• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Música: Canciones que os provoquen estupor, temor o, simplemente, malas vibraciones

Muy buenas,

Planteo este post con un propósito muy elemental: haceros partícipes de aquellas canciones, tanto del panorama musical presente como pretérito en el tiempo, que, por lo general, desde el momento de vuestra primera escucha, os hayan/hubieran concitado angustia, temor, o, simplemente, vibraciones negativas.

Yo, a título personal, voy a comenzar la ronda, si me lo permiten, emitiendo una pista de cabecera perteneciente a un programa de televisión, emitido en España en las franjas intempestivas próximas a la medianoche, allá por la década de los años noventa.

La composición de la misma corrió a cargo del ex-componente del grupo Mecano, Nacho Cano, y debo confesarles que formó parte, de manera justificada e irracional, o no, de mis pesadillas más tuguriosas, en plena infancia. He aquí la susodicha muestra:

https://www.youtube.com/watch?v=MVxDpmCRjXI

Ya les iré revelando, en lo sucesivo, temas de análoga índole, en lo que respecta a la temática objeto de esta sección.

Y para vosotros, ¿cuáles ocuparían dicho lugar, en vuestra singular escala de valores?


Un saludo, y a la expectativa de vuestras respuestas.
 
:eek:¡Muerta me quedao, no tenía ni prostituta idea, xp! de que la cortinilla del espacio de TVE Cine Club (míticos ambos para l*s que somos de una generación al menos) es de no otro que Nacho Cano!


A mí, y ya yendo al asunto del post, me producía sensación de sosiego y predisposición atenta-que me genera la misma sintonía-a visionar la peli de turno que pusieran.



Ya que estamos con cortinillas, sintonías de programas aqui dejo una que-apartándome de la sensación que propones en este post, sorry-me produce por contra una sensación de ensoñación sublime, me refiero a la versión espectacular que hizo Iso Tomita sobre el Arabesque de Debussy para la del gran programa infantil Planeta Imaginario, ¡inolvidable de nuevo para l*s de mi quinta!:


https://www.youtube.com/watch?v=SCzDGFbS5SI
 
¡Y volviendo al cine, esta cortinilla que preludiaba la película de los sábados por la noche del primer canal de TVE!
En este caso la relaciono con lo que acabo d referir-común a la de Cine Club-expectación por ver la película y desde luego un total aroma a banda sonora.



https://youtu.be/BH3oKcptNvs
 
Ya que estamos con cortinillas, sintonías de programas aqui dejo una que-apartándome de la sensación que propones en este post, sorry-me produce por contra una sensación de ensoñación sublime, me refiero a la versión espectacular que hizo Iso Tomita sobre el Arabesque de Debussy para la del gran programa infantil Planeta Imaginario, ¡inolvidable de nuevo para l*s de mi quinta!:

https://www.youtube.com/watch?v=SCzDGFbS5SI
Muy excelsa versión, la cual reflejaba una manera de producir televisión artesanal, fundada en la emotividad y el sentimiento de hacerle evocar al espectador sentimientos que emergieran a flor de piel en lo recóndito e íntimo de sus entrañas, abriendo los surcos de su imaginación, hoy lamentablemente muy distante del modus operandi en el sector audiovisual, víctima de la estandarización del management aplicada a todo sector de producción, centrado únicamente en la contención de los costes, y, como en el supuesto que nos ocupa, en el ámbito de la telecomunicación, la escasez de formatos innovadores y la importación de tendencias ya asentadas en otras latitudes, como en Estados Unidos, de una manera preferente. O, desde los noventa, de los Países Bajos, con la productora Gestmusic Endemol como principal surtidora de excrecencias que harían las delicias del magno elenco de atrocidades de nuestra innumerable fauna catódica patria que han poblado nuestro paisanaje desde entonces, y que amenazan con proseguir amenizando a los espectadores con la singular travesía por el desierto de la mediocridad en que se ha instalado este fascinante -y a la par, perturbador- medio de des-información, modelador de conductas, creencias y opiniones.

Ciñéndome de nuevo al post de referencia, voy a esbozaros otra cabecera que a mí, en particular, me infundía un cierto grado de estremecimiento, máxime a resultas del contenido del que se dotaba como espacio, y de la sensacionalidad que acarreaba, en cuanto a polémica y controversia, al abordar asuntos vinculados a la sempiternamente masiva, en seguimiento en nuestro país, en los últimos siglos, crónica negra:

https://www.youtube.com/watch?v=j3oDLh-NMrA

Y, por último, la entrada de una serie de animación de nuestro país, poco recordada por nuestros contemporáneos y condenada a un relativo grado de ostracismo -en contraposición con otras coetáneas de su tiempo-, pero sí fielmente presente en el inconsciente de quienes osaron presenciarla, como servidor. Una obra que procuró, con mayor o menor fortuna y/o desventura, imbuir de una toma de consideración marcadamente animalista a la audiencia conformada por los infantes de esa etapa histórica, quienes, un buen día, al cumplir la mayoría de edad, muchos años más tarde, terminarían asumiendo responsabilidades en toda laya de esferas en lo político, económico y sociocultural, siendo deudores de dicha sensibilidad. Si los responsables de la producción vieron colmada satisfactoriamente, o no, con el devenir del tiempo, su pretensión inicial, queda sujeta a consideración del público.

Más que por el desasosigo producto del rechazo directo hacia la misma que a mí me embargaba, ello era debido a que caracterizaba a la perfección la persecución de la que hacía alarde, por sus captores, del insigne y más insospechado protagonista de las andanzas que se glosaban en su relato, haciéndote sentir cómplice del daño infligido a la inerme y desprotegida criatura de turno. Y, en lógica consecuencia, a mí no me sacudía sino el afán más vehemente y sincero de que le dejaran en paz y, por ende, viera garantizada su subsistencia en un hábitat tan inhóspito como aquel en que se hallaba preso, plagado de elementos hostiles:

https://www.youtube.com/watch?v=z0d4_lNWQWw
 
Última edición:
Del compositor italoamericano Angelo Badalamenti, la banda sonora de cabecera de una producción televisiva que, para bien o para mal, redefinió desde su advenimiento en la pequeña pantalla, a comienzos de la década de los años noventa, el paradigma de enfoque del medio, alumbrando al amparo de su cobijo la proliferación de futuros proyectos que, de una forma u otra y con mayor o menor fortuna y buen o mal tino y gracejo, se imbuyeron de su singular filosofía, en la caracterización de personajes, subtramas y entornos colectivos.

https://www.youtube.com/watch?v=pXrjMaVoTy0


Y de su creador, David Lynch, sí, este cortometraje, recientemente debatido y reanalizado en el foro, en la sección de 'Opinión y debate' -aunque, propiamente como tal, no pueda ser conceptuado como tema musical, sí puede afirmarse que sirvió de soporte publicitario a un producto directamente relacionado con la categoría que aquí nos ocupa, aun de manera indirecta-:

https://www.youtube.com/watch?v=nYfESY0ULiU


Por no hablar de la siguiente secuencia de factura incalificable e impagable, muy recurrente en la trayectoria fílmica de Lynch, perteneciente a la primera obra comentada por mi parte. Por cierto, magistral y convincente labor escénica protagonizada por el actor Ray Wise, embutido en la piel de uno de los personajes más tormentosos, en lo emocional, que como cinéfilo pueda yo evocar, desde que preservo uso de razón:

https://www.youtube.com/watch?v=ohV3_9mgNGY
 
Última edición:
O sea que el mismísimo comienzo del tema Dangerous te produce temor, estupor; lo puedo entender en tanto que semeja el sonido ominoso de una maquinaria industrial en crescendo que se aproxima como surjiendo de lo mas hondo de un pozo profundo de incluso la mismas entrañas de La Tierra; pero a mí-seguramente porque lo asocio de manera indefectible al disco Dangerous, como su teaser que es- me produce ante todo y mas que nada: anticipación, expectación de que algo grande se acerca.
 
Última edición:
La siguiente pista musical personifica a la perfección, en mi opinión, el denominado Estado profundo, esto es, la interconexión de fuerzas múltiples que operan en las cloacas del sistema (en muchas ocasiones, al margen del ordenamiento jurídico y constitucional), amparados en la absolutoria "razón de Estado" que históricamente siempre han invocado como máxima, como pretexto legitimador de todo tipo de atropellos a los derechos humanos y libertades públicas.

https://www.youtube.com/watch?v=n1SbYeD1ZyM


O una banda sonora clásica, la cual, aun tornándose tópica su citación, no debiera ser omitida para la ocasión.

https://www.youtube.com/watch?v=FN6jIvKiYOs
 
Siguiente estación: música brasileña. Y la particular concepción que del funk (sí, funk, así la catalogaban los críticos discográficos del país paulista) portaban sus apologistas en la década de los 90. El vídeo, a mí, al menos, me estremece con tanta avidez como en la primera ocasión en la que pude ser testigo de su escucha.

https://www.youtube.com/watch?v=U7JlpJhCJSQ
 
Canción que compartirían, si la oportunidad se les presentara, a los integrantes de dos grupos sociales tan antitéticos (y con tantas similitudes y paralelismos compartidos, salvadas las diferencias entre uno y otro): los patriotas, en Estados Unidos; y la secta nipona conformada en los años noventa por Shōkō Asahara (y hoy rebautizada y reconstruida como Aleph), acusada de los graves atentados con gas sarín perpetrados en el metro de Tokio en 1995, Aum Shinrikyō.

Porque, a mí, siempre que la he presenciado, la he asimilado a las sensaciones que me emergerían de aproximarse el pandemónium, o la inminencia del fin de los tiempos, el Armagedón, que ambas corrientes profesan (y concuerdan en señalar, aun con visiones contrastadamente opuestas) en su doctrina.

https://www.youtube.com/watch?v=8c3oOY1uMjQ

PD: Por cierto, este tema del grupo Hot Butter (uno de los de mayor éxito mundial en las listas de 1972, supuso, en realidad, una adaptación de la versión original, publicada en 1969 con menor predicamento sonoro, y obra de Gershon Kingsley): https://www.youtube.com/watch?v=vL2TYoBYsnY
 
Última edición:
Gracias a este grupo británico, incorporé muchos años atrás a mi léxico un concepto sobre el cual no tenía hasta ese momento conocimiento alguno acerca de su existencia, y mucho menos como género musical al uso: el ska.

Sobre los arreglos musicales de este tema, debo confesar que me llegaron a ocasionar sarpullidos en mi imberbe infancia. Afortunadamente, uno termina madurando, y renegando de las vacuas vacilaciones del pasado, producto de la experiencia y sabiduría acumuladas, disfrutando de cuanto uno apartaba de su mirada (o de sus oídos, como en este caso), por supersticiones ajenas una racionalidad concebida en términos cartesianos.
https://www.youtube.com/watch?v=GJ2X9SANsME
 
Última edición:
Pasemos al género de la canción infantil, del que fui testigo directo de sus años de mayor esplendor y plenitud, aun en la fase próxima a su epitafio (fines de los ochenta, comienzos de los noventa del pasado siglo).

La piel siempre se me erizaba, justo en el preciso instante en que se asistía a la entonación del puente de esta pista de éxito de este cantautor de reconocido éxito en las últimas décadas (en el mercado hispanohablante).
https://www.youtube.com/watch?v=qtHNTILR_vc

Un par de años más tarde (en 1983), un grupo brasileño para púberes honró a uno de los dúos más memorables de nuestro panorama patrio (en lo que a esta categoría se refiere), con su versión particular, imprimiendo un videoclip que, a mí, al menos, me ocasionaba anonadamiento su contemplación:
https://www.youtube.com/watch?v=Pia8EBfzhF8

Y, ahora, asistamos al plato fuerte de la entrada de hoy: 1990. Un ciudadano chileno, en pleno ejercicio de escucha de una cinta de cassette (cuando éstas aún se abastecían en el mercado, como alternativa a los LPs -en su ocaso crepuscular- y a los por entonces emergentes CDs) contrajo un fenómeno conocido por todos aquellos que debieron padecerlo en alguna ocasión, a lo largo de su vida: la misma se le trastabilló, acarreándose consigo la reproducción en sentido inverso durante un lapso de segundos, de un fragmento exiguo de la canción que aquí nos ocupa, en estas líneas. El puente, para más señas. Hete aquí que el susodicho buen hombre se topó con una desagradabilísima sorpresa. Fue de tal magnitud su descubrimiento pedestre y accidental, que se lo hizo saber a un locutor de una emisora radiofónica local, quien incurrió en las averiguaciones pertinentes. El globo sonda fue in crescendo hasta el paroxismo, alcanzando unas dimensiones de Estado colosales, y arruinando parcialmente la reputación de su damnificada en dicho país (salvo para los seguidores del black metal, a quien desde aquella insigne fecha entronizan como adalid de su corriente, anticipada por mucho a su tiempo).

¿Pareidolia? ¿Desentrañamiento oculto de las convicciones más profundas y aviesas de los letristas de la canción? ¿Visos de algún complot urdido entre bambalinas, en la sombra, de lobotomía colectiva a través de la música? A juicio del oyente queda, a fin de dictar sentencia en uno u otro sentido. Tocando en vinilo se puede realizar en el efecto de reproducción al revés de la tornamesa AudioTechnica AT LP-120USB. Si es en cinta reel, se puede llevar a cabo con la cinta a la inversa, en una open reel AKAI GX, AMPEX ATR-700, TASCAM 32, ReVox B-77.

Les aconsejo que no presencien esta toma en los albores de la medianoche. Podría dejarles secuelas irreparables:
https://www.youtube.com/watch?v=Irjo6_8Sgbg
 
Última edición:
Sobre los arreglos musicales de este tema, debo confesar que me llegaron a ocasionar sarpullidos en mi imberbe infancia. Afortunadamente, uno termina madurando, y renegando de las vacuas vacilaciones del pasado, producto de la experiencia y sabiduría acumuladas, disfrutando de cuanto uno apartaba de su mirada (o de sus oídos, como en este caso), por supersticiones ajenas una racionalidad concebida en términos cartesianos.

Afortunadamente entraste en razón al madurar como también felizmente suele pasar* porque Madness son la poshya y punto.:D


Dejo aqui para disfrute uno de sus mas celebrados hits, (con permiso de Our House).


https://www.youtube.com/watch?v=SOJSM46nWwo


*aunque hoy día con tanta mente abducida por el mierdetón, no se, no se...:miedo::torta:
 
Última edición:
Otra de la anterior protagonista, sobre la cual intuyo que muchos otros de mis coetáneos generacionales compartirán, como yo, su prevención hacia la misma:
https://www.youtube.com/watch?v=MpanfAqMyU4

La canción que os adjunto a continuación, aun no perteneciendo a mi época (fue lanzada en 1974), y reconociendo la elegancia de su producción, siempre me ha provocado cierta congoja, fundamentalmente propiciado por el cacofónico timbre de voz de su solista:
https://www.youtube.com/watch?v=SLxrrE6wC5I

Y la tercera y última que os expongo, al menos en lo que atañe a la jornada en la que nos encontramos, hace referencia a un grupo español efímero, pero no por ello menos icónico en la memoria colectiva de los españoles de comienzos de los años 80, y del que formaron parte dos de las personalidades más marcadas del panorama musical español de los últimos treinta y cinco años:
https://www.youtube.com/watch?v=ZSRvf-CSIdE
 
Última edición:
Y la tercera y última que os expongo, al menos en lo que atañe a la jornada en la que nos encontramos, hace referencia a un grupo español efímero, pero no por ello menos icónico en la memoria colectiva de los españoles de comienzos de los años 80, y del que formaron parte dos de las personalidades más marcadas del panorama musical español de los últimos treinta y cinco años:

El genial German Coppini en esa formación, ¡qué grande! Ese tema es de lo mas conoci2.

Pensé que te referías a los Kaka de Luxe por cierto.


Dejo aquí a estos fabulosos frikis del synth pop nacional, con un título muy nutritivo, xp!


https://www.youtube.com/watch?v=YvBLrzII_0k
 
Como el pelotón internacional permanece inmerso en plena vorágine vueltómana, con motivo de la disputa de una edición de la Grande Boucle (el Tour de Francia), nada más atinado y consecuente que la rememoración de una cabecera de una ronda ciclista del pasado, situada a medio camino entre la bizarrada de turno y la concepción pionera de la sociedad contemporánea de nuestro tiempo, sumida en compromisos múltiples que, a la postre, termina minándole de tiempo, energía y recursos con los que disfrutar de cotidianidades de mayor entidad, con las que verse enriquecida nuestra existencia:
https://www.youtube.com/watch?v=tejVIkJPuOU

Una década más tarde, otra gran ronda por etapas como el Giro de Italia, me posibilitó descubrir, por primera vez, la obra musical de un artista ingenioso, avispado y pródigo en imaginación y creatividad, poco conocido para la audiencia mainstream, más sujeta a creaciones más comerciales que las del célebre compositor galo que aquí nos ocupa (aunque, como podrán atestiguar, la muestra que les adjunto ratifica el modo en que sabía, con idéntica destreza, contemporizar con sonidos más acordes a un público más mayoritario que los usualmente empleados en su repertorio estándar):
https://www.youtube.com/watch?v=JbXC-QZcyBQ
 
Última edición:
Un apunte solo, recordemos que el igualmente grande Jean Michel, gozó de mucha popularidad-incluyendo estos dichosos lares-antes de que el gusto mayoritario decayera de la (mala) manera en que lo ha hecho.;)
 
He aquí otra de las canciones a las que siempre asocié en mi infancia con un cierto halo de misterio intrigante y enigmático, cuyo cortometraje se alzó, con todo merecimiento -todo sea dicho de paso-, con los galardones relativos a los Premios Británicos de la Música y de la MTV, ambos en 1987, al mejor vídeo del año.

https://www.youtube.com/watch?v=OJWJE0x7T4Q

Por su parte, en este enlace uno puede ser testigo visual de uno de los temas más reproducidos en el orbe planetario en 1984. No en vano, alcanzó el primer puesto en Billboard Hot 100 en Estados Unidos (durante un ínterin de dos semanas, interpuesta entre dos clásicos de los ochenta: I Just Called to Say I Love You, de Stevie Wonder; y Wake Me Up Before You Go-Go, de George Mich..., digo, de Wham!). De la canción, no comento nada en especial. Mi interés se centra de lleno en el videoclip y, sobre todo, a partir de transcurridos un minuto y cuarenta segundos (1:40). Siempre me he llegado a prefigurar qué entidad de reminiscencia cabría aparece detrás de la estela dejada por su intérprete sobre el escenario (¿Baphomet?), y qué pretensiones subyacentes se albergaban con su inclusión, descontextualizadas por completo del clímax en que se desenvuelve la lírica del tema que en este supuesto nos ocupa.

https://www.youtube.com/watch?v=9f16Fw_K45s
 
Última edición:

streetmoon

HideOuter Adicto
puedo traer algo?, ya que me interesa lo que estan trayendo les traigo algo de mi pais, en chile existen un canal que es el canal nacional, en el año 2000 en el cierre de transmisiones como a la 12 horas de la media noche ponian un mensaje con una melodia al piano, la melodia daba una malas vibras que daban un insomnio terrible.

https://www.youtube.com/watch?v=8WEE9aw9fw0
 
Arriba