijo, "Joder, tío. Acabamos de conocer a Michael Jackson. Esto es mejor que conocer al Presidente".

*Traducido por Xtarlight y Mpenziwe para www.MJHideOut.com
Por favor, no utilices esta traducción en otra web, foro o facebook, en su lugar, pon un link directo a este post. Gracias!
 
Última edición:

malagaaunike

HideOuter ¡Invincible!


Michael Jackson no era un artista ordinario. Desde el comienzo estaba destinado a hacer grandes cosas. Del autor de "Michael Jackson For The Record", Chris Cadman nos ofrece "Maestro", la definitiva obra de la A a la Z que nos guiará por la música, las actuaciones en TV, las giras, premios, eventos, productores, directores y la gente que formó parte de su vida. Además tendrá entrevistas poco conocidas, discursos, citas de TV, radio y revistas así como proyectos cinematográficos que consideró durante su vida.

Estará disponible en dos volúmenes. El primero saldrá a la venta en febrero de 2013.
UP

Solo pasando para decir que el libro ya esta a venta
PURCHASE

la versión e-book también

michaeljackson#SAMPLE Bookshop - Authors Online … Available as an ebook £11.99

https://twitter.com/MJJ_Archives/status/422760169349447680

muy bueno!!
^UPDATE^

Chris Cadman ha confirmado que el volumen 2 de "Michael Jackson The Maestro" se publicará en enero de 2015 bajo el título "The Definitive A-Z of his life and times Volume II: K-Z "

----------
 
Arriba