• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Lo nuevo de Bruno Mars como duo esta vez.

Sly Dylan

Baneado
Es muy buena esta canción y más con dos talentos como Bruno y Anderson, pero ya se tardaron en lanzar el disco. Aunque me parece que ya se encasilló en el mismo tipo de letras, es muy monotemático Mars.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Retro cool setentero como parece ser la tendencia en esta nueva entrega musical. A mí me gusta ese rollo, ya es una sonoridad clásica.

pd: y en cuanto a lo del cigarrillo-si bien está justificado por el guión-se ve que han retirado en USA aquella norma de, en el mundo de las pelis al menos, eliminar el tabaco de las manos, boca de los fumadores.:rolleyes:
:unsure:
 

Madrileño

HideOuter Hiperactivo
El disco está bien, porque bebe -más que beber, se pone hasta las trancas- de unas fuentes tan espectaculares con las que, si eres respetuoso y pulcro con la música y el estilo, es difícil hacerlo mal. Probablemente sea el mejor disco que ha facturado Bruno Mars porque su asociación con un músico de verdad le da todo lo que él le falta; y a la inversa, a Anderson.Paak le viene de perlas asociarse con alguien tan conocido y mainstream como Bruno Mars. Un win-win que se podría decir, empleando la jerga empresarial y comercial.

A pesar de que el sonido retro tan bien conseguido mola mucho, no deja de ser un ejercicio de nostalgia bien facturada, y nada más. En mi opinión, Bruno Mars -junto con todo su equipo de productores, arreglistas, compositores, etc- no pasa de ser alguien que copia hasta la médula músicas y estilos pasados que ya hicieron otros, desde Police hasta grupos de funk o soul de los 70. Lo hace con buen gusto y un cierto talento para copiar y emular, sin duda, pero se echa mucho en falta algo más innovador que vaya más allá de un copy & paste. Está fenomenal ver como reproducen el escenario del Soul Train; pero lo malo es que todo eso ya se hizo hace 45 años, cuando entonces sí era algo innovador y mucho más meritorio. Lo peor de todo es que más allá de la copia y la réplica, no parece haber aparentemente ninguna intención ni capacidad para evolucionar estilísticamente hacia algo distinto o novedoso, partiendo de la maravillosa herencia del soul y el funk de los 70.
 
Última edición:
Arriba