• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Artículo - Moonwalker, los videojuegos de Michael Jackson que entusiasmaron en los 90

t2bad4you

HideOuter ¡Invincible!
El 25 de junio es una fecha marcada a fuego para todo fan de Michael Jackson: el Rey del Pop nos dejó, pero su legado musical y cultural es imposible de eclipsar. En los videojuegos también tuvo algo que decir, y hoy en 3DJuegos recordamos Moonwalker, el juego que nos dejó ser Michael. Who’s Bad?

No importa de qué lado estés: es imposible no tener una opinión sobre Michael Jackson. El cantante de Gary, Indiana, falleció el 25 de junio de 2009 a los 50 años en Los Ángeles, y las causas de su muerte siguen generando ríos de tinta, tanto como las eternas dudas sobre los presuntos abusos de los que le han intentado acusar desde principios de los 90 y de los que hoy, 11 años después de su muerte, siguen siendo tema de debate. De lo que no hay duda alguna es que el Michael Jackson músico es uno de los artistas más influyentes y revolucionarios de la historia de la música, elevando su fama y trascendencia a rincones inalcanzables por ningún otro cantante.

¿Sabíais que fue un gran aficionado a los videojuegos? Su relación con Sega es la más conocida, pero su paseo por el E3 de 1995 jugando a Tekken en la fiesta de Sony, su sello discográfico a partir de Dangerous, también influenció en la batalla de los 32 bits entre Sega Saturn y PlayStation. Más allá de su aparición y homenajes en distintos juegos a lo largo de los últimos 30 años, sin duda, lo que los fans más recuerdan es su papel protagónico en Moonwalker, una surrealista película que coprotagonizaba junto a Joe Pesci y que Sega y US Gold llevaron al territorio del videojuego poco después de su estreno. Sin embargo, sus propuestas eran tan distintas entre sí que son tres videojuegos diferentes inspirados en una misma marca.

¿Cómo encararon los distintos estudios la realización de un videojuego protagonizado por Michael Jackson? Sin duda, de forma tan delirante como la película. Hoy repasamos en 3DJuegos cómo fueron Moonwalker en Mega Drive, Master System, máquinas recreativas y los ordenadores de la época y la mezcla de distintos géneros, ideas surrealistas... y una noche en un hospital de Los Ángeles con mucha sangre y muchas vendas: así era jugar a ser Michael Jackson.


Moonwalker, los videojuegos de Michael Jackson que entusiasmaron en los 90

Moonwalker, los videojuegos de Michael Jackson que entusiasmaron en los 90


Por Toni Piedrabuena de Www.3djuegos.com
20 de octubre de 2020

El 25 de junio es una fecha marcada a fuego para todo fan de Michael Jackson: el Rey del Pop nos dejó, pero su legado musical y cultural es imposible de eclipsar. En los videojuegos también tuvo algo que decir, y hoy en 3DJuegos recordamos Moonwalker, el juego que nos dejó ser Michael. Who’s Bad?
No importa de qué lado estés: es imposible no tener una opinión sobre Michael Jackson. El cantante de Gary, Indiana, falleció el 25 de junio de 2009 a los 50 años en Los Ángeles, y las causas de su muerte siguen generando ríos de tinta, tanto como las eternas dudas sobre los presuntos abusos de los que le han intentado acusar desde principios de los 90 y de los que hoy, 11 años después de su muerte, siguen siendo tema de debate. De lo que no hay duda alguna es que el Michael Jackson músico es uno de los artistas más influyentes y revolucionarios de la historia de la música, elevando su fama y trascendencia a rincones inalcanzables por ningún otro cantante.


¿Sabíais que fue un gran aficionado a los videojuegos? Su relación con Sega es la más conocida, pero su paseo por el E3 de 1995 jugando a Tekken en la fiesta de Sony, su sello discográfico a partir de Dangerous, también influenció en la batalla de los 32 bits entre Sega Saturn y PlayStation. Más allá de su aparición y homenajes en distintos juegos a lo largo de los últimos 30 años, sin duda, lo que los fans más recuerdan es su papel protagónico en Moonwalker, una surrealista película que coprotagonizaba junto a Joe Pesci y que Sega y US Gold llevaron al territorio del videojuego poco después de su estreno. Sin embargo, sus propuestas eran tan distintas entre sí que son tres videojuegos diferentes inspirados en una misma marca.
¿Cómo encararon los distintos estudios la realización de un videojuego protagonizado por Michael Jackson? Sin duda, de forma tan delirante como la película. Hoy repasamos en 3DJuegos cómo fueron Moonwalker en Mega Drive, Master System, máquinas recreativas y los ordenadores de la época y la mezcla de distintos géneros, ideas surrealistas... y una noche en un hospital de Los Ángeles con mucha sangre y muchas vendas: así era jugar a ser Michael Jackson.


Michael Jackson’s Moonwalker

Moonwalker, los videojuegos de Michael Jackson que entusiasmaron en los 90

'Michael', se oye la voz de Katy, ¡usted la ha encontrado! ¡Pero hay más niños perdidos todavía! ¿Podrá detener al psicópata Mr. Big y su banda de terroristas antes de que rapten a todos los chicos? ¡Usted podrá si es Michael Jackson! ¡Luche contra los malvados y desalmados! ¡Muévase solo como solamente Michael puede, al ritmo de Smooth Criminal, Beat It, Billie Jean y Bad!". La sinopsis española del juego no dejaba lugar a dudas: estábamos ante una auténtica superproducción de 16 bits para Mega Drive, uno de los grandes abanderados del Genesis Does What Nintendon't, porque la máquina de Yamauchi podría hacer muchas cosas, pero tener al Rey del Pop en uno de los momentos más altos de su carrera, desde luego, no.

¿Qué ofrecía Moonwalker? Una visión muy libre de la película en la que se inspiraba que nos ponía a los mandos de Michael Jackson en un juego de plataformas y acción. ¿El objetivo? Dar con todos los niños escondidos del escenario. ¿Concepto extraño? En realidad tiene mucho que ver con el Shinobi original, juego de recreativas en el que nuestro héroe, Joe Musashi, debía dar con una serie de niños perdidos en el escenario. La estructura de niveles, con varias plantas y zonas en las que buscar, de hecho, también hacen que el juego de Michael Jackson en consolas de Sega recuerde mucho al del ninja más popular de la empresa. Contaba con seis pantallas, cinco de plataformas y una sexta en la que Michael se convertía en nave espacial y debía acabar con Mr. Big.


¿Lo mejor del juego? La música y el baile, sin duda. No era habitual ver a un personaje con la animación de Michael Jackson, al que se le incluyó todo tipo de movimientos para simular sus pasos de baile. Sega llegó hasta el punto de incluir su famoso Moonwalk, un movimiento que no pasaba del mero adorno, puesto que no tenía ningún efecto jugable en la partida. No importaba: la ejecución del ataque especial cambiaba gran parte de nuestra vida por una sesión de baile que acababa con todos los enemigos de la pantalla. Todo acompañado de enormes adaptaciones de temas sacados de los discos Bad y Thriller con el característico sonido de Mega Drive. Una delicia para cualquier fan de Sega.


Master System, por su parte, también tuvo una muy digna conversión del juego de 16 bits. Contó con recortes gráficos y jugables, pero como nos tenía acostumbrados Sega con las distintas adaptaciones de 16 a 8 bits, se presentó un videojuego más que competente para los jugadores de Master System. Mantuvo sus seis niveles, los temas escogidos de la versión de Mega Drive… y la posibilidad de desplazarse haciendo el Moonwalk.


Moonwalker arcade

Lo primero que ves al iniciar la recreativa es el andar de Michael Jackson y su parada de puntillas para mostrarnos una panorámica de la luna y el título del juego. Lo que sin duda llama la atención antes de echar la primera moneda es el mensaje que reza: ¿Diseño y concepto de juego por Michael Jackson? Sin duda explicaría la grotesca aventura que nos espera en la bellísima recreativa de Sega, vestida de color rojo y negro y con tres palancas repartidas con imágenes promocionales de la película. ¿Listo para disfrutar de un beat’em up cooperativo para tres jugadores con vista isométrica? No tardarás en ver que el juego es una mezcla de ideas imposibles de un amante de los videojuegos como el propio Jackson.


¿Sabías que Michael Jackson tenía un alucinante salón recreativo en Neverland? No hace falta saber mucho de videojuegos para ver que el gusto del cantante en cuanto a máquinas arcade era exquisito, y muchas de las principales creaciones de los 80, 90 y 2000 estaban a disposición de Jackson en su propia casa. El concepto del Moonwalker de arcade responde a deseos locos de un usuario de videojuegos al que le dan carta blanca para realizar su propia producción: “¡Quiero convertirme en un robot cuando toque a mi mono Bubbles! ¡Quiero un cooperativo con otros dos clones del protagonista! ¡Quiero jefes finales surrealistas con zombis y fantasmas!”. Todo vale.


Me alegra el día pensar en Michael Jackson explicando a los desarrolladores de Sega cómo quería que fuese su videojuego y a los artistas ejecutando sin rechistar al Rey del Pop y ejecutando cada locura que se le ocurría. Como sucedió en la versión de consola, parece que Michael se inspiró en Shinobi para el concepto principal del juego: rescatar a los niños dispersados por el mapa y acabar con grandes jefes finales a lo largo de variados niveles que, en realidad, poco o nada tienen que ver con la película dirigida por Colin Chilvers y Jerry Kramer. Tampoco importa: tenemos su música, Joe Pesci y un trabajo de animación sencillamente fenomenal.


Los sprites de Michael al bailar, el uso de su sombrero del traje de Smooth Criminal para barrer enemigos en pantalla o su transformación en robot hacen de Moonwalker una producción muy curiosa y digna de ser disfrutada. Es un juego que está lejos de ser un gran beat’em up, pero la mera rareza de contar con Michael Jackson para su creación lo convierte en un videojuego imprescindible para cualquier fan del Rey.


Moonwalker: The Computer Game

Siendo un juego tan mediocre, ¿cómo se explica que lograse el sello de Jackson?
Se estrenó en Commodore Amiga, Commodore 64, Amstrad, Spectrum, Atari ST y PC. Corrió a cargo de un viejo socio de US Gold, Emerald Software, que se las ingeniaron para crear un videojuego de Michael Jackson multigénero, en el que el jugador debía seguir las andanzas del Rey del Pop tal y como las vive en la película. Aunque pueda sonar estupendo, la puesta en escena no es todo lo fabulosa que sin duda nos gustaría: los dos primeros niveles son insípidos laberintos en los que vestimos a Michael de conejo y le ayudamos a huir en su motocicleta a ritmo de Bad y Speed Demon, respectivamente.


El resto de niveles nos invitan a una sección de disparo en el Club 30 con Smooth Criminal de fondo y una batalla al más puro estilo Operation Wolf con el Cyber-Michael contra Mr. X vestida de una incongruente pista musical: The Way You Make Me Feel. Más allá de lo visual, no había grandes diferencias jugables entre una y otra versión, y el hecho de que jugases a Moonwalker en Amiga no te iba a servir para disfrutarlo mucho más que en Spectrum o Amstrad. Un auténtico desastre jugable con bucles musicales de no más de 10 segundos que hacían odiar a cualquiera los legendarios temas de Bad, uno de los más grandes discos de Michael Jackson.

Siendo un juego tan mediocre en todas sus plataformas y conociendo lo estricto que era Jackson con sus videojuegos, ¿cómo se explica que lograse el sello de calidad de Michael Jackson para su lanzamiento? Por un suceso alucinante narrado en el libro The Story of US Gold de Chris Wilkins y Roger M. Kean. Mandaron a un emisario a Los Ángeles para enseñar el juego a los representantes de Michael Jackson, pero la noche antes y aprovechando su estancia en un lujoso hotel, quiso hacerse un primitivo selfie con su cámara. Cruzó la puerta del balcón con tan mala suerte que no atisbo el cristal que separaba su habitación del exterior, rompiéndolo y provocándole imponentes cortes que lo llevaron a pasar la noche en urgencias justo el día antes de la reunión.


Naturalmente, no falló a la cita: llegó ensangrentado y hasta arriba de vendas, circunstancia que parece que ablandó a los representantes de Michael, que ni siquiera le pusieron impedimentos a no poder mostrar el juego en ningún ordenador dado el penoso estado en el que se encontraba. “Una buena historia para un pésimo producto”, recordaba el fundador de US Gold, Geoff Brown.

..............................................................


Fuente: www.3djuegos.com
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Resulta "de que" la anécdota del toñazo que se dio contra el cristal el pobre la leí en el libro de Xtartony, se me había olvidao por completo.:rolleyes:
 
Arriba