• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Religión Habemus Papam

JACL

HideOuter Obsesivo
Vaya, parece que el papa no es el único empeñado en que no todas las personas (sin depender de raza, sexo o tendencia sexual) puedan ser felices, tener derechos y desarrollarse como personas.

Siempre me ha parecido llamativo como muchas de las personas que se consideran más religiosas son las que ponen más empeño en odiar, estigmatizar, señalar y no dar libertades al que es diferente. Eso no es religión ni es amor ni es ayudar al prójimo, eso es maldad, incultura, complejo y analfabetismo.
Ojalá fuera todo tan sencillo, pero no es así. La Iglesia Católica nunca se va a unir al discurso polifónico de lo políticamente correcto; y aunque sea tan inexplicable para muchas personas la postura tan impopular que adopta, se trata de fidelidad a las propias convicciones y, sobre todo, de fidelidad a la verdad. Y ese es el gran problema de la Iglesia, que se muestra "especialmente ciega" al creerse en posesión de la verdad, y atreverse a decirlo sin tapujos.

Y es que en efecto, sin verdad no hay amor, ni libertad, ni justicia; en lugar de amor, hay egoísmo (que es también una forma degenerada de amor propio, que vampiriza a los demás); en lugar de libertad, hay tributo; y en lugar de justicia, hay iniquidad. Ocultarlo no es ser más amoroso ni más justo.

Y la Iglesia sabe perfectamente que, su postura, está cada vez más en tensión con el mundo. No hay que ser un lince para darse cuenta que es sólo cuestión de tiempo, para que la liga reviente. Y la Iglesia lo sabe perfectamente: CIC 676.- La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (Cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (Cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal.

Pensar que la Iglesia "no se cree su propio cuento", es perderse la mitad de la historia y volver inexplicables muchas actitudes de Ella.

Y sobre la cuestión de la condición homosexual y de la ideología gay; en primer lugar, no es lo mismo que la raza ni que el sexo, y ponerlo junto a ellos no cambia esa realidad; aunque como táctica le ha funcionado bastante bien a los ideólogos de género.

En segundo lugar, como todas las ideologías, debe su éxito a la simpleza de sus premisas, que quedan al alcance de cualquier persona; esas premisas son potentes para proporcionar una explicación de la realidad, aunque de una manera muy ramplona y parcial. Pasó con la "lucha de clases" económicas, con la que se quiso explicar toda injusticia; y pasa con la "lucha de géneros", con la que se quiere explicar hoy en día toda injusticia. Tienen, es cierto, un núcleo de valor y sentido (quién duda que los pobres, las mujeres y los homosexuales han padecido muchas injusticias), pero ello sólo es aprovechado como campaña de marketing para legitimar los presupuestos ideológicos, que son así deslizados de contrabando y sin pasar por el crisol de la crítica.

La ideología de género es una mentira tan patente, que cualquiera con honestidad intelectual y dedicación puede verlo. La premisa de la ideología es la construcción social del género, una pseudo-filosofía sin ninguna base empírica ni científica; al contrario, es solamente a partir de ella como presupuesto, que ciertas ciencias especialmene filosóficas (como la psicología, que no es más que una filosofía aplicada) llegan a las conclusiones más falsas. Quien ha asumido el postulado ideológico se ve irremediablemente en una espiral: no importa desde donde juzgue, la conclusión siempre será la misma.

La construcción social del género, que es una mentira grandísima que debe ser tomada como verdad para que todo el tinglado de la ideología gay se mantenga en pie, postula que nada en el "género" es natural, sino simplemente "social", una construcción social. Un postulado extravagante, indemostrado y con más errores que un billete de tres dólares; pero que ha tenido tanto éxito, que ha logrado que se ignore más de un siglo de literatura médica sobre la homosexualidad, y que millones de seres humanos sean curados por decreto.

Es algo puramente ideológico, pseudo-filosófico; no es ni científico ni empírico; y muchos que se precian de vivir en la edad de la razón lo asumen a pies juntillas.

Pero esto no sale en los libros de Pepe Rodríguez.
 
Última edición:

Smellyjm

HideOuter Hiperactivo
Siento mucho que haya tanto resentimiento y odio por una persona que ni siquiera conocen..y los que lo conocen, día a día verán ( si es que quieren verlo ) que están muy equivocados.

También lamento que moleste que ponga a los K en primera fila pero ellos son los gestores de la mentira. Y de ahí para abajo..TODOS en su mafioso entorno se prenden.

La exsecretaria de Derechos Humanos Alicia Oliveira dijo que “es una infamia” que un sector del kirchnerismo haya vinculado a Jorge Bergoglio con la última dictadura militar.
“Es una infamia, sé que Jorge no tuvo nada que ver con eso. Lo lamento mucho. Si es una forma de hacer política, que la sigan haciendo, cada uno tiene sus gustos", señaló en diálogo con TN.
“En esa época, Jorge estaba muy angustiado. Trataba de sacar gente del país. Tuvo una actitud colaboradora con la gente necesitada”, dijo Oliveira.
Luego contó que cuando ella estuvo “guardada”, el ahora nuevo Papa la ayudó. “Bergoglio me llevaba al colegio para ver a uno de mis hijos”, señaló.
“Yo estuve viviendo con *Nilda Garré. Nilda Garré sabe que Bergoglio me ayudaba”, dijo Oliveira.

* Nilda Celia Garré es una política, embajadora y abogada Argentina. Se desempeña actualmente como Ministra de Seguridad de la Nación Argentina ( olvidaron poner ex Montonera_guerrillera..pero no importa..es lo de menos ) :ains:

Alicia Oliveira:

Papa, molesto con presencia de cardenal encubridor de pederastas
| 15 de Marzo del 2013

Papa Francisco, molesto con presencia de cardenal encubridor de pederastas - Noticias de Salud, Educacin, Turismo, Ciencia, Ecologa y Vida de hoy - ELTIEMPO.COM

Jorge Bergoglio nunca se ha opuesto a las mujeres en política

Aleteia - Jorge Bergoglio nunca se ha opuesto a las mujeres en política

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo

"Habrá que ver los cambios qué se reclaman, qué se piden, la Iglesia tiene una doctrina, una tradición, no va a aceptar el aborto y el matrimonio va a seguir hombre y mujer, con una actitud de respeto, pero no va a cambiar su doctrina", explicó a NA.

Arancedo: “Es mentira que Bergoglio fue cómplice de la dictadura” | Lt10 | Lt10.com.ar

Como todo, sólo es cuestión de tiempo. Saludos.
 
Esa foto la habia visto en face

que bien que la has puesto Waicko :)

vaya que el tema se ha puesto pesado, en cuanto a lo del Papa que lo vinculan, en internet se ha visto que las fotos han sido manipuladas

a diferencia de BEnedicto, este nuevo Papa ha gustado a la gente

veremos que tan bueno es además de su carisma
 

Madrileño

HideOuter Hiperactivo
Ojalá fuera todo tan sencillo, pero no es así. La Iglesia Católica nunca se va a unir al discurso polifónico de lo políticamente correcto; y aunque sea tan inexplicable para muchas personas la postura tan impopular que adopta, se trata de fidelidad a las propias convicciones y, sobre todo, de fidelidad a la verdad. Y ese es el gran problema de la Iglesia, que se muestra "especialmente ciega" al creerse en posesión de la verdad, y atreverse a decirlo sin tapujos.

Y es que en efecto, sin verdad no hay amor, ni libertad, ni justicia; en lugar de amor, hay egoísmo (que es también una forma degenerada de amor propio, que vampiriza a los demás); en lugar de libertad, hay tributo; y en lugar de justicia, hay iniquidad. Ocultarlo no es ser más amoroso ni más justo.

Y la Iglesia sabe perfectamente que, su postura, está cada vez más en tensión con el mundo. No hay que ser un lince para darse cuenta que es sólo cuestión de tiempo, para que la liga reviente. Y la Iglesia lo sabe perfectamente: CIC 676.- La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (Cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (Cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal.

Pensar que la Iglesia "no se cree su propio cuento", es perderse la mitad de la historia y volver inexplicables muchas actitudes de Ella.

Y sobre la cuestión de la condición homosexual y de la ideología gay; en primer lugar, no es lo mismo que la raza ni que el sexo, y ponerlo junto a ellos no cambia esa realidad; aunque como táctica le ha funcionado bastante bien a los ideólogos de género.

En segundo lugar, como todas las ideologías, debe su éxito a la simpleza de sus premisas, que quedan al alcance de cualquier persona; esas premisas son potentes para proporcionar una explicación de la realidad, aunque de una manera muy ramplona y parcial. Pasó con la "lucha de clases" económicas, con la que se quiso explicar toda injusticia; y pasa con la "lucha de géneros", con la que se quiere explicar hoy en día toda injusticia. Tienen, es cierto, un núcleo de valor y sentido (quién duda que los pobres, las mujeres y los homosexuales han padecido muchas injusticias), pero ello sólo es aprovechado como campaña de marketing para legitimar los presupuestos ideológicos, que son así deslizados de contrabando y sin pasar por el crisol de la crítica.

La ideología de género es una mentira tan patente, que cualquiera con honestidad intelectual y dedicación puede verlo. La premisa de la ideología es la construcción social del género, una pseudo-filosofía sin ninguna base empírica ni científica; al contrario, es solamente a partir de ella como presupuesto, que ciertas ciencias especialmene filosóficas (como la psicología, que no es más que una filosofía aplicada) llegan a las conclusiones más falsas. Quien ha asumido el postulado ideológico se ve irremediablemente en una espiral: no importa desde donde juzgue, la conclusión siempre será la misma.

La construcción social del género, que es una mentira grandísima que debe ser tomada como verdad para que todo el tinglado de la ideología gay se mantenga en pie, postula que nada en el "género" es natural, sino simplemente "social", una construcción social. Un postulado extravagante, indemostrado y con más errores que un billete de tres dólares; pero que ha tenido tanto éxito, que ha logrado que se ignore más de un siglo de literatura médica sobre la homosexualidad, y que millones de seres humanos sean curados por decreto.

Es algo puramente ideológico, pseudo-filosófico; no es ni científico ni empírico; y muchos que se precian de vivir en la edad de la razón lo asumen a pies juntillas.

Pero esto no sale en los libros de Pepe Rodríguez.
Menuda BASURA que has escrito. Y no únicamente por el tufo a totalitarismo religioso que rezuma, sino por la estupidez gigantesca de tus razonamientos.

Mezclar el concepto de género con la "ideología gay" (me lo expliquen)...... :jajaja::jajaja::jajaja::jajaja:

Los gay tienen muy claro su sexo y su género. Lo único que piden es poder amarse, quererse, y follar libremente. Pq sí, efectivamente, el derecho a la no discriminación por la orientación sexual está a la par jurídicamente que la no discriminación por sexo o raza, y no están separados como tu lo pintas, ni unos por encima de otros.

¿Pero qué cojones tiene que ver la homosexualidad con el concepto de género del feminismo?

Haces un totum revolutum y te quedas a gustico, ¿eh? La próxima vez que tu pajote mental te salpique sólo a ti, no a los demás. Gracias.

Ah! Y la literatura médica sobre la homosexualidad...... hmmm.... ¿está tan validada por la comunidad científica como la literatura médica que demuestra la superioridad de la raza blanca sobre las demás?
 
Última edición:

JACL

HideOuter Obsesivo
Mezclar el concepto de género con la "ideología gay" (me lo expliquen)...... :jajaja::jajaja::jajaja::jajaja:

¿Pero qué cojones tiene que ver la homosexualidad con el concepto de género del feminismo?
Entiendo que el tema esté cargado de emotividad, pero ello sólo bloquea la comprensión mutua; por mi parte, vive persuadido de que siempre intento comprender a cualquiera que me escriba o hable, por insignificante o absurdo que me parezca su planteamiento; esa forma de actuar me ha llevado donde muchas veces no quería ir, pero no puedo más que dejarme guiar por lo que creo que es verdad. Yo le agradecería mucho a un niño si me refutara, porque siempre es un bien el verse librado del error; y contigo no quedaré menos obligado si me refutas.

Para empezar, no me has comprendido; no es de extrañar, porque es un tema bastante, bastante complicado; y que toca muchas fibras sensibles. Seguramente supones que ignoro el significado del género, y que lo mezclé estúpidamente con los gays, "que tienen muy claro su sexo y su género". ¿Será por incultura mía en "temas de género"? ¿Quizás la misma incultura que impide distinguir a un transexual de un transgénero? No. Y si me lo permites, voy a tratar de exponerte la relación que existe entre el concepto género del feminismo, y la ideología gay. Si no me lo permites, al menos espero que otros con más buena voluntad que tú, me lean con menos pasión y más razón.

Para empezar, es necesario un paréntesis para aclarar el concepto de ideología, tal y como lo estoy utilizando; muy probablemente lo conozcas, pero seguramente muchos otros no. Empiezo:

Como parecerá obvio a cualquiera, los seres humanos nos relacionamos con la realidad mediante la mente, en donde se refleja el mundo exterior, al que nunca podemos acceder sin esa mediación. Esta relación es ineludible, pero pasa desapercibida para el hombre ordinario, al que le basta expresar sus emociones y comunicar los eventos de su vida, siéndole suficiente para ello la palabra lisa y llana como vehículo; sin embargo, el conocimiento científico exige que SIEMPRE tengamos que elaborar "estructuras mentales" muy complejas, que nos permitan conocer la realidad de manera formal, ordenada y explicada; esas "estructuras mentales" se contrastan con la realidad y se modifican en la medida en que se vuelvan insuficientes para proporcionarnos una explicación de lo que observamos; en cambio, cuando logran explicar perfectamente la realidad, podemos decir que hemos alcanzado la verdad tocante a esa realidad.

Los ejemplos más fáciles de "estructuras mentales", por su capacidad y potencia explicativa, son los modelos matemáticos; ellos no existen en la realidad, sino que son fruto de la elaboración humana. Primero, la física newtoniana nos proporcionó una explicación satisfactoria del universo conocido; después, se hizo insuficiente para explicar otros eventos que no se conocían en los tiempos de Newton, y se postularon modelos mucho más complejos que tomaban en cuenta esos nuevos eventos. Hasta aquí todo bien; pero pasa que esos "sistemas o estructuras mentales" se elaboran no únicamente en las ciencias duras, sino también en la sociología, economía, psicología y en toda ciencia que se precie de serlo; como es evidente, el grado de certeza que alcanzan nuestras "estructuras mentales" en las ciencias del espíritu, es mucho menor que la certeza que logramos en la física y en las matemáticas, ya que los hechos, cuando son medibles y verificables, son necios; por ejemplo, un cosmólogo no puede negar sus observaciones en el telescopio, lo que le permite avanzar con paso seguro en la postulación y/o ampliación de "estructuras mentales" que expliquen mejor lo que observó. No pasa lo mismo con las ciencias sociales, en donde muy fácilmente, la "estructura mental" que nosotros creamos, parece explicar prácticamente cualquier evento, dificultándose el discernimiento de si explica la realidad conforme a la realidad misma, tomando en cuenta toda su complejidad; o únicamente la falsea con una explicación aparente. Tristemente, la mediocridad filosófica de muchos que se dedican a las ciencias sociales, les impide discernir si sus conclusiones científicas, tal y como las tienen en la mente, pertenecen a la realidad en sí, o por el contrario, son producto de una fantasía de la propia estructura mental a la que se adhirieron para intentar, en el mejor de los casos, alcanzar la verdad.

En efecto, algunas estructuras mentales son muy potentes por su simpleza y por su capacidad explicativa de la realidad. Tienen su propia "fuerza de gravedad": absorben cualquier evento o institución de la historia, y una vez integrados en el sistema mental, pretenden explicarlos a partir de las claves que el propio sistema proporciona. Estas claves son siempre postuladas, nunca demostradas; seducen sólo por su fuerza explicativa, y para el estudioso sin preparación filosófica, resulta extremadamente difícil hacer el contraste con la realidad, porque esta queda bloqueada por el propio sistema (o "estructura mental"), perdiendo así el contacto con el mundo exterior y real, que a la postre es lo único que podría hacerle modificar, ampliar o ajustar la estructura mental, de forma que en verdad explique la realidad, y no se convierta en una fantasía tautológica.

Este peligro, se comprenderá mejor si lo ilustramos con un ejemplo tomado de la vida cotidiana, muy sencillo: en cierto pueblo del norte de México, en donde los inviernos son muy duros, existe una pequeña comunidad indígena, de, digamos, cien habitantes; entre ellos, hay una familia con dos niños; y ocurrió que cuando el invierno pasado estuvo cerca, la madre de esos niños se mostró muy preocupada por la salud de sus retoños, decidiendo consultar con la abuela, quien le pasó un elixir secreto que, aseguró, cura la gripe y previene cualquier enfermedad invernal; la madre, muy feliz y confiada, decidió darlo a sus niños, quienes pasaron el invierno completamente sanos y robustos. Tristemente, un anciano y dos niños de la comunidad murieron presas del frío.

Este año, una brigada de vacunación llegó al pueblo, y convocó a todos los habitantes; nuestra madre de familia, empero, como desconfía de "esas medicinas del gobierno", decidió convencer a la mitad de la población para que no se vacunara, prometiéndoles el elixir de la abuela, y jurando que con él sus propios hijos fueron curados de la gripe y lograron pasar sanos y salvos el invierno.

Ahora, pregunto ... ¿Los niños del ejemplo, fueron salvados por el elixir de la abuela o, lo que es más probable, la madre cayó víctima de su propio esquema mental al que se adhirió en el momento mismo de convencerse que la abuela poseía la cura de la gripe? Este ejemplo ilustra bien el peligro de muchas estructuras mentales, que con su aparente fuerza y potencia explicativa, "ordenan la realidad". Evidentemente, el ejemplo debe tomarse sólo como una analogía muy remota, pero que al fin y al cabo, transmite bien la idea que quiero expresar. Pues bien, esas estructuras mentales parciales, que ignoran la riqueza y complejidad de la realidad, es lo que yo llamo ideología; la ideología, entonces, es un reduccionismo, engendrado por el vicio lógico en que se incurre al juzgar el todo por su parte.

Ahora, una vez dado el ejemplo sencillo e ilustrativo, podemos mencionar ya un sistema ideológico parido por la pseudo-filosofía, y abortado luego por la propia realidad, de la misma forma que el elixir de la abuela va a ser olvidado cuando muchos de los niños que no se vacunaron enfermen; el clásico es el comunismo, que explicó toda la injusticia humana arguyendo la lucha de las clases sociales, postulando como solución un teórico mundo sin clases, al que habría que llegar incluso por la fuerza. Como toda buena ideología, diseñó su propio método para interpretar en clave marxista todas las instituciones, actividades y creaciones humanas: la religión, el matrimonio, los mitos, los sueños, la psicología, la historia... TODA LA CULTURA, fue reinterpretada en clave marxista-leninista. Otros ejemplos son la teoría sexual de Freud con su pansexualismo; la supremacía aria; el capitalismo salvaje; cierto psicologismo que ignora las realidades lógicas; el materialismo; el empirismo/sensualismo inglés, etc. El modo detallado y preciso en que estas ideologías "engañan" a la persona que se ha adherido a ellas, es muy complejo de abordar y no es este el momento ni el lugar para detallarlo, pero, en esencia, es exactamente el mismo proceso por el que pasó la madre de familia de nuestro ejemplo.

En no pocas ocasiones, adherirse a una escuela filosófica, significa elegir una ideología parcial que desecha, encubre y, en el peor de los casos, enfrenta con todas las demás realidades. Esto y no otra cosa es el extremismo y el fanatismo, aquel terrible pecado que los griegos llamaron hybris, que produce la miopía de la razón, rendida al servicio del sistema ideológico. Espero que quede perfectamente delineado y entendido el sentido en que uso la palabra ideología, por lo que aquí cierro este gran paréntesis y abordo el tema de la ideología de género.

El género es un concepto tomado de la lingüística por cierto feminismo radical, para aplicarlo al ser humano; al sexo biológico se le desgaja su proyección social, a la que se denomina género. El género se "independiza" conceptualmente del sexo, y ello abre la posibilidad de hacer múltiples combinaciones entre el sexo biológico y el género. Sólo así se puede hablar de "transitar" de un género a otro, y que cada ser humano es libre de "elegir" su género, quedando el sexo relegado a un dato genético sin relevancia. Ese mismo feminismo, en su cara más extremista y radical, es el que ha hablado del embarazo como una "carga evolutiva" que el "patriarcado" ha impuesto a la mujer, para volverlas productoras y criadoras de niños al servicio del varón. El postulado al que se exige prestar fe ciega, es este: el género no es más que una construcción social, que no tiene ni un determinismo natural previo; está completamente sujeto al albedrío humano, que puede "construirlo" libremente; por ende, lo que la cultura occidental llama natural no es más que todo el elenco de las instituciones generadas por el patriarcado, incluyendo, claro, la "heterosexualidad como norma".

Ahora bien, ese postulado es el único que otorga base teórica a la "diversidad sexual", y a partir del cual se exige reinterpretar toda la realidad social y todas las ciencias que quieran acercarse a ella. Las facultades de psicología deben barrer los viejos estereotipos del "patriarcado", para abrirse a una reconstrucción de la realidad en clave de género. A partir de ese postulado, se sostiene todo el tinglado de la normalidad gay, bisexual, transexual, transgénero, etc, etc. Y como todo sistema ideológico, viene con su propio arsenal de adoctrinamiento: la palabra gay, que no es más que un movimiento socio-político con su propia agenda, pero con la que se persuade al mundo entero de que la única opción de un homosexual es hacerse gay, afiliándolos así no a otra cosa, sino a un partido político; las tácticas de poner a los gays junto a los negros, indios, mujeres y cualquier otra minoría que los legitime de cara al público; las "campañas contra la homofobia", que no son otra cosa que marketing para persuadir a la masa que asuma los postulados ideológicos y ataquen rabiosamente a cualquiera que se atreva a no subirse al carro del "progreso". Y lo repito y sostengo: todo en la fe de la supuesta construcción social del género, cuyo origen pseudofilosófico se puede rastrear perfectamente desde la dialéctica hegeliana, y cuya agenda de imposición mundial está muy bien delineada.

Ese postulado no es otra cosa que ideología pura y dura; ideología que la realidad, que es muy necia incluso cuando no se puede verificar ni medir, se encargará de desmontar pieza a pieza, para que termine exhibida en el museo de los grandes delirios de la humanidad, junto con las ideologías muertas del siglo pasado. Eso, claro, si el mundo dura lo suficiente para que las próximas generaciones aprendan de su experiencia. Personalmente, creo que estamos en un estado de transición hacia el totalitarismo, de una forma que JAMÁS se había visto en la historia de la humanidad, así que, como Católico (tápate la nariz), muy probablemente esto signifique el comienzo de nuestra Pascua definitiva.

Y la literatura médica sobre la homosexualidad no fue en lo absoluto superada, simplemente fue ignorada merced a la nueva y extravagante clave ideológica del género. En el polvo quedan miles y miles de experiencias clínicas y terapéuticas, que proporcionan, lo aseguro, una explicación mucho más rica, creíble y convincente sobre el tema, con los historiales de sus resultados; en lugar de la cerrazón de TODOS los que comulgan con la ideología gay, de tan siquiera plantearse la posibilidad de que no sea normal. No te engañes, esto es obra pura y dura de cierta política degenerada en demagogia, con el espinazo demasiado flexible a la hora de ganar votos; ahí está, por citar un ejemplo, el testimonio de Robert L. Spitzer, presidente de nomenclatura de la APA y responsable directo de la remoción de la homosexualidad del DSM. Y sí, los pseudo-científicos que apoyaban la supremacía de la raza aria, tienen MUCHÍSIMO en común con la miopía de los ideólogos de género, en la medida en que, sospechosamente, se niegan tozudamente a criticar su propio postulado, en el muy afortunado caso de que lo conozcan. Además, el mito de la supremacía aria, como cualquier otra ideología que se quiera, nunca va a poder resistir el crisol del realismo; la máscara se le caerá tan pronto como se le obligue a comparecer ante la realidad y presentar sus credenciales.

Y, finalmente; sí, en el plano jurídico está en igual posición la no discriminación por raza, sexo y orientación sexual.
 
Última edición:

lovely one

HideOuter ¡Invincible!
Entiendo que el tema esté cargado de emotividad, pero ello sólo bloquea la comprensión mutua; por mi parte, vive persuadido de que siempre intento comprender a cualquiera que me escriba o hable, por insignificante o absurdo que me parezca su planteamiento; esa forma de actuar me ha llevado donde muchas veces no quería ir, pero no puedo más que dejarme guiar por lo que creo que es verdad. Yo le agradecería mucho a un niño si me refutara, porque siempre es un bien el verse librado del error; y contigo no quedaré menos obligado si me refutas.

Para empezar, no me has comprendido; no es de extrañar, porque es un tema bastante, bastante complicado; y que toca muchas fibras sensibles. Seguramente supones que ignoro el significado del género, y que lo mezclé estúpidamente con los gays, "que tienen muy claro su sexo y su género". ¿Será por incultura mía en "temas de género"? ¿Quizás la misma incultura que impide distinguir a un transexual de un transgénero? No. Y si me lo permites, voy a tratar de exponerte la relación que existe entre el concepto género del feminismo, y la ideología gay. Si no me lo permites, al menos espero que otros con más buena voluntad que tú, me lean con menos pasión y más razón.

Para empezar, es necesario un paréntesis para aclarar el concepto de ideología, tal y como lo estoy utilizando; muy probablemente lo conozcas, pero seguramente muchos otros no. Empiezo:

Como parecerá obvio a cualquiera, los seres humanos nos relacionamos con la realidad mediante la mente, en donde se refleja el mundo exterior, al que nunca podemos acceder sin esa mediación. Esta relación es ineludible, pero pasa desapercibida para el hombre ordinario, al que le basta expresar sus emociones y comunicar los eventos de su vida, siéndole suficiente para ello la palabra lisa y llana como vehículo; sin embargo, el conocimiento científico exige que SIEMPRE tengamos que elaborar "estructuras mentales" muy complejas, que nos permitan conocer la realidad de manera formal, ordenada y explicada; esas "estructuras mentales" se contrastan con la realidad y se modifican en la medida en que se vuelvan insuficientes para proporcionarnos una explicación de lo que observamos; en cambio, cuando logran explicar perfectamente la realidad, podemos decir que hemos alcanzado la verdad tocante a esa realidad.

Los ejemplos más fáciles de "estructuras mentales", por su capacidad y potencia explicativa, son los modelos matemáticos; ellos no existen en la realidad, sino que son fruto de la elaboración humana. Primero, la física newtoniana nos proporcionó una explicación satisfactoria del universo conocido; después, se hizo insuficiente para explicar otros eventos que no se conocían en los tiempos de Newton, y se postularon modelos mucho más complejos que tomaban en cuenta esos nuevos eventos. Hasta aquí todo bien; pero pasa que esos "sistemas o estructuras mentales" se elaboran no únicamente en las ciencias duras, sino también en la sociología, economía, psicología y en toda ciencia que se precie de serlo; como es evidente, el grado de certeza que alcanzan nuestras "estructuras mentales" en las ciencias del espíritu, es mucho menor que la certeza que logramos en la física y en las matemáticas, ya que los hechos, cuando son medibles y verificables, son necios; por ejemplo, un cosmólogo no puede negar sus observaciones en el telescopio, lo que le permite avanzar con paso seguro en la postulación y/o ampliación de "estructuras mentales" que expliquen mejor lo que observó. No pasa lo mismo con las ciencias sociales, en donde muy fácilmente, la "estructura mental" que nosotros creamos, parece explicar prácticamente cualquier evento, dificultándose el discernimiento de si explica la realidad conforme a la realidad misma, tomando en cuenta toda su complejidad; o únicamente la falsea con una explicación aparente. Tristemente, la mediocridad filosófica de muchos que se dedican a las ciencias sociales, les impide discernir si sus conclusiones científicas, tal y como las tienen en la mente, pertenecen a la realidad en sí, o por el contrario, son producto de una fantasía de la propia estructura mental a la que se adhirieron para intentar, en el mejor de los casos, alcanzar la verdad.

En efecto, algunas estructuras mentales son muy potentes por su simpleza y por su capacidad explicativa de la realidad. Tienen su propia "fuerza de gravedad": absorben cualquier evento o institución de la historia, y una vez integrados en el sistema mental, pretenden explicarlos a partir de las claves que el propio sistema proporciona. Estas claves son siempre postuladas, nunca demostradas; seducen sólo por su fuerza explicativa, y para el estudioso sin preparación filosófica, resulta extremadamente difícil hacer el contraste con la realidad, porque esta queda bloqueada por el propio sistema (o "estructura mental"), perdiendo así el contacto con el mundo exterior y real, que a la postre es lo único que podría hacerle modificar, ampliar o ajustar la estructura mental, de forma que en verdad explique la realidad, y no se convierta en una fantasía tautológica.

Este peligro, se comprenderá mejor si lo ilustramos con un ejemplo tomado de la vida cotidiana, muy sencillo: en cierto pueblo del norte de México, en donde los inviernos son muy duros, existe una pequeña comunidad indígena, de, digamos, cien habitantes; entre ellos, hay una familia con dos niños; y ocurrió que cuando el invierno pasado estuvo cerca, la madre de esos niños se mostró muy preocupada por la salud de sus retoños, decidiendo consultar con la abuela, quien le pasó un elixir secreto que, aseguró, cura la gripe y previene cualquier enfermedad invernal; la madre, muy feliz y confiada, decidió darlo a sus niños, quienes pasaron el invierno completamente sanos y robustos. Tristemente, un anciano y dos niños de la comunidad murieron presas del frío.

Este año, una brigada de vacunación llegó al pueblo, y convocó a todos los habitantes; nuestra madre de familia, empero, como desconfía de "esas medicinas del gobierno", decidió convencer a la mitad de la población para que no se vacunara, prometiéndoles el elixir de la abuela, y jurando que con él sus propios hijos fueron curados de la gripe y lograron pasar sanos y salvos el invierno.

Ahora, pregunto ... ¿Los niños del ejemplo, fueron salvados por el elixir de la abuela o, lo que es más probable, la madre cayó víctima de su propio esquema mental al que se adhirió en el momento mismo de convencerse que la abuela poseía la cura de la gripe? Este ejemplo ilustra bien el peligro de muchas estructuras mentales, que con su aparente fuerza y potencia explicativa, "ordenan la realidad". Evidentemente, el ejemplo debe tomarse sólo como una analogía muy remota, pero que al fin y al cabo, transmite bien la idea que quiero expresar. Pues bien, esas estructuras mentales parciales, que ignoran la riqueza y complejidad de la realidad, es lo que yo llamo ideología; la ideología, entonces, es un reduccionismo, engendrado por el vicio lógico en que se incurre al juzgar el todo por su parte.

Ahora, una vez dado el ejemplo sencillo e ilustrativo, podemos mencionar ya un sistema ideológico parido por la pseudo-filosofía, y abortado luego por la propia realidad, de la misma forma que el elixir de la abuela va a ser olvidado cuando muchos de los niños que no se vacunaron enfermen; el clásico es el comunismo, que explicó toda la injusticia humana arguyendo la lucha de las clases sociales, postulando como solución un teórico mundo sin clases, al que habría que llegar incluso por la fuerza. Como toda buena ideología, diseñó su propio método para interpretar en clave marxista todas las instituciones, actividades y creaciones humanas: la religión, el matrimonio, los mitos, los sueños, la psicología, la historia... TODA LA CULTURA, fue reinterpretada en clave marxista-leninista. Otros ejemplos son la teoría sexual de Freud con su pansexualismo; la supremacía aria; el capitalismo salvaje; cierto psicologismo que ignora las realidades lógicas; el materialismo; el empirismo/sensualismo inglés, etc. El modo detallado y preciso en que estas ideologías "engañan" a la persona que se ha adherido a ellas, es muy complejo de abordar y no es este el momento ni el lugar para detallarlo, pero, en esencia, es exactamente el mismo proceso por el que pasó la madre de familia de nuestro ejemplo.

En no pocas ocasiones, adherirse a una escuela filosófica, significa elegir una ideología parcial que desecha, encubre y, en el peor de los casos, enfrenta con todas las demás realidades. Esto y no otra cosa es el extremismo y el fanatismo, aquel terrible pecado que los griegos llamaron hybris, que produce la miopía de la razón, rendida al servicio del sistema ideológico. Espero que quede perfectamente delineado y entendido el sentido en que uso la palabra ideología, por lo que aquí cierro este gran paréntesis y abordo el tema de la ideología de género.

El género es un concepto tomado de la lingüística por cierto feminismo radical, para aplicarlo al ser humano; al sexo biológico se le desgaja su proyección social, a la que se denomina género. El género se "independiza" conceptualmente del sexo, y ello abre la posibilidad de hacer múltiples combinaciones entre el sexo biológico y el género. Sólo así se puede hablar de "transitar" de un género a otro, y que cada ser humano es libre de "elegir" su género, quedando el sexo relegado a un dato genético sin relevancia. Ese mismo feminismo, en su cara más extremista y radical, es el que ha hablado del embarazo como una "carga evolutiva" que el "patriarcado" ha impuesto a la mujer, para volverlas productoras y criadoras de niños al servicio del varón. El postulado al que se exige prestar fe ciega, es este: el género no es más que una construcción social, que no tiene ni un determinismo natural previo; está completamente sujeto al albedrío humano, que puede "construirlo" libremente; por ende, lo que la cultura occidental llama natural no es más que todo el elenco de las instituciones generadas por el patriarcado, incluyendo, claro, la "heterosexualidad como norma".

Ahora bien, ese postulado es el único que otorga base teórica a la "diversidad sexual", y a partir del cual se exige reinterpretar toda la realidad social y todas las ciencias que quieran acercarse a ella. Las facultades de psicología deben barrer los viejos estereotipos del "patriarcado", para abrirse a una reconstrucción de la realidad en clave de género. A partir de ese postulado, se sostiene todo el tinglado de la normalidad gay, bisexual, transexual, transgénero, etc, etc. Y como todo sistema ideológico, viene con su propio arsenal de adoctrinamiento: la palabra gay, que no es más que un movimiento socio-político con su propia agenda, pero con la que se persuade al mundo entero de que la única opción de un homosexual es hacerse gay, afiliándolos así no a otra cosa, sino a un partido político; las tácticas de poner a los gays junto a los negros, indios, mujeres y cualquier otra minoría que los legitime de cara al público; las "campañas contra la homofobia", que no son otra cosa que marketing para persuadir a la masa que asuma los postulados ideológicos y ataquen rabiosamente a cualquiera que se atreva a no subirse al carro del "progreso". Y lo repito y sostengo: todo en la fe de la supuesta construcción social del género, cuyo origen pseudofilosófico se puede rastrear perfectamente desde la dialéctica hegeliana, y cuya agenda de imposición mundial está muy bien delineada.

Ese postulado no es otra cosa que ideología pura y dura; ideología que la realidad, que es muy necia incluso cuando no se puede verificar ni medir, se encargará de desmontar pieza a pieza, para que termine exhibida en el museo de los grandes delirios de la humanidad, junto con las ideologías muertas del siglo pasado. Eso, claro, si el mundo dura lo suficiente para que las próximas generaciones aprendan de su experiencia. Personalmente, creo que estamos en un estado de transición hacia el totalitarismo, de una forma que JAMÁS se había visto en la historia de la humanidad, así que, como Católico (tápate la nariz), muy probablemente esto signifique el comienzo de nuestra Pascua definitiva.

Y la literatura médica sobre la homosexualidad no fue en lo absoluto superada, simplemente fue ignorada merced a la nueva y extravagante clave ideológica del género. En el polvo quedan miles y miles de experiencias clínicas y terapéuticas, que proporcionan, lo aseguro, una explicación mucho más rica, creíble y convincente sobre el tema, con los historiales de sus resultados; en lugar de la cerrazón de TODOS los que comulgan con la ideología gay, de tan siquiera plantearse la posibilidad de que no sea normal. No te engañes, esto es obra pura y dura de cierta política degenerada en demagogia, con el espinazo demasiado flexible a la hora de ganar votos; ahí está, por citar un ejemplo, el testimonio de Robert L. Spitzer, presidente de nomenclatura de la APA y responsable directo de la remoción de la homosexualidad del DSM. Y sí, los pseudo-científicos que apoyaban la supremacía de la raza aria, tienen MUCHÍSIMO en común con la miopía de los ideólogos de género, en la medida en que, sospechosamente, se niegan tozudamente a criticar su propio postulado, en el muy afortunado caso de que lo conozcan. Además, el mito de la supremacía aria, como cualquier otra ideología que se quiera, nunca va a poder resistir el crisol del realismo; la máscara se le caerá tan pronto como se le obligue a comparecer ante la realidad y presentar sus credenciales.

Y, finalmente; sí, en el plano jurídico está en igual posición la no discriminación por raza, sexo y orientación sexual.

JACL, pienso que lo que has hecho es un uso tendencioso de la disciplina filosófica para legitimar tu pensamiento en la dimensión social y para argumentar un discurso que, desde mi punto de vista, es homófobo. Lo mismito que hace la Iglesia Católica.

Respecto a lo que has dicho del "género", te diré que la identidad sexual hace alusión a los caracteres sexuales de cada individuo, mientras que la identidad de género es más amplia e incluye otros aspectos que los meramente biológicos, que son la autoidentificación del rol social del individuo como hombre o como mujer. Eso que has dicho de que el "género" es una construcción social es cierto, pero una contrucción social reconocida por La Organización Mundial de la Salud (Ojo!!:feo:), que considera el término "género" como el conjunto de comportamientos, atributos y actividades que una sociedad considera como apropiados para hombres y mujeres, con independencia de las condiciones biológicas del individuo. Con la identidad sexual se nace, pero los roles psicosexuales se aprenden, desde la niñez.
Así que la cuestión del "género" está absolutamente legitimada y no se debe a ninguna moda ni manipulación política, ni tampoco proviene del feminismo radical.
Dices que en base al postulado de género se sustenta todo el tinglado de la normalidad gay, bisexual, transexual, transgénero, y que en base a ese libre alberdrío del ser humano puede transitar de un género a otro y elegir el género, y que hay que reinterpretar todas la realidad social y todas las ciencias para aceptar eso. Pues sí, por mucho que te cueste aceptarlo es así, es totalmente legítimo. Porque el ser humano es un ser contra-natura por excelencia, porque gracias a su libre albedrío elige libremente, y avanza, y gracias a eso la sociedad evoluciona.
Y eso que has dicho de que la palabra gay no es más que un movimiento socio-político con su propia agenda que sólo persigue que el homosexual no tenga más remedio que hacerse gay afiliándose así a un partido político, no es cierto. La palabra gay no es fruto de la modernidad, su uso se remonta al siglo XII o XIV, y que además es mucho más rico el término en si mismo que la palabra homosexual, puesto que esta hace referencia a la condición sexual cuando no hay ninguna prueba de que tengan una sexualidad más marcada que los demás, mientras que la palabra gay hace referencia a otros conceptos más amplios como son el amor, el romanticismo, la abierta sexualidad y por supuesto también el erotismo.

En este mundo está mal visto ser distinto, a los "normales" se los califica por sus logros personales, éxito en el terreno laboral, en las relaciones, etc., a los homosexuales se les califica en función a su sexualidad, lo cuál les sitúa directamente al lado de otros grupos marginados por razón de etnia, clase o sexo. Así que no digas que ellos eligen posicionarse junto a mujeres, negros, indios, y otras minorías para conseguir legitimidad de cara al público. No son ellos los que eligen posicionarse ahí, es la sociedad la que los empuja a esa marginalidad, a esa conciencia de ser "diferente".
Cualquier sistema ético debería rechazar esa marginación.
Se debe de respetar por encima de todo la dignidad de los homosexuales no por el hecho de ser homosexual sino por el hecho de ser seres humanos. La sexualidad es sólo una vía más para expresar su identidad y su personalidad y su individualidad, no debería de tener más importancia.

En el trasfondo de toda cuestión que plantee un rechazo a la homosexualidad hay un pensamiento estúpido: "No deberían de ser así".
Y la respuesta es breve, concisa, simple pero profunda: "Sí deberían de ser así porque de hecho así son".
No se puede considerar la homosexualidad como algo contranatural ni anormal, porque no hay nada más natural y normal que ser como se es.
Y para explicar esto, tan sencillo, no hacen falta taaanta filosofía.

La Iglesia hace una condena de la homosexualidad en base a una noción de pecado que parte de una premisa naturalista según la cuál los comportamientos humanos son de origen natural, lo cuál está demostrado que es erróneo puesto que también tienen un origen cultural.
Sin embargo te diré que la primitiva iglesia cristiana no se opuso a la homosexualidad. Ningún autor destacado de la época de la literatura cristiana consideró antinatural la atracción homosexual. Era un tema que se discutía bastante, y aquellos que objetaban al respecto de la expresión física de los sentimientos de los homosexuales, en ningún caso lo hicieron aludiendo a las enseñanzas de Jesús.
En el siglo XI por ejemplo se dio una importante literatura gay. Los gays eran influyentes y respetados por la sociedad europea, incluso por la religiosa. No tuvieron censura ninguna, lo máximo que se alcanzó fueron críticas a la fornicación, pero tanto a la homosexual como a la heterosexual.
El periodo de hostilidad para con los homosexuales se hizo visible tras la disolución del Estado Romano en los siglos XIII y XIV y obedece a causas que no al cristianismo, más relacionada con la intolerancia hacia las minorías.
En la Edad Media se instaló la intolerancia contra todo aquello que se apartara del patrón de la mayoría, y así de ese modo se persiguió no cristianos, herejes, con la Inquisición y todo lo que ya sabemos.
Esa intolerancia se plasmó en la teología, en la moral e incluso en las leyes durante la Edad Media, y su influencia aún persiste hasta nuestros días.

¿De dónde viene la idea de que en la Biblia se condena la homosexualidad?: generalmente de malas traducciones y de malas interpretaciones, incluso en el Antiguo Testamento hay relaciones intensas de amor entre personas del mismo sexo.
Jesús condenó otros bajos instintos del ser humano, como la codicia, la avaricia, la hipocresía, la envidia, etc.. pero sin embargo la Iglesia no los persiguió y sí lo hizo con otros de los que Jesús no dijo nada, curioso:confused:

Y ya para terminar voy a poner las palabras de San Agustín en las que expresa el dolor que sintió a la muerte de su amigo y amor de juventud:
"Sentía yo que mi alma y la suya eran una sola alma en dos cuerpos y, en consecuencia, la vida era un horror para mi, ya que no quería vivir como una mitad; y, sin embargo, también tuve miedo de morir y que de esa manera él, a quien tanto había amado, muriese por completo".

Que son bastante descriptivas de cómo en el corazón no manda la razón, ni ninguna filosofía ni religión.

P.D. Lo que has dicho de la literatura médica sobre la homosexualidad no merece ni la pena rebatirlo (me tapo la nariz). Y lo de comparar a los ideólogos de género con los defensores de la supremacía de la raza aria... es que directamente no hay por donde cogerlo... En fin... :ains:
 
Última edición:
Yo soy creyente pero solo diré mi opinión respecto, no solo a este Papa, si no en general.
Jesús solo llevaba ropa humilde y unas chanclas na más... Ni anillos de Oro, ni cetros de oro, ni un super caballo de la leche, ni gorros en forma pez ni ostias, todo lo que tenia lo daba o compartía, con lo cual ya sabéis lo que opino de los Papas en general.... En su día se salvó un poco Juan Pablo II pero... Tampoco te creas... Lo que necesita la Iglesia es más respecto hacia Dios y más respeto a la sociedad.
( Y pa colmo ya no por que sea argentino que conste, pero tene la misma voz y tono de voz que Messi :vom: :vom: :vom: ) .
Paz hideouters.
 
Para mi una filosofía que pide clemencia por obispos que abusan sexualmente de niños pero por otro lado denominan como "movida del diablo" que dos personas que no le hacen daño a nadie se quieran (sabiendo que el amor es uno de los sentimientos más puros del mundo)... ASCO TOTAL.

Yo soy creyente igual pero creo que la enseñanza de Jesús fue muy sencilla, en primer punto: Aceptarlo a el nuestro corazón, dar a amor y no hacerle daño a terceros. Lo demás? INVENTO DEL HOMBRE.
 

PATRIJACKSON

HideOuter ¡Invincible!
Menos mal que están hablando de Francisco como Papa progresista. Aquí van un par de perlas que dejó en 2007:

"Las mujeres son naturalmente ineptas para ejercer cargos políticos. El orden natural y los hechos nos enseñan que el hombre es el ser político por excelencia; las Escrituras nos demuestran que la mujer siempre es el apoyo del hombre pensador y hacedor, pero nada más que eso. Hay que tener memoria; tuvimos una mujer como Presidente de la Nación y todos sabemos qué pasó".

Sobre el matrimonio homosexual: "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento), sino de una 'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios".

En fin... :ains:
hace tiempo ke no entro a este foro y muchos ke conozco tampoco lo hacen x ke es un lugar lleno de mala onda ,entre solo para chusmear y bue no me asombra ver ke como siempre aki estan llenos de veneno .hablan si saber nada sin averiguar cosas esto es falso no se de ke medios pero ya se sabe ke nunca dijo eso de las mujeres ( lo del matrimonio gay puede ke si pero ya saben ke en la religion catolicos no aceptan el matrimonio del mismo sexo ) y tampoco estaba a favor de los militares en la dictadura ,en fin no me importa explicar ni poner datos ni fotos ke demuestran todo ,solo digo ke si no saben no hablen pero en fin chau ,x favor si pueden les pido ke eliminen mi cuanta ,gracias!!!
 

Bear Glamorous

HideOuter Senior
A mi me sorprende mogollón que haya gente que festeje como si se hubiese ganao un mundial o argo :cuñao el papa deja de ser parte de un país y pasa a ser parte del vaticano, y el país de donde viene no gana na con que lo hayan elegido...
Los únicos que ganan o pierden con un nuevo papa es el mismo vaticano, ya que un papa "bueno" o "malo" significa mas o menos entrada de $$$$ a sus ya grandes riquezas, porque? porque si el papa es "simpaticon" tiene mas seguidores (si tal cual super star, así de banal es la naturaleza humana, todo sea dicho) por lo tanto mas diezmo, mas "limosnas", mas gente haciendo "donaciones", por lo contrario si el papa es un tanto "amargaito" tomemos como ejemplo Benedicto equis uve palito que fue mas bien un papa poco querido y le echaron rápido, porque sus cuentas van pa abajo y eso no les conviene (enfermedades y leches yo no me lo creo) en el vaticano, necesitan un viejecito tierno que atraiga mas seguidores pa llenar sus bolsillos.... Lo único es que son TAN malos pa cubrir lo que cada papa trae detrás.... Lo flipo
 

Xtarlight

Administrador
Miembro del equipo
MJH Team
Este vídeo lo han transmitido en mi país, se ve como varios arzobispos le niegan el saludo a Benedicto XVI.
Este vídeo es muy curioso, pero es de hace 4 años.

Sobre el tema de este post, habrá que ver cómo se desarrolla el papado de Francisco y su iglesia de los pobres. A ver cómo gestiona los escándalos sexuales y financieros el elegido por el Espíritu Santo... :7: Por lo que he visto de él, tiene pinta de caer bien a la gente y ser cercano, humilde y todo eso. Podría darse un caso de carisma como el de JPII, que fue un personaje nefasto, pero como tenía cara de bueno, todos encantados con él... :acallar:
 

albychan

HideOuter ¡Invincible!
JPII no fue un personaje nefasto.
Nefasto es Rajoy, Zapatero, Bárcenas, Camps...
¿Qué hizo JPII para considerarlo nefasto?

A lo que iba, hoy en la ceremonia de inicio del Pontificado ha reunido a todos los líderes religiosos cosa que otros papas no han podido. Esto puede ser un paso hacia el entendimiento entre religiones.
 
Última edición:

matiasdf

Baneado
Para la basura que es la Iglesia y la sarta de mentiras que es la religión en general... APLAUDO SU LUCHA CONTRA EL ABORTO Y LA HOMOSEXUALIDAD.
 

JACL

HideOuter Obsesivo
... Eso que has dicho de que el "género" es una construcción social es cierto, pero una contrucción social reconocida por La Organización Mundial de la Salud (Ojo!!:feo:), que considera el término "género" como el conjunto de comportamientos, atributos y actividades que una sociedad considera como apropiados para hombres y mujeres, con independencia de las condiciones biológicas del individuo. Con la identidad sexual se nace, pero los roles psicosexuales se aprenden, desde la niñez.
¡Ah! ¡picaruela! Aunque has entendido perfectamente mi último mensaje, me contestas fingiendo que no lograste comprender ni una letra; seguramente lo haces para intentar medirme y ver si realmente entiendo lo que yo mismo dije, o por el contrario, regreso, sin darme cuenta, al punto del que partí. En efecto, ¿de qué otra forma se entiende que, entre dos seres pensantes, el primero objete la validez de cierto marco teórico y, el segundo, queriendo refutar, haga uso de los conceptos de ese mismo marco, en lugar de trascenderlo para demostrar su validez?

Si un ingeniero es consultado sobre la solidez de un edificio, no revisa la pintura para dar su diagnóstico, sino que se va hasta los mismos cimientos. Del mismo modo, si yo he puesto en duda la validez del postulado que afirma la construcción social del género, no se refuta a eso ignorándolo olímpicamente y razonando como si fuera válido. Como seguramente sabes tú y cualquiera que haya sacado el diploma de bachiller, un postulado se admite sin pruebas y es necesario para servir de fundamento a ulteriores razonamientos; luego, el hecho de que hayas desarrollado toda una serie de razonamientos dando por válido el postulado, cuando fue precisamente éste el objeto de mi crítica, demuestra que sólo me hablas en chanza.

Si queremos ser verdaderamente reflexivos y criticar nuestros conceptos, debemos salir de ellos para poder examinarlos, ya que de otra forma es imposible juzgar objetivamente; para vernos la cara sólo necesitamos un espejo, pero para mirarnos la espalda necesitamos la mediación de dos. El mensaje que escribí, pretendió (y aún lo pretende), ponernos en una actitud reflexiva, que podríamos ilustrar con esta imagen:

http://imageshack.us/photo/my-images/708/sinttulouvn.jpg

Al verla, sería un error garrafal plantear una refutación mencionando el sexo indefinido de nuestro monigote, como si eso fuese prueba de que no ha elegido su sexo y, por tanto, no lo ha construido; seguramente porque, al vivir solo, no existe aún una sociedad que haya empezado a crear los roles de género entre los cuales haya uno (o varios) para elegir y "transitar"; pero dejemos a nuestro monigote en su desdicha y pasemos adelante, ya que tengo una confesión que hacerte: no he logrado descubrir si estás de acuerdo conmigo y sólo quieres divertirte a mi costa o, por el contrario, no estás de acuerdo, pero antes de refutarme directamente, me planteas un enigma, seguramente para ver si soy digno de tu esfuerzo. Y solamente por la posibilidad de que realmente tengas la llave de mi error, es que me he animado a contestarte, con la esperanza de que, habiendo superado la prueba que me haces, por fin me liberes de mi ceguera.

Ten la seguridad de que estoy convencido que posees la verdad: o estás de acuerdo conmigo y sólo te quieres divertir a mi costa; o no estás de acuerdo, pero me pones a prueba antes de refutarme. Por ello, no me tomes a mal si yo también uso tu mensaje para ejemplo, examinándolo en su contenido intrínseco. ¿Y qué ejemplo y enseñanza podríamos tomar de tu mensaje? Primero, que muestras de forma insuperable el terrible riesgo de las ideologías: son como una espiral de mentiras sin fondo, muy difíciles de advertir una vez que el falso postulado se inocula, pues todo se construye a partir de él.

¿Cómo? Veamos:
Eso que has dicho de que el "género" es una construcción social es cierto, pero una contrucción social reconocida por La Organización Mundial de la Salud (Ojo!!)
¿Ello que tendría que ver? Yo soy católico, y doblo la rodilla ante las enseñanzas de la Iglesia, que no se me permiten criticar; pero, hasta donde sé, en el mundo secular no existe nada que deba dejarse fuera del examen de la razón, incluyendo las definiciones de la O.M.S.; y con más razón, cuando se trata de una afirmación que se sienta con la expresa intención de que sea tomada como verdad, sin ninguna prueba... ¿Pues qué prueba empírica, o de cualquier otra clase, existe de que el "género" es una "construcción social"?

NINGUNA. Por el contrario, el único cruel experimento que, en su tiempo, fue presentado como demostración del postulado de género, se debe al tristemente celebre doctor John Money, quien aprovechando una mala praxis en la circuncisión de David Reimer, cuando tan sólo tenía unos meses de nacido, convenció a sus padres para que fuese intervenido quirúrgicamente y se le diseñaran genitales que aparentaran los de una mujer; el doctor Money estaba especialmente fascinado por el hecho de que David tenía un gemelo (un sujeto de control inmejorable).

Instruyó a los padres para que jamás se refirieran a David como niño, y para que le ocultaran la verdad de su sexo genético; y el doctor personalmente estuvo siguiendo el experimento, "convirtiendo" a un niño en mujer con hormonas femeninas. El experimento fue un completo fracaso, algo que el doctor Money nunca tuvo la honestidad de admitir. Los textos sobre el caso son escalofriantes. David se suicidó en 2004, y con él, el único intento documentado de demostrar que el "género" se puede construir.

Por supuesto que la O.M.S. nunca retiró su definición; al contrario, la sigue sosteniendo alegremente y exigiendo que todos los gobiernos del mundo civilizado lo admitan y lo enseñen, y que toda la historia sea reinterpretada pasando por ese postulado; y que toda la sociedad sea reconstruida con ese postulado.

Dices que en base al postulado de género se sustenta todo el tinglado de la normalidad gay, bisexual, transexual, transgénero, y que en base a ese libre alberdrío del ser humano puede transitar de un género a otro y elegir el género, y que hay que reinterpretar todas la realidad social y todas las ciencias para aceptar eso. Pues sí, por mucho que te cueste aceptarlo es así, es totalmente legítimo. Porque el ser humano es un ser contra-natura por excelencia, porque gracias a su libre albedrío elige libremente, y avanza, y gracias a eso la sociedad evoluciona.
¡Justo así razonaría un ideólogo! Una persona que juzgara el todo por una pequeña parte. Justo así pretenden que todo ser humano reaccione. Todo bajo el prisma del postulado de género, sin cuestionar la validez de éste. Precioso ejemplo has dado. No cabe duda que uno nunca deja de aprender, que nada es lo que parece. Fingiendo querer refutarme, me apoyas (¿o quizás me pones a prueba?). Si me apoyas, probablemente lo haces en clave, para no levantar sospechas de cara al personal; entiendo que en algunos lados ya está muy seriamente criminalizado oponerse.

Y eso que has dicho de que la palabra gay no es más que un movimiento socio-político con su propia agenda que sólo persigue que el homosexual no tenga más remedio que hacerse gay afiliándose así a un partido político, no es cierto. La palabra gay no es fruto de la modernidad, su uso se remonta al siglo XII o XIV, y que además es mucho más rico el término en si mismo que la palabra homosexual, puesto que esta hace referencia a la condición sexual cuando no hay ninguna prueba de que tengan una sexualidad más marcada que los demás, mientras que la palabra gay hace referencia a otros conceptos más amplios como son el amor, el romanticismo, la abierta sexualidad y por supuesto también el erotismo.

Así que la cuestión del "género" está absolutamente legitimada y no se debe a ninguna moda ni manipulación política, ni tampoco proviene del feminismo radical.
¡Ah! Una palabra. Un ideólogo también tendría muchos problemas para comprender que las palabras pretenden describir y comunicar realidades, y que las auténticas definiciones se forman con eso en mira, dejando de lado el origen de su uso (que perfectamente puede variar y varía con el paso del tiempo... después de todo, precisamente del lenguaje que se construye y se transforma, deriva la idea de un "género" que "se construye".) Por supuesto que la palabra gay significará una cosa, según lo mire un ideólogo, para quien será un término incluso romántico, que hace resonar en su interior el recuerdo de años y años de "sufrimientos, luchas y justas reivindicaciones sociales". ¿Qué otra cosa podría significar para él, que lo mira bajo el prisma de su ideología? ¿Qué otra cosa puede pensar la madre de familia del ejemplo que dí en mi último mensaje, si no que el elixir de la abuela en verdad curó a sus hijos de la gripe?

En cambio, si lo que digo sobre la ideología de género es cierto, entonces habrá que admitir que la palabra gay también está condicionada por la miopía de la ideología que la parió, sin importar de dónde la hayan tomado. Muchos regímenes totalitarios también se hicieron llamar democráticos, y seguramente algún despistado seguidor de ellos habrá querido enarbolar su defensa haciendo la apología de esa palabra, que después de todo fue fruto de la ilustración.

¿Y el género no tiene origen en el feminismo? Ahí directamente te burlas, o en todo caso, admito que no puedo encontrar la enseñanza oculta en esa afirmación.

En el trasfondo de toda cuestión que plantee un rechazo a la homosexualidad hay un pensamiento estúpido: "No deberían de ser así".
Y la respuesta es breve, concisa, simple pero profunda: "Sí deberían de ser así porque de hecho así son".
No se puede considerar la homosexualidad como algo contranatural ni anormal, porque no hay nada más natural y normal que ser como se es.
Y para explicar esto, tan sencillo, no hacen falta taaanta filosofía.
¡Espléndido! Debo confesar que ese comentario me ha dejado encantado. Casi parece tomado de un manual de ideología de género. Perfectamente podría hacerse de él un slogan. Me puedo imaginar al hombre ya seducido por la ideología, leyéndolo y sintiéndose admirado por su significado casi místico, pero que no alcanza a comprender (porque, de hecho, no significa nada); pero aún así, lo repetirá e, incluso, lo guardará en la memoria con la explícita y meditada intención de usarlo como arma, tan pronto como se encuentre con algún indeseable que cuestione la ideología. ¿Se puede imaginar una condición más triste y lamentable? ¡Incluso hay quienes van por ahí, henchidos de orgullo! y sólo porque se han topado con varias de esas personas humildes, pequeñas, "creyentes" de a pie y de a diario, a los que les cierran la boca y los avergüenzan con ese arsenal ideológico, haciéndolos sentir al margen "de la razón y el progreso".

Sin duda quisiste poner ejemplo de la actitud que toma el individuo común y despistado, poco culto, pero al que basta proporcionar una no muy extensa frase pseudo-profunda para su uso y satisfacción personal, que le haga sentir que "sabe"; "si lo amas, déjalo ir; si regresa, es tuyo; si no, nunca lo fue."

Refuerzas lo que dije: el peligro de las ideologías, radica precisamente en su absoluta simpleza: al acceso de CUALQUIERA. No hace falta pensar, no hace falta "tanta filosofía"; sólo hay que repetirlo, si es posible acompañarlo con imágenes que conmuevan los sentimientos, y tendrás a la masa repitiéndolo como eco y sintiéndose orgullosa por impulsar la evolución y el progreso de la sociedad. En cambio, la filosofía es mucho más dura y exigente, pero poco peligrosa para los poderosos de turno: en la generación twitter, los más jóvenes difícilmente se esfuerzan por comprender más de 140 caracteres.

La Iglesia hace una condena de la homosexualidad en base a una noción de pecado que parte de una premisa naturalista según la cuál los comportamientos humanos son de origen natural, lo cuál está demostrado que es erróneo puesto que también tienen un origen cultural.
Sin embargo te diré que la primitiva iglesia cristiana no se opuso a la homosexualidad. Ningún autor destacado de la época de la literatura cristiana consideró antinatural la atracción homosexual. Era un tema que se discutía bastante, y aquellos que objetaban al respecto de la expresión física de los sentimientos de los homosexuales, en ningún caso lo hicieron aludiendo a las enseñanzas de Jesús.
En el siglo XI por ejemplo se dio una importante literatura gay. Los gays eran influyentes y respetados por la sociedad europea, incluso por la religiosa. No tuvieron censura ninguna, lo máximo que se alcanzó fueron críticas a la fornicación, pero tanto a la homosexual como a la heterosexual.
El periodo de hostilidad para con los homosexuales se hizo visible tras la disolución del Estado Romano en los siglos XIII y XIV y obedece a causas que no al cristianismo, más relacionada con la intolerancia hacia las minorías.
En la Edad Media se instaló la intolerancia contra todo aquello que se apartara del patrón de la mayoría, y así de ese modo se persiguió no cristianos, herejes, con la Inquisición y todo lo que ya sabemos.
Esa intolerancia se plasmó en la teología, en la moral e incluso en las leyes durante la Edad Media, y su influencia aún persiste hasta nuestros días.

¿De dónde viene la idea de que en la Biblia se condena la homosexualidad?: generalmente de malas traducciones y de malas interpretaciones, incluso en el Antiguo Testamento hay relaciones intensas de amor entre personas del mismo sexo.
Jesús condenó otros bajos instintos del ser humano, como la codicia, la avaricia, la hipocresía, la envidia, etc.. pero sin embargo la Iglesia no los persiguió y sí lo hizo con otros de los que Jesús no dijo nada, curioso:confused:

Y ya para terminar voy a poner las palabras de San Agustín en las que expresa el dolor que sintió a la muerte de su amigo y amor de juventud:
"Sentía yo que mi alma y la suya eran una sola alma en dos cuerpos y, en consecuencia, la vida era un horror para mi, ya que no quería vivir como una mitad; y, sin embargo, también tuve miedo de morir y que de esa manera él, a quien tanto había amado, muriese por completo".

Que son bastante descriptivas de cómo en el corazón no manda la razón, ni ninguna filosofía ni religión.
También, una excelente reconstrucción de la historia en clave de género. ¿No es así como debemos volver-a-entender todo nuestro pasado? Sí, son autores al servicio de la ideología, esforzándose por demostrar que lo que curó al niño, fue el elixir de la abuela. ¿Alguien les hará entender que nunca podrán ver otra cosa, si no se quitan los prismas desde los que juzgan la historia y el pasado?

P.D. Lo que has dicho de la literatura médica sobre la homosexualidad no merece ni la pena rebatirlo (me tapo la nariz). Y lo de comparar a los ideólogos de género con los defensores de la supremacía de la raza aria... es que directamente no hay por donde cogerlo... En fin... :ains:
Aquí, creo que has querido ilustrar un error muy, muy extendido: la creencia común de que argumentar es decir "sí, sí", y "rebatir" es decir "no, no".

En fin, espero sinceramente que, sea lo que sea que lleves en tu corazón, te animes a decírmelo; si estás de acuerdo conmigo, te conjuro a que no te burles más y unas fuerzas conmigo, para apelar a las personas razonables; si no estás de acuerdo con lo que expongo y sólo me pones a prueba, tienes que saber que he hecho lo mejor, para que me consideres digno de recibir la verdad que posees. ¡Saludos!
 
Última edición:

Madrileño

HideOuter Hiperactivo
JACL, sigo pensando que te haces un lío enorme al vincular el concepto de género con la homosexualidad, y es de lo más divertido ver como a pesar de tu vocación infinita por romper las reglas de twiter de los 140 carácteres y escribir poco menos que el Pentateuco en un post, precisamente tu tomas la parte por el todo y caes, curiosamente, en ese concepto de ideología que dices criticar.

Como me aburre bastante el hecho de que trates de esconder y justificar tu intolerancia y rechazo hacia la homosexualidad con ese barniz filosófico -si hubieras estudiado Antropología en lugar de Filosofía, o Sociología, no dudo de que tendríamos la misma justificación bajo términos antropológicos o sociológicos- seré breve, pq la verdad que no quiero perder mucho tiempo en esto.

Tomas la parte por el todo al asociar todo el pensamiento feminista, así como el enfoque de género, con posturas radicales y extremistas dentro de éste, poniendo ejemplos tales como el de la carga evolutiva del embarazo o el del doctor John Money. Supongo que no encontraste ejemplos más aberrantes ni sesgados con el que denostar el enfoque de género, movido sin duda por tu búsqueda de la verdad y no por tratar de justificar tus prejuicios de origen religioso con un discurso de racionalidad filosófica.
Afirmas también, con un sonrojante desconocimiento, o bien con una falta de honestidad intelectual enorme, que defender la postura de género implica desgajarlo totalmente del aspecto natural del sexo, cosa que no es cierta. Con lo cual, no se me ocurre un mejor ejemplo de un pensamiento totalmente dogmático e ideologizado que el tuyo.

En ningún caso hablas de que el enfoque de género, y el concepto mismo de género, nacen para explicar y denunciar la discriminación, manifiesta y constatable, entre hombres y mujeres, en lo concerniente a las relaciones sociales, laborales, culturales y económicas de sociedades occidentales que promulgan la igualdad de los ciudadanos ante la ley y están regidas, suspuestamente, por un sistema de derechos y libertades.

Dices también que desde el feminismo se defiende el género como una construcción social sin un determinismo natural previo. Gran error por tu parte. El enfoque de género no es ajeno a esto ni se construye sin tener en cuanta ese condicionamiento natural, sino que desde el género se entiende que es precisamente ese determinismo natural previo (la mayor fuerza física del sexo masculino) el que determina que se arme la construcción social que dará lugar a las desigualdades y a la dominación masculina y la subordinación femenina en múltiples aspectos.

Pero sin duda lo más rocambolesco es la absurda conexión que haces entre enfoque de género y homosexualidad. Tu que hablas precisamente de que las construcciones ideológicas fallan al no estar apegadas a la realidad, encargándose ésta antes o después de destruirlas y desvelar la simpleza de sus presupuestos, me temo que caes estrepetisosamente en tus propias palabras.

Relacionas directamente al enfoque de género con la "diversidad sexual", de una manera un tanto automática y nada fundamentada, pero que refleja muy bien cómo funciona precisamente tu proceso mental de asociar la postura de género y la homosexualidad. Es más, vas aún más allá y dices que el enfoque de género es el causante de "todo el tinglado de la normalidad gay, bisexual, transexual, etc". ¡¡¡Impresionante!!! Perdón...¿tinglado? Dime, ¿en qué acercamiento a la realidad te has basado para deducir esto? Es más, ¿qué acercamiento tienes tu con la realidad de los homosexuales, bisexuales y transexuales?

De tus palabras parece deducirse que como, según tú, el género se separó totalmente de la sexualidad, los seres humanos descubrieron de repente que....¡podían ser gays, bisexuales, y transexuales! Es decir, ¿resulta ahora que la tendencia sexual descansa en un proceso de aculturación? Por favor... está demostrado, científicamente, que en el mundo animal las conductas homosexuales existen y no son esporádicas, y entre los seres humanos existe desde que el hombre es hombre.

En fin, no pierdo más el tiempo. Por cierto: Marx aborrecía y despreciaba el concepto de ideología.
 
Arriba