• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

¿Recuerdas qué canción/libro/película/juego... escuchaste/leíste/viste/tuviste... por primera vez?

Siberian Husky

Con un pie en la Tierra, y otro en Orión
La entrada que acabo de crear para la ocasión y que os propongo a efectos de que podamos formalizar un debate sereno y constructivo, a quienes humildemente tengan la bondad de participar en ella, tiene por objeto la misión de que sean capaces de recordar y compartir su primeriza experiencia vital con uso de razón, en los términos dispuestos en el listado referido a continuación:
  • La primera canción infantil que escucharon en su vida.
  • La primera canción adulta (ídem).
  • El primer libro que leyeron, una vez adquiridas las competencias básicas de comprensión lectora pertinentes para ello.
  • La primera película de animación que visionaron, por televisión o, en su defecto, en sala de cine.
  • La primera película de corte más adulta (ajena al género expuesto en el punto previo) -ídem a lo anterior-.
  • El primer juego/juguete/videojuego que poseyeron en sus manos, o que disfrutaron de él en cualesquiera plataformas de jugabilidad (consola, máquina recreativa, ordenador...).
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Difícil, no tengo demasiada memoria, o mejor tan precisa:

Con todo una de las primeras canciones infantiles seguro que fue alguna del duo Enrique y Ana, wait no!, :Los payasos de la tele: La gallina Turuleca, Hola Don Pepito... Me desgañitaba cantando las canciones infantiles de la época, aparte también Torrebruno, muy fan de la música incluso entonces.

La primera adulta tuvo que ser una muy chula, o sea buen comienzo: Enamorado de la Moda Juvenil de Radio Futura pues- junto al primer disco de Mecano, fueron mis dos primeras cintas de cassette de música moderna-(como digo soy en buena medida hijo de la movida por cosas como esta)
La primera de animación pues para mi generación fijo que una de Disney, quizás la de Dumbo o El libro de la Selva.:unsure:
De serie de tv sobre todo: Heidi
y por supuesto mi admirado Mazinger Z como he referido de sobra por aquí el primer anime que llegó a este país.

De corte mas adulta que recuerde pues ninguna en concreto pero tuvo que ser alguna del cine clásico de Hollywood de cuando se hacía buena televisión que no paraban de poner ciclos de películas de directores, actores, actrices de ese género.

De los primeros juguetes que recuerdo fueron el Scalestrix, Cinexín, Los Juegos Reunidos Geyper o Magia Borrás, de juguetes recuerdo bastante seguro porque para mí significan muchas horas de diversión y disfrute, aparte de la imaginación para jugar con mis primos: gratis y estupenda además.(y)
 
Última edición:

Siberian Husky

Con un pie en la Tierra, y otro en Orión
Prosigo el hilo del post, correspondiéndome el encargo de emitir mis respuestas a las cuestiones planteadas de inicio, conforme a las experiencias que forjaron los primeros compases de mi vida, llegando a modelar, aun superficialmente, las aristas de mi propio ser.
  • El primer tema musical de matriz infantil que llegó a mis oídos, por azar de la elección de mis padres -y no por imposición provocada por unas afinidades culturales todavía yermas y prácticamente inexistentes-, fue uno correspondiente al primer LP del que tuve el privilegio de escuchar en el viejo tocadiscos que amenizaba mis primeras vivencias, desde el modesto corralito en que yo moraba, mientras daba mis primeros pasos gateando a cuatro patas, y traqueteaba mi taca-taca, con apenas unos meses de edad. El álbum en cuestión se titulaba Canciones para Niños, volumen I, y lo interpretaba con gran empaque y solvencia la cantautora española Rosa León, en que se versionaron composiciones de extracción popular, o convenientemente adaptadas tomando como referencia a la institutriz de los niños por antonomasia en la disciplina, nada fácil ni asequible, de narrar historias a los más pequeños: la argentina María Elena Walsh. Este disco, en general, me ocasionó una honda impresión, fundamentalmente motivada por la exquisitez de su producción y la sofisticación de sus arreglos -tratándose, en principio, de un elenco de pistas orientado al público benjamín, a priori poco exigente-. Es el siguiente:
  • Continuando con el mismo género, el primero de índole foráneo que me correspondió en suerte toparme con él, fue el que, a la postre, terminaría suponiendo la iniciática incursión en el panorama pentagrámico de la hasta entonces modelo de revista, la brasileña Xuxa Meneghel, cuando, ejerciendo como conductora de un programa de entretenimiento en Brasil concebido para los infantes -y también púberes-, denominado Clube da Criança (emitido por Rede Manchete), presentó en sociedad una de las canciones del álbum con el que se patrocinaba de facto aquel espacio televisivo: Lápis de Cor, en 1984. Producido por Michael Sullivan y Paulo Massadas, serían los artífices de catapultar a la joven brasileña al cénit del estrellato y de la popularidad un par de años más tarde, cuando, ya en la cadena Globo y con su célebre -y no exento de controversias- Xou da Xuxa, decidieron conformar un tándem discográfico que terminaría haciendo historia -merecidamente, o no- en el país carioca, en el período mágico e inspirador para los tres implicados, comprendido entre 1986 y 1993.
  • El tema adulto con el que me estrené en la degustación de paladares más refinados, tuvo lugar mientras mi madre me transportaba montado en el carro en que son depositados los niños de exigua edad, en plena calle a la luz del día de una mañana neblinosa de invierno. Una pista que, al revisitarla, la refundo inexorablemente con la figura esbelta, cálida, fraterna, gentil y displicente de la persona que una vez constituyó la principal forjadora de mi razón de ser, de que yo me encuentre aquí con todos ustedes:
  • En lo tocante a la literatura, cabría subrayar la lectura de los cuentos universales del infortunado en su íntima cotidianidad, el escritor y poeta danés Hans Christian Andersen, como El patito feo, El soldadito de plomo, La princesa y el guisante, Las zapatillas rojas..., con los que aprendí nociones básicas como la tolerancia hacia el diferente, el valor de la gratitud y el no egoísmo, el poder incombustible del amor, la lealtad y la honestidad, o la importancia de no dejarse llevar por las apariencias. Más tarde, haría lo propio con otro título, si cabe, más interesante: El principito, del francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944), cuyos pasajes entre el zorro y el príncipe no se me sustraerán jamás de mi retina interior, con máximas tan verdaderas como la cita que se desprende de esta obra: "Lo esencial es invisible a los ojos".
  • En lo concerniente a la sección de animación, no me queda alegar otra mención sino la referente a la serie Saint Seiya, o, como la reconocemos en España, Los Caballeros del Zodíaco (1986-1989), con su inmortal cabecera en castellano. Contribuyó, sin duda, a estimular mi apego hacia la gran tradición anime japonesa de los setenta y ochenta, llegando a coleccionar algunas de sus figuras más icónicas, como Pegasus -protagonista esencial de la historia-, Escorpio -coincidente con mi signo-, o Tauro.
  • No obstante lo anterior, con la ciencia-ficción llegué a sintonizar en términos previos, como consecuencia de la reproducción de las cintas de casete que se lanzaban periódicamente al mercado por la corporación Mattel, relativas a los episodios asociados a la saga de He-Man y los Másters del Universo (que aún conservo). He aquí un ejemplo literal de ello:
  • En lo que respecta al celuloide adulto, una cinta galardonada con el Óscar y el Globo de Oro al filme de habla no inglesa en 1989, la producción franco-italiana Cinema Paradiso (1988), a cuyo autor de su banda sonora, Ennio Morricone, quien nos ha dejado muy recientemente, le tributo la pieza más remarcable de este largometraje: https://www.youtube.com/watch?v=1FzVWlOKeLs
  • Por último, reseñar que yo pertenezco, quizá, a la última generación que pudo granjearse en su provecho lo más fecundo y granado de las dimensiones de lo analógico (coches de radio-control -como el Presto Rod Spark https://www.picclickimg.com/00/s/MT...E-80s-R-C-CAR-ROD-SPARK-OFF-ROAD-BUGGY-_1.jpg, vehículos de fiel reproducción en miniatura de los modelos más emblemáticos existentes en los concesionarios de los ochenta, juegos de mesa legendarios facturados por gigantes del sector -hoy, muy empequeñecidos-, como MB o Parker, como Hundir la Flota, el Tragabolas, Inkognito, Quién es Quién, Risk, o el Trivial Pursuit), con los avances, aún no demasiado invasivos, de lo tecnológico, en virtud de las herencias que iban remitiéndoseme al ser el hermano menor en mi familia, portando en mi haber consolas como el Atari 2600 con su cartucho 32in1 https://www.youtube.com/watch?v=57V-tIsYmxY; más tarde, el Sinclair ZX Spectrum+, de 1982, con sus interminables procesos de carga de la casete que debías introducir en la grabadora, afinando con un destornillador el cabezal hasta dar con la tecla adecuada https://www.youtube.com/watch?v=P4rGMFGglHY; y dos primeros e involvidables juegos en PC que me fueron obsequiados: Indiana Jones and the Fate of Atlantis, de estrategia (Lucas Arts, 1992) https://www.youtube.com/watch?v=LZZXJ3zCRDQ; y, sobre todo, PC Fútbol 5.0 (Dinamic Multimedia, 1996), de gestión deportiva de un equipo de fútbol patrio a lo largo de una multiplicidad de temporadas de competición. Tremendamente adictivo hasta para los no afines a las trivialidades del balompié, y jugable en máquina virtual hasta nuestros días. Imperdible la labor sonora de ambientación llevada a cabo por su responsable, el español José Antonio Martín https://www.youtube.com/watch?v=Oez5ahgErWk
 
Última edición:

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Haciendo memoria recordé cual pudo ser si no la primera, de las primeras pelis de mayores que ví, que no fue otra que la fabulosa: Encuentros en la 3ª fase, gran comienzo too, porque luego unos años mas tarde Spielberg me acabó ganando con la consabida E.T de cuya primera visión guardaré siempre un recuerdo gratísimo porque la ví en un pequeño cine de la capital-hoy por cierto teatro pero conserva el nombre) y recuerdo n especial la primera escena en la que la cámara enfoca la nave aterrizada y me pareció tal-en aquella joven e imaginitiva cabezilla, que estaba justo detrás de los árboles alrededor de aquella.(y)☺

offtopic: estoy convencido que a Michael de haber entendido las letras de Rosa León, y -claro está-saber de su existencia, le habrían encantado, esta por ejemplo.


Excelente intérprete y puesta en escena del tema sin duda.
 
Última edición:

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Siberian Husky:

En lo concerniente a la sección de animación, no me queda alegar otra mención sino la referente a la serie Saint Seiya, o, como la reconocemos en España, Los Caballeros del Zodíaco (1986-1989), con su inmortal cabecera en castellano. Contribuyó, sin duda, a estimular mi apego hacia la gran tradición anime japonesa de los setenta y ochenta, llegando a coleccionar algunas de sus figuras más icónicas, como Pegasus -protagonista esencial de la historia-, Escorpio -coincidente con mi signo-, o Tauro.

En relación a esto, previamente estuvo otra serie-en el año 80 concretamente que de manera similar a Mazinger Z, se adelantó a toooodo el anime variante ciencia ficción, galática que habría de llegar poco después como esta serie que menciona Siberian Husky, decir que la emisión aquí fue poco menos que un desastre pues aparte de simplificar mucho la trama y en cuanto al (des)orden de episodios y contenido de estos una auténtica carnicería en tanto que en ocasiones partes de diversos episodios originales.o_O

En fin, dejo aquí un extracto de un artículo sobre un libro que versa sobre ello, de un autor valiente-de veras que lo es dado el gran esfuerzo de recopilar info, datos suficientes ya perdidos por el tiempo y ha podido recopilar gracias a internet.


"Hablar de Comando G -asegura Joaquín - es hablar de un clásico de la animación japonesa, pero también de uno de los grandes clásicos del manga en nuestro país. Sobre este segundo punto, que es el que más de cerca nos toca, cabe recordar que estamos hablando de uno de los primeros títulos de animación japonesa que llegaron a España, concretamente en 1980. Durante la década de los setenta se pudieron ver en España Mazinger Z, Heidi y unas pocas series más; y no en vano la mayoría de ellas han pasado a formar parte de nuestra cultura popular, precisamente del mismo modo que sucede con Comando G".

"Fue el principio de algo grande que estaba por venir, y que fue el boom del manga en España a finales de los ochenta y durante los noventa -comenta Joaquín-. Creo que ahí radica el impacto en la cultura popular de nuestro país: en la época en la que llegó era algo completamente nuevo, algo distinto a todo lo que había podido verse en España en animación. Conquistaron a toda una generación de niños y adolescentes que hoy son adultos de más de treinta años, ¿cómo no iban a convertirse estas series en iconos de nuestra cultura?"


Y aquí en fin la intro de la primera versión de la serie cantada en efecto por el grupo Parchís:


alegato final, xp!: Los uniformes chanan ¡¿o ké!? que no solo los millenials vivísteis series molonas de anime japo, pioneras de todo lo que habría de venir como digo, lo que pasa es que mi generación está bastante menos presente en internet en esto de reivindicar y rememorar estas cosas, pero eso no signifca evidentemente que no existieran.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
¿Naide mas se anima a participar en este post? :rolleyes:
Come on, throw yourselves the roll!= ¡Venga, tiraros el rollo! XD!!
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
A falta de mas comments, con la venia (y ya que venía, juju!) voy a dejar algunas sintonías de mis series de dibus de cuando era pequeñito, ejeje!
Tan simples como entrañables. Esta en concreto era una versión perruna del famoso espadachín francés de ficción novelesca:

 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Sigo:
canción lacrimógena donde las haya, si no se te salta una lagrimilla al menos eres un boot, buuf!:

 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Qué gran sintonía para esta serie animada de los primeros 80 que echaron en la tele en su momento. Elegante y épica por igual.

 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
A lo mejor Siberian Husky me quiere matar un poquito, LOL! por la licencia que me estoy tomando en este post con offtopics pero la verdad q encuentro apropiado poner esto aquí pues tiene que ver en cierta buena medida.


Me refiero a que en la cultura popular se da, se ha dado en lo que aquí concierne, momentos de esta que realmente han trascendido lo meramente cultural/entretenimiento, para pasar a ser fenómeno social de rigor.
Un ejemplo característico es el combo película Saturday Night Fever y el disco de la banda sonora correspondiente de The Bee-Gees, en su momento fue aunque el tiempo trascurrido lo haya difuminado algo inevitablemente, aun hoy día incluso de después de que la disco old music queda tan atrás en el nuevo paradigma del techno dance, a cualquiera le viene a la cabeza la estampa de Tony Manero cuando por eje escucha: Stayin Alive.

Luego Star Wars en lo que refiere al cine, las películas clásicas de la saga, las mejores, a qué engañarnos, fueron todo un acontecimiento.

Y a lo que voy ahora mas: mis queridos superhéroes desde el que sirvió de modelo/patrón de todos hasta por supuesto los de mi querida Marvel con Spider-man a la cabeza, yes!!

En la tele y en lo tocante a los dibujos y mas en concreto la variante japo anime, estaba mi querido Mazinger Z.

Todos estos vamos a llamarlo venga, productos pero en el mejor sentido del término, trascendieron sus límites pasando de ser meros artefactos de entretenimiento porque todos y cada uno entiendo que rompieron con lo que hasta entonces se había visto, escuchado, leido,... en resumen "lo nunca visto".

En el caso del combo SNF y su banda sonora, casi por primera vez se vio que n el incipiente fenómeno de las discotecas-lugares destinados ya al baile a partir de entonces-aparecía un disco de tal música disco ld school que, sin ser seguramente lo mejor, sí que tenía una presentación inédita: unos blancos la mar de competentes haciendo música de ghetto negro y con esos falsetes tan característicos y llenos de energía que se adaptaban como un guante al 4 on the floor de esa música*.

Luego, en los superhéroes pues creo -mas allá de ser fan de este subgénero de cómix-que aportaron un concepto que bebiendo de la tradición clásica de la mitología y llevándolo a una cultura eminentemente pop y decididamente mas ligera, empero cautivaron la emoción, el gusto por la acción, la fantasía , aventura e incluso ciencia ficción de la chavalería criada al calor de este subgénero que abarca ya nada menos casi un siglo-teniendo en cuenta que el primer cómic de Superman en Action Comics es de 1938, recordemos. Es decir tipos/tipas con habilidades superhumanas, que iban aun mas allá en las capacidades ya de por sí tremendas de un bíblico Sansón o un semidios mitológico como Hércules con la fuerza de, si mal no recuerdo, diez hombres o mas.

Y por último mi admirado Mazinger Z, porque aun siendo consciente que en el imaginario colectivo de personas algo mas jóvenes que yo, que se encuentran ahora ya sus treinta e incluso primeros cuarenta algunos, tienen mucho mas en cuenta a por eje: Bola de Dragón, Caballeros del Zodiaco-como se ha visto en este mismo post-las secuelas de Bola de Dragón, Narutos, Doraemons, y de hecho todo un universo de manga/anime. antes, bastante antes y el primero llegó a las televisiones ese mega robot que para la nueva era post atómica inauguró todo un sub-género llamado mechas con el mencionado Evangelion, pero también sin duda Transformers y las pelis de Pacific Rim,...pero además en el caso de Mazinger, como tal novedad, creó un verdadero impacto entre lo que éramos peques a finales de los 70, quiero decir solo fueron aqui en España al menos- unos rácanos 27 episodios de los 92 totales, pero eso viniendo de Heidi, Marco, ...lo que se asomaba a las pantallas "de repente" era algo ta inédito que pasó a lo q viene a ser otro verdadero acontecimiento social de la época.
Un megarobot que decía puños fuera, ¡wow! al tiempo que les veias salir en efecto despedidos de su brazos a modo de mortales cohetes a reacción, esos rayos láser (idea tomada de Superman de hecho), ese viento huracanado corrosivo, ese fuego de pecho que fundía al contricante por poderoso que pudiera ser. la propia aleación Z con la que estaba hecho, pero es que no solo el protagonista si no los rivales: esos brutos mecánicos, ese Doctor Infierno de apariencia tan maquiavélica, su esbirro andrógino (mitad hombre/mitad mujer) Barón Ashler (verdadero impacto estando aun en transición), la piscina de donde emergía cuyas aguas se abrían por la mitad cual las del Mar Rojo bíblico, el Instituto de Energía Fotoatómica, el planeador que se acoplaba a la cabeza del coloso mecánico ( y de ahí otra espectacular novedad: un robot que lejos de ser manejado por control remoto lo hacía directamente un humano acoplado a él de tal manera que incluso se llegó a crear entre ambos una suerte de simbiosis que lograba dar una increible ilusión de conciencia humana al mecha, e incluso por momentos emociones humanas ¡chúpate esa!), en fin, hoy día algo ya visto y mas con todo esa hilera de creaciones al rebufo, y sin quitarle importancia lo que las siguientes series anime han significado a los que habéis venido después, esa serie marcó precisamente un antes y un después y ya nada volvería a ser lo mismo.


* ah!, luego vino un tal disco Thriller que le relevó en eso de ser el superventas mundial, pero eso es otra historia que no sé si os sonará, (nunca mejor dicho, xp!)
 
Última edición:

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Otra gran canción de serie infantil de cuando era niño, interpretada por Mocedades (gran armonía en los coros: estribillo;))

 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
A falta de mas comments, con la venia (y ya que venía, juju!) voy a dejar algunas sintonías de mis series de dibus de cuando era pequeñito, ejeje!
Tan simples como entrañables. Esta en concreto era una versión perruna del famoso espadachín francés de ficción novelesca:
Mira por donde me he tomado con esta entrañable noticia, para los que vimos la serie cuando eramos niños:



Y este mini link de vídeo a propósito de la promo, ejeje!:

 
Arriba