• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Sabías que...? Las discográficas y su trabajo de archivo y remasterizado.

Xtarlight

1
Miembro del equipo
MJH Team
Este artículo no nombra en ningun momento a MJ (si a Sony), pero creo que es extremadamente revelador sobre el trabajo de archivo y remasterizado de material discográfico y cómo ha sido (mal)tratado, sobre todo en el pasado.

El texto es de 1997, de ahí que hable en ocasiones de los discos duros como futuro del almacenamiento y ni siquiera nombre el impacto de internet.

Por su temática y extensión me imagino que las horas que he dedicado a traducirlo las van a leer cuatro gatos, pero ahí queda eso! :sleep:



Las discográficas luchan por rectificar los problemas de archivo del pasado.
por Bill Holland

Hoy, la preservación de los catálogos es más que una prioridad para

Hoy, la preservación del catálogo es más prioritario para las compañías discográficas principales de USA que nunca antes en la historia de la industria. Pero estos esfuerzos llegan demasiado tarde para un gran número de grabaciones, viejas y no tan viejas, que se han tirado a la basura, perdido, olvidado en archivos, e incluso vendido por cuatro duros.

71 expertos estuvieron de acuerdo en discutir el tema con Billboard - a veces pidiendo permanecer en el anonimato. Dicen que más de los 3 millones de grabaciones en USA que son propiedad de las discográficas más importantes están seguras en archivos pero que se ha perdido material suficiente a lo largo de los años como para que se trate de un problema.

Además, aunque es difícil de estimar, se dijo que tal vez hasta un millón de grabaciones de sellos independientes han desaparecido o se encuentran sin ninguna atención cogiendo polvo en archivos, sótanos y garajes de todo el país o han sido destruidos o han acabado en vertederos.

Material de todos los géneros de la música se ha visto afectado: rock, r&b, jazz, country, blues, clásica, pop, étnica, narración y otros, el espectro entero de grabaciones de sonido de este siglo.

A veces la suerte está en el lado del material. El productor de reediciones de Sony Columbia Music, Michael Brooks cuenta la historia sobre cómo salvó los masters de Louis Armstrong and His Allstars de la papelera.

"Estaba en la oficina del supervisor de estudio - esto fue en 1980 -. Había un montón de cintas, así que empecé a buscar entre ellas. Todas tenían una gran C escrita, incluyendo cajas claramente etiquetadas 'Louis Armstrong - Concierto Inédito. Le dije: '¿Qué es esto? El tipo dijo: 'Son cintas viejas que vamos a tirar para hacer sitio en el archivo. La C significaba chatarra."

Brooks se quedó con las cintas. Su historia también la cuenta el veterano productor de Columbia, George Avakian en las notas de la recién publicado doble CD de Columbia/Legacy "Louis Armstrong - El legendario concierto de Chicago de 1956".

"Elije cualquier discográfica," dijo una fuente. "Puedes escribir todo el artículo sólo con historias acerca de las grabaciones de esa empresa que han sido tiradas o desaparecidas. Es uno de los pequeños secretos sucios de la industria."

Perdidas de material de catálogo en la era anterior a las cintas, incluyen planchas de discos de metal, de acetatos, pruebas prensadas y copias de discos, según las fuentes. En la era de la cinta, las pérdidas incluyen tanto los masters de cinta mono y estéreo de singles y álbumes, copias de seguridad, tomas alternas y cintas de la sesión multi-pista.

Costes de almacenamiento

En los últimos años, según fuentes, el mayor impedimento para adecuar el archivo de más material han sido las constantes presiones administrativas en todas las empresas para ahorrar en costes de almacenamiento.

"En los años 70, hubo una orden de MCA en sus archivos de Nueva York de destruir todos los discos matriz anteriores a 1950 de Decca, Vocalian y Brunswick", dijo una fuente. "Pero la orden fue ignorada en silencio por la gente del archivo, que más tarde explicaron que había sitio de sobra y no había razón para hacer una destrucción sistemática".

La mayoría de los entrevistados dijo que en los últimos años Sony ha liderado la industria en sus esfuerzos para poner al día su archivo, pero las historias pasadas sobre decisiones con poca visión de futuro en la discográfica ilustran claramente por qué esos esfuerzos fueron iniciados por el nuevo propietario japonés de CBS.

"Yo estaba trabajando en la CBS a mediados de los años 70" dijo otro ex productor. "Un día nos dieron la noticia de que algún administrador ha decidido que debido a problemas de almacenamiento, las cintas mono del archivo debían ser desechadas. Esto no se refería solo mono mezcla estéreo de las sesiones, sino también a los masters anteriores al estéreo".

"Se dictó la orden, y en la hora del almuerzo, había todo tipo de personas alrededor de los contenedores de basura de la calle 52 tirando cintas, acetatos, hojas de seguimiento, notas de sesión, lo que sea, todo la calle, y otras personas que trataban de salvarlo o guardárselo. A los acetatos no les gustan las calles de asfalto. Finalmente alguien canceló la orden."

CBS Sony no estaba sola, medidas similares se tomaron en Liberty y ABC, antes de ser adquiridas, respectivamente, por EMI y MCA (ahora Universal Music Group) y dieron lugar a la destrucción de muchas cintas mono según fuentes. Algunos elementos de esa época habían estado tan mal almacenados en el pasado en Capitol EMI, que resultaron inútiles.

"Yo estaba haciendo una serie de grandes orquestas para Time-Life Records en 1984 y estábamos con Stan Kenton", recuerda Michael Brooks. "Las cintas de transferencia de Capitol estaban horriblemente distorsionadas, así que quise volver atrás y utilizar los acetatos originales de 16" que se almacenaban en un local en pilas enormes, cientos de ellos apilados unos encima de otros, aplastadas, las pilas tan altas que tendría que usar una escalera. Todo era una ruina."

Otro factor importante en todas las discográficas era la falta de atención adecuada sobre las grabaciones más antiguas, en la era pre-CD existía la percepción que tenían un valor insignificante y no lo veían como algo que pudiese dar ingresos de nuevo.

"Nadie sabía que habría interés por grabaciones antiguas," dijo una fuente. "Así que no había este punto de vista guardar copias de cualquier tipo. Así fue como pensaron, '¿Por qué mantener discos matrizl viejos? ¿Para qué mantener la grabación mono cuando tenemos el estéreo del reprocesado? ¿Por qué mantener estas cintas multipista tan voluminosas de las sesiones? Simplemente no tuvieron una idea mejor."

"Vi a los empleados de CBS en los años 80 guillotinando cintas, multipistas y masters de grandes artistas", dijo Bob Irwin, productor de Sony y también dueño de los archivos Sundazed. "Estaban cortando las cintas para tirarlas y guardando las cajas de lata para chatarra. Discutí con ellos y, finalmente, conseguí 30 o 40 cintas y las llevé a alguien que las supiera tratar mejor".

Irwin dijo que los empleados habían sido instruidos para destruir las cintas porque "de cada cinta que se quite de un estantes, la compañía ahorraba una moneda al mes. Esa era la actitud"

Todos los entrevistados dicen que estos hechos ya no volvieron a ocurrir nunca más. "Hay un clima diferente ahora", dijo una fuente. Porque cuando te pones a ello, el valor de una compañía de discos, en realidad, son los contratos de los artistas, su inventario y su catálogo.

"Ya saben lo que significa cuidar el catálogo manteniendo y archivando mejor el material original".

¿Por qué es este material es tan importante? "La respuesta es simple", dijo un veterano de la industria. "El resto, las copias y demás, no suenan tan bien. El sonido es más apagado. Si utiliza la cinta equivocada, como una ecualizada para las características de formato de vinilo, olvídate. O alguno en que se utilizó demasiada reducción de ruido demasiado para su reedición, sonará plano y mal".

Otra razón para la pérdida es la rotación de personal de la empresa, y la pérdida de "memoria corporativa".

"En los años 60 y 70", dijo un veterano de la industria, "la mayoría de las grandes empresas tenían a una persona que había estado a cargo del archivo durante millones de años, y esa persona sabía dónde estaba todo. Esto fue antes de los ordenadores".

"Bueno, esa gente se retiró. Y se llevaron la mayor parte de sus conocimientos con ellos, y muchas personas restantes eran básicamente los empleados que no distinguían a Otis Redding de ascensores Otis."

"El volumen de negocios es increíble", dijo Joanne Feltman, vicepresidente de negocios de BMG y el principal responsable de los archivos de BMG. "Esa es una de las razones de este proyecto: la persona que sabe acerca de sus activos hoy en día, sabe acerca de sus activos de mañana, sabe dónde está todo, sabe que está en buen estado".

A veces ha habido personas que trabajan no sólo en los archivos, sino también creando las reediciones para la compañía que no conocían ni a los artistas de su propio sello.

"Había una persona que trabajaba en el departamento reediciones de EMI/Capitol - esto es absolutamente cierto -, que me preguntó quién era Ricky Martin y Jan and Dean", dijo un productor. "¿Cómo se puede lidiar con eso? "

Una manera de lidiar con este giro inevitable de la industria en el aspecto generacional era incorporar a expertos que conocieran la historia de la compañía y sus artistas.

Detectives de los archivos[b/]

A mediados de los 80, las empresas empezaron a contratar a consultores externos para recorrer y buscar en sus archivos. A menudo, estudiosos y apasionados conocedores de determinados géneros musicales y artistas (incluso particulares), trabajadores independientes que pasaban días y semanas buscando archivos de la empresa, peinado los sucios almacenes buscando cajas de cintas y a menudo encontrando material útil.

"Uno de los principales problemas para el acceso rápido", dijo un experto en archivos, "es que nadie en ninguna empresa suele saber lo que hay en cada cinta. Si no está escrito exactamente en la caja de la cinta o te olvidas de ella o juegas a detectives. Eso significa tener que remangarse y arrodillarse a trabajar".

Con el tiempo y el compromiso el conocimiento de los expertos en las cintas han conseguido dar frutos.

"Así es como RCA encontró una toma alternativa de "That's All Right, Mama", primer single de Elvis para Sun Records. Perdido durante unos 33 años", dijo una fuente. "Finalmente se percataron de que los números de matriz de las cintas eran parecidos a los de las grabaciones editadas, y comenzaron a buscar. Créeme, en ninguna caja ponía "Elvis", sólo números. Finalmente lo encontraron."

Debido a sus conocimientos y tenacidad, y sus éxitos, muchos expertos de los archivos son ahora respetados productores de reediciones, mientras que otros se han convertido en parte de la nueva guardia del etiquetado de archivos.

Las pérdidas son en toda la industria

Las empresas más grandes y antiguas, CBS Sony/Columbia y RCA BMG/Víctor, fundadas en 1908 y 1901, tienen enormes colecciones fundacionales, así como adquisiciones posteriores - y tienen los archivos de almacenamiento más grandes y completos. BMG tiene un estimado de 1,3 millones de elementos (cintas, acetatos, discos matriz), Sony, más de 600.000, según las fuentes.

El archivo principal de Sony se encuentra ahora en una instalación de la Rocky Mountain en el estado de Nueva York, BMG tiene una instalación similar subterráneo cerca de Slippery Rock en Pennsylvania occidental.

Ambas compañías han dado presupuestos considerables para añadir programas de ordenador inteligentes al archivo.

Además del tamaño y la edad de su inventario de base, las participaciones en los archivos de ambas compañías han estado bastante intactas, porque no han tenido ofertas de adquisiciones durante las últimas décadas evitando que sus cámaras acorazadas se movieran y se almacenaran al azar - por lo tanto más vulnerables al desgaste - a pesar de que se enfrentan los mismos problemas que las empresas más jóvenes con su sellos adquiridos recientemente. Las adquisiciones y movimientos de catálogo se han convertido en el talón de Aquiles de todas las empresas, pero especialmente las empresas más pequeñas.

Los archivos de Universal Music Group (500.000 referencias), EMI/Capitol (250.000) y PolyGram (275.000), también se han actualizado en gran medida con alta tecnología en las instalaciones de almacenamiento. (...)

Warner Brothers Records (180.000) también puede presumir de un archivo estable y controlado - pero, a diferencia de todos los otros grandes, ha estado vigente casi desde la fundación del sello en 1958.

El catálogo de Atlantic Records (120.000 artículos, la mayoría de cintas), siempre ha estado almacenado por separado de su pariente recién llegado WEA. Su famoso catálogo se remonta a 1948. Atlantic ha sido la más lenta de las empresas para actualizar su archivo, que hasta el año pasado estuvo almacenado en condiciones descritas como "terribles" por muchas fuentes.

Antiguo y Nuevo

"En general, cuanto más vieja es una grabación", dijo una fuente, "es más probable que el material original haya desaparecido o no se pueda encontrar." A veces, las razones de para eliminar conscientemente material rayan la incredulidad.

"CBS empleaba a una persona famosa por sus razones extrañas para eliminar cosas", recuerda el productor reedición de Brooks. "Por ejemplo, archivaba test pressings históricos de 16" pero tiró a la basura todos los discos de 11". Al preguntarle porqué lo hacía, me dijo "No guardo discos pequeños".

La mujer ya no trabaja para la empresa.

Debido a las otras decisiones CBS Sony, por lo general basadas en los problemas de almacenamiento, desaparecieron muchos discos metálicos de la vieja Columbia y los registros de Okeh, aunque muchos de los acetatos de laca permanecen. "Colombia tiró una gran cantidad de discos metálicos, especialmente durante los años de la guerra. RCA Victor también, pero no tanto. Ellos tienen muchos de estos discos."

"La RCA tenía sus propios edificios de almacenamiento, por lo que no tenía que preocuparse por los costes de almacenamiento tanto como otras compañías", dijo una fuente. "Eso significaba que era más fácil de mantener las cosas".

Sin embargo, hay una gran cantidad de grabaciones muy recientes en todas las empresas que también están desaparecidas o extraviadas, según las fuentes. "No sólo faltan de la época de los discos de 78 rpm", dijo un veterano de las búsquedas de los archivos. "También faltan cintas de los años 60 y 70 y de los 80".

"La mayoría de cosas están ahí. Puedes encontrarlas si buscas lo suficiente, pero algunas cosas han desaparecido. Depende de cómo se organizó el archivo. Algunos sistemas de archivo no son la forma adecuada para el contenido de la cinta."

Una fuente familiarizada con las bibliotecas de EMI-Capitol admitió que "hay probablemente unas 10.000 cintas de las que nadie sabe lo que hay en ellas, y probablemente no lo sabremos. No es rentable. ¿Sabe cuánto costaría escuchar todas las cintas y pagar a los expertos para saber qué hay grabado en ellas?"

Lo mismo ocurre con otras discográficas. "Oh, sí, hay miles y miles de cintas misteriosas en casi cualquier empresa que imagine", dijo otro experto. "Si las cajas (de cinta) se encuentran en las pilas, o sin marcar, o mal marcadas ¿quién sabe?"

Los funcionarios del archivo de BMG se encuentran entre los archiveros que han desarrollado un sistema de inventario minucioso que implica códigos de barras, con cada elemento de la matriz y el número anotado. "Pero", añadió una fuente, "eso depende de lo que está escrito en una caja de cinta. No hay manera de saber si hay una canción dentro que no está listada. No hay manera de saber si la cinta Dolby es Dolby hasta que la escuchas."

A veces, los archiveros y los productores saben de la existencia de las cintas, pero la empresa prefiere pasar de ellas. "La explotación es otra parte completamente diferente de todo esto", dijo un productor. "Sé de una discográfica que cuenta con 40 rollos de cinta deSonny Rollins grabadas en vivo en clubes de The Village durante los años 60. Ellos (la división de jazz) saben que están ahí. Y Rollins ha hablado a la gente acerca de ellos. Pero no quieren mover un dedo".

Perdido y no encontrado

El archivo de Motown, ahora propiedad de Polygram, se estima en alrededor de 30.000 cintas, "típico de una compañía pequeña de esa época", dijo un veterano cuyas primeras observaciones fueron corroboradas por otras fuentes. Un vistazo a los archivos de Motown sirve también descripción de otros sellos pequeños que alcanzaron la fama en los años 60.

"La buena noticia en el caso de la Motown es que tienen la mayoría de los masters y la mayoría de las cintas multipista, pero los ingenieros y productores grabaron un montón de sesiones. La cinta era cara. Se conseguía un master y luego usaban el resto de la bobina para la próxima sesión. Así que no hay muchas tomas alternativas. Nunca hubo.

"Además, hay dispositivos de seguridad o copias probablemente casi todo en las llamadas cintas DM (copias de seguridad de menor calidad). Se hacían copias en estas cintas cuando enviaban los masters a la planta de prensado. Algunos están en el estándar de cinta de 1/4", pero más o menos 300 pistas en mono se grababan en carretes de tres pistas, como 36 canciones, 12 comprimidas en una pista unas pegadas con otras.

"Algunos de los masters son inexistentes o difíciles de encontrar - no diría que han desaparecido", dijo otra fuente. "Muchos de ellos han sido recuperados en los últimos años, los que se quedaron almacenados en los laboratorios de masterización. Sin embargo la mayoría de los acetatos y discos de meta hace tiempo que desaparecieron."

"Otros masters están afectados por el uso, así que para obtener el mejor sonido, tienes que volver a mezclar", dijo una fuente. "Y el problema de la remezcla de las multipistas es que es muy difícil de reproducir el sonido de las "Mezclas Motown" ya que tenían sus propias ecualizaciones y reverberaciones personalizadas.

"Si buscas lo suficiente, sin embargo, puedes encontrar un sustituto de la época. Por ejemplo, "Fingertips" de Stevie Wonder: Puede haber como 20 mezclas, hechas en cinco sesiones, todas almacenadas en sitios diferentes. Hacían una canción hasta que sonaba bien. El problema es encontrar la versión correcta."

Todas las fuentes dicen que los archivos de Motown tienen muchos masters inéditos de artistas conocidos y menos conocidos, y muchas cintas de shows en vivo. "Solían traer una máquina de tres pistas al Twenty Grand Club de Detroit para grabar los fines de semana durante años."

En general, las diversas fuentes, dicen que el archivo de Motown está en buena forma. "Sin embargo, tratar de encontrar el master final puede ser un problema", dijo una fuente. "Recuerde que la discográfica ha pasado por cuatro dueños, tres ciudades, y siete domicilios, si se incluyen los de Detroit".

"Compañías independientes, especialmente las más pequeñas tenían la misma política de "grabar encima" para mantener los costos bajos", dijo otra fuente. "Incluso RCA, Capitol, ABC, Mercury y Philips Smash-Mercuriy tenían políticas, a lo largo de los años 60 y 70, de reutilización, desguace o no almacenamiento de las cintas de la sesión multipista, y sólo mantener los masters mezclados.

"A veces, las cintas se terminan perdiendo", dijo un veterano archivista. "Están mal etiquetadas, o simplemente no se pueden encontrar, como el álbum de Bob Dylan, 'Nashville Skyline' - Sony todavía lo está buscando. Tienen una copia de seguridad, pero sólo es una copia. La buena noticia es que he encontrado el master de 'Blood on the Tracks'. Fue mal etiquetado cuando fue enviado años atrás, de Nashville a Nueva York."

En ocasiones, las discográficas compran otros sellos y luego descubre que las grabaciones nunca fueron entregadas.

"Tras la venta de Island a PolyGram en 1989, alguien finalmente dijo: 'Bueno, ¿dónde están las cintas? No las encontramos". Eran las cintas de los famosos estudios Compass Point de las Bahamas.

"Así que PolyGram llamó a Compass y les dijeron que habían sido enviadas a Nueva York. Con el tiempo se descubrió que habían sido retenidos en una aduana de Miami. Cajas y cajas de cintas almacenadas en algún lugar de los muelles durante un año. Entre ellas algunos albumes importantes de los 70 y 80. Grace Jones, Black Uhuru, Third World, B-52s, el proyecto de album abortado de James Brown y Sly y Robbie. Finalmente, los recuperó, y por suerte, sonaban bien".

"Sucede todo el tiempo. En Polygram se perdieron multipistas de Cream perdidas en algún momento entre la venta de Atlantic a Polydor, al parecer", dijo otra fuente. "MCA no puede encontrar los masters de Three Dog Night, The Grass Roots. Sony no encuentra algunos de los multipista del sello Bang. Por otro lado, alguien abrió una caja misteriosa en BMG, el otro día y encontró algo inédito de Hot Tuna. Sucede todo el tiempo en la industria."

Los ingenieros trabajaron con Steely Dan pasando a digital el disco "Royal Scam" en 1982 para el lanzamiento del CD final dice que la MCA no pudo encontrar el master analógico de una de las caras del disco.

"Estos muchachos buscaron y buscaron y, finalmente, tuvieron que utilizar una copia digital de seguridad previa para la cara A que a duras penas consiguieron hacer sonar. Algún payaso había intentado escucharlo en una máquina analógica Los bordes se habían machacado. Hay una foto en alguna parte de los ingenieros sujetando la cinta sobre los cabezales usando bastoncillos de algodón para hacerla girar bien".

Las historias de terror

Una de las pérdidas de archivo más devastadores en la historia de la industria moderna se produjo en febrero de 1978 en Atlantic en un incendio en un centro de almacenamiento de registros en Long Branch, Nueva Jersey, sin aire acondicionado.

El incendio en el almacén destruyó prácticamente todos los masters, inéditas, tomas alternativas y las cintas de las sesiones de los artistas que habían grabado para el sello y sus ramificaciones a través de su clásico de 1948-1969, su era de oro.

Miles de actuaciones de casi un centenar de los artistas más aclamados de R&B, soul, pop y jazz de USA se perdieron en el incendio. Según varias fuentes, entre 5.000 y 6.000 rollos de cinta fueron destruidos o dañados.

Para complicar aún más la dimensión de las pérdidas, la mayoría del material - todos menos los primeros años - habían sido grabadas en estéreo. Atlantic era un líder en la industria de grabación de este nuevo modo allá por 1952.

Varios ex ejecutivos de alto rango y miembros del personal en Atlantic contaron a Billboard que la noticia del fuego se mantuvo en silencio. "Fue muy secreto, yo pedía cintas y me decían que no estaban'', recordó uno de los productores. "No me enteré hasta un año después ".

En algunos casos, los productores de las reediciones y archiveros han descubierto algunas de las cintas perdidas, carretes que se habían retirado años antes del archivo y no se habían devuelto o que se habían sustraído conscientemente.

"Cuando estábamos haciendo el box set de John Coltrane", dijo el veterano de la industria y el ex productor Joel Dorn de Atlantic, "nos dijeron que todas las bobinas de la sesión y tomas habían desaparecido, supuestamente destruidas en el fuego. Yo había oído las historias. Pero me acerqué al viejo archivo a buscar de todos modos. Finalmente, un joven que había estado observando mis quejas, dijo, 'Sabes, creo que podría haber visto algo en esa zona de allí ", señalando un estante alto con carretes amontonados. Así que busqué en todas las cajas y finalmente encontré lo que esperaba. Las tomas alternativas supuestamente destruídas de 'Giant Steps' (el álbum de 1959 de Coltrane)

"Encontré otras cosas asombrosas, como primer demo Bobby Darin Atco de" Dream Lover "(1957), con Fred Neil tocando la guitarra."

Otros tesoros perdidos de Atlantic son masters, inéditas, tomas alternativas y ensayos de Ray Charles, canciones de Van "Piano Man" Paredes, y tomas de leyendas del jazz como Ornette Coleman, Tristano Lenny y Lee Konitz. Por suerte, Atlantic había almacenado sus masters en Nueva York en el momento del incendio 76.

MGM Records también sufrió los estragos de su archivo por un incendio, según varias fuentes. El fuego estalló en la nave de MGM de Hollywood en 1972. Aunque la mayoría de las cintas maestras fueron salvadas, de nuevo, muchas cintas de sesión, versiones alternativas y la mayoría de los acetatos master de muchas grabaciones de MGM, así como las de Verve Records (MGM había comprado el sello de jazz en los años 60), fueron destruidas o muy dañadas debido al efecto del agua efectuados en la extinción del fuego. El daño se agravó luego por el almacenamiento de emergencia de los materiales por un período de meses en un lugar abierto.

"Fue una especie de una plaga tras otra", dijo el archivero de la investigación Verve Ben Young, "para algunas de esas cintas que (debido a los cambios de propiedad) tuvieron que viajar de la costa este a la costa oeste y luego de vuelta a White Plains, Nueva York en los años 70 y 80 y ahora se guardan en Edison (Nueva Jersey).

"A veces es una búsqueda desesperada para cada pedacito que a veces vale la pena en su totalidad", dijo Young, "pero muy a menudo no tiene ningún valor en absoluto."

Un buen ejemplo de los problemas que enfrenta un productor de reedición tras un desastre semejante aparece en el galardonado de 1992 "The Complete Billie Holiday de The Verve". Notas de audio productor Phil Schaap de una lista de más de 30 pistas de Holiday dañadas o faltantes y escribe sobre "la ausencia en el tiempo de los archivos de más del 90% de los carretes originales de la sesión."

El caso más espectacular de un archivo destruído fue la decisión de RCA en los años 60 para demoler su almacén en Camden, NJ. El almacén, de acuerdo a los coleccionistas y los veteranos de la industria, era de cuatro plantas y estaba lleno de discos metálicos, acetatos, masters lacados, test pressings, matrices y grabaciones de la sesión de ensayo.

Varios días antes de la demolición, los funcionarios de RCA Francia obtuvieron permiso para pasar por el edificio y retirar cualquier material que les sirviera para su reedición de Jazz "Black and White". A unos pocos coleccionistas estadounidenses se les permitió también entrar en el edificio para rescatar los elementos que les fuesen de interés.

Unos días más tarde, mientras decenas de funcionarios de RCA y coleccionistas miraban desde un puente de Delaware, los expertos en demolición activaron las cargas de dinamita. Los testigos dijeron que vieron a "nubes de escombros y trozos de metal volando por las ventanas" del edificio derruído. Los restos de la construcción fueron vaciados en el río Delaware. Sobre ellos se construyó un embarcadero.

"¿Fue un caso de dinamitar, literalmente, nuestro patrimonio cultural, o una propiedad privada de una empresa que había tomado una decisión de negocio que tuviera sentido para ellos en ese momento?" pregunté a un joven documentalista, uno de varios que han confirmado la historia con mayores coleccionistas que estuvieron presentes en la demolición. "El problema es, que fue las dos cosas a la vez".

Otro ejemplo más reciente fue el de los empleados de una multinacional que recibió cajas de almacenamiento que contenían cientos de cintas de cada una, enviados desde una instalación de almacenamiento. Se descubrió entonces que, por desgracia, las cintas habían pasado "un tiempo", bajo el agua. "Las cajas", señala el observador, "tenía evidentes las líneas de mareas altas, las líneas marcadas por el agua".

"Hay ese tipo de historias en las discográficas. Cosas tiradas, vendidas como chatarra, extraviadas, perdidas. Y la política de 'grabar encima' para ahorrar unos cuantos dólares."

Otras fuentes dijeron haber visto a personal de la empresa grabar sobre una cinta ya grabada en lugar de una cinta en blanco para hacer una copia rápida de otra cosa.

"Cogían una caja y se iban. Debido a que eran perezosos o no tenían nada mejor, la usaban", dijo un productor. "He visto suceder esto más de una vez."

Varias fuentes dijeron que en los años 80, empleados de MCA, en virtud de una directiva para hacer copias de seguridad en los archivos, grabaron sobre masters de artistas como Patsy Cline y Roy Orbison.

Dicho de otra fuente: "Alguien necesita un poco de cinta de repuesto para hacer un doblaje, está bien, coge una caja, saca cinta y empieza a grabar sobre ella. Más tarde miro la caja y dice 'Gary Usher' temas inéditos. Por Dios... "

Borrado de Elvis, acelerado de Presley

Elvis pudo haber sido el rey, pero para los contables de RCA antes de que BMG se hiciera cargo de la empresa, era sólo un nombre en carretes de cinta molestos ocupando espacio valioso.

"En los años 70, tiraron material de Elvis", dijo una fuente. "Un problema de almacenamiento, al parecer. Eran carretes de sesión multipista de sus películas de los 60. Acabaron en discos piratas".

Las primeras sesiones de Presley en Los Ángeles, en 1957, también desaparecieron, pero esta vez, ejecutivos de reedición de BMG, 30 años después, localizaron copias poniéndose en contacto con Bones Howe, uno de los ingenieros de sonido que grabó las sesiones en Radio Recorders junto con Thorne Nogar. Por suerte para el sello, los había guardado en la biblioteca del estudio.

Y aún más, afortunadamente, Howe los salvó después de encontrarlos en la basura después de una "limpieza de estudio" tres años después.

"Entré por la puerta trasera del estudio un día", recordó Howe. "Fue en el año 1960. El contenedor estaba lleno de cintas. Dije, 'Dios mío, he trabajado en un montón de estas cosas."

"Le pregunté al supervisor, y dijo que el estudio había limpiado la biblioteca, y que había llamado a las compañías discográficas, pero no hubo respuesta. Y él dijo: 'Adelante, quédatelas' antes de que el camión contenedor de basura se las lleve."

"Escuché todas esas cintas y conseguí todas las cosas que había grabado, y buceando a través de ellas, me encontré con cintas de Elvis. Sellé todas ellas en cajas y las almacené en mi garaje. Estuvieron conmigo durante los años 80."

Aún mejor, además de varios carretes de mono, Howe había encontrado las cintas de toda la sesión en una máquina de corte estéreo de dos vías que sirve como una grabadora de cinta de copia de seguridad de rodar en las sesiones.

"Ahora, los maestros RCA tienen los masters en mono ecualizado, pero incluso en los años 60, las cosas de los archivos estaban fuera de control, cintas apiladas por todas partes, por lo que en realidad no hemos podido encontrar nada. Después de la muerte de Elvis empezaron a salir todas estas compilaciones", explicó Howe.

"Finalmente, a mediados de los 80, RCA llamó y me dijo 'nos han dicho que tienes estas cintas," y yo le dije, 'así es'. "Al final negociamos un precio y vendí las cintas de nuevo a RCA y las cintas de audio para el "Comeback Special" de 1986".

Tal vez la más sorprendente historia de descubrimientos de cintas de Elvis fue la del jefe de una compañía de discos en Alemania, que descubrió las cintas perdidas de primera Prelsey de 1956 sesiones de grabación de RCA en Nashville. Durante décadas, se creía que ya no existían.

Hace unos años, Bear Family Records en Hambergen, Alemania adquirieron toneladas de material de RCA Hank Snow de BMG para uno de sus sets de varios CDs. Cuando el dueño, Richard Weize y su ingeniero se sentaron en el estudio a escucha una a una las cintas, en una de ellas se escuchaba un sonido molesto de fondo. Al darle la vuelta a la cinta se quedaron maravillados. Se habían topado con una toma alternativa desconocida de Elvis de 1956, "I Want You, I Need You, I Love You".

Weize llamó al conocido experto en Elvis, Ernst Jorgensen, quien lo confirmó. Ni siquiera se sabía de su existencia. Jorgensen inmediatamente llamó a BMG en Nueva York, y ordenó que se buscaran en los archivos todas las cintas de Nashville con los números posteriores matriz siguientes a la sesión de Presley.

Después de una búsqueda exhaustiva, se encontraron con otros cinco temas perdidos de Presley "I Was the One," "I've Got a Woman", "I'm Counting On You," y dos tomas alternativas de "Heartbreak Hotel".

Algunos de los descubrimientos fueron incluidos en "Elvis '56", los demás aparecen en el box set "Platinum" que incluye el material desenterrado recientemente de Presley.

El estudio tenía una política de permitir a los empleados compra barato carretes de cinta "que no se utilizaran en la producción de álbumes específicos." Un empleado en el estudio pensaba que había conseguido una buena oferta al comprar a granel 2.200 bobinas.

La propiedad del alijo ha pasado por varias manos. Entre ellas aparecieron inéditos y masters en vivo de iconos tales como Louis Armstrong, Buddy Holly, Frank Sinatra, Hank Williams, Sr., Johnny Cash, Elvis Presley, Patsy Cline, Tony Bennett, Bob Dylan y varias docenas de otros artistas bien conocidos.

Desaparecido en combate

De vez en cuando los productores o ingenieros en el pasado se llevaban un master para su uso y se olvidaban dejar constancia causando problemas. A veces un ladrón se llevaba un master. Años más tarde, los archiveros y expertos del archivo descubren que falta un master. Una fuente dijo que había visto masters de Buddy Holly, Jackie Wilson y otros recien sacados de las bobinas.

En la era digital, a veces que falten cintas significa que hay que piratear a los piratas. "Algunos de los masters de los Byrds habían desaparecido, probablemente robados", dijo una fuente. "Así que cuando Sony sacó su colección de The Byrds, utilizaron las cintas que pudieron encontrar, pero luego acabaron transfiriendo las pistas que habían salido en un box set pirata italiano que contenía el material que había sido robado. Y hay muchos ejemplos más."

Historias de los años 80 y 90

El cierre de muchos estudios de Nueva York de grabación y masterización, como los laboratorios Bell, Allegro, Belltone, Sonido Sigma y la Record Plant se suma a la tradición de las pérdidas de cinta. La mayoría de las empresas dejaron las cintas de la sesión y hasta masters en estos estudios.

"Sony compró Bang en los años 80, pero no fue hasta 1990 cuando se dieron cuenta de no habían recibido los masters" recuerda Bob Irwin, productor de Sony. "Así que me llamaron y me dijeron, intente llamar a Ilene Berns, la viuda del dueño de Bang, en Nashville o Memphis. Así lo hicieron, y ella dijo, 'Oh, claro, todo está en mi sótano. ¿Quieres que te lo envíe?'".

Cuando The Record Plant salió del negocio, CBS (ahora Sony) fue una de una serie de grandes discográficas que habían guardado allí las cintas y nunca recogió sus masters según Irwin.

"Con el tiempo, un par de chicos de Wehauken, Nueva Jersey compraron el estudio y todo lo que quedaba - miles de cintas, incluyendo masters y pistas múltiples", dijo. "Como no tenían ningún interés en la venta de las cintas de forma ilegal, en su lugar, llamaron a las discográficas y dijeron, bueno, venga a buscar sus cosas. Les cobraron como 20 dólares por cinta por el almacenamiento porque ellos lo habían comprado y ahora tenían que hacerse cargo de quitárselo de encima.

"Así que Sony nos envió y nos fuimos a Wehawken. Llegamos a un loft con miles de rollos de sesiones multipista en los estantes", recordaba Irwin. "De Springsteen hacia abajo... Heart, Ted Nugent, y así. Volvimos a la discográfica y les convencimos para que lo compraran porque algunas de las cintas no tenían precio."

"Mientras estaba allí en ese desván, seguía viendo a todas estas cintas de otras compañías", dijo Irwin. "Hay grandes artistas de todas las discográficas. Incluso llamé a un chico de una discográfica y le dije, oye, aquí están todas las multipistas y bobinas! Nunca vino."

"Aquí viene lo bueno, años más tarde, me encontré con uno de los chicos que habían comprado las cintas de los estudios Record Plant y me dijo que sólo unos pocos sellos además de Sony habían respondido a sus llamadas. Nadie más fue a verles. Así que me dijo que los masters y multipistas, al no ser reclamados se fueron a la basura."

Una fuente de Warner Brothers Records también le dijo a Billboard: "Volamos a Nueva York y de ahí a Nueva Jersey, donde los nuevos propietarios habían guardado todas estas cintas. Sólo nos cobraron el almacenamiento. Nos llevamos un montón de cintas que nos pertenecía. Cosas como las cintas de Madonna en Sire."

Sin embargo, el ex copropietario de Record Plant, Chris Stone, dijo que él no cree que las compañías discográficas no respondieran, al menos cuando el estudio de Nueva York todavía estaba en funcionamiento. "Hicimos almacenar una gran cantidad de cintas, pero en la mayoría de los casos, las etiquetas fueron meticulosas y si no querían algo, era porque se trataba de una copia o una seguridad que ya tenían y para qué querían una cuarta copia. Así que no creo que fuese así ".

Stone dijo que no estaba al tanto de los supuestos mencionados anteriormente. "No me lo digas, porque creo que no lo quiero saber", dijo. "Me gustaría ser cauteloso a la hora de contar estas historias. A las discográficas no les va a gustar".

El advenimiento del CD trajo consigo cambios

En el caso de las empresas importantes la importancia de un almacenamiento coherente y política de preservación no quedará claro hasta el advenimiento del CD y la ventaja económica de material debidamente reeditado.

Los funcionarios EMI tomaron su plan de modernización muy en serio. Tres años y medio después, la empresa modernizó su archivo de Los Angeles y actualizó su base de datos de Capitol, el plan maestro también significó un movimiento de todas las cintas de los 70 a un centro de almacenamiento hecho a medida en Nueva Jersey, lejos de posibles daños de un terremoto de Los Angeles.

El escenario de día de la mudanza de las cintas de sesión de EMI-Capitol recordaba a la película "Road Warrior". Según Brooks: "Cargamos 50 camiones refrigerados, articulados, en cuatro convoyes por todo el país, utilizando diferentes rutas, con ocho horas de diferencia, junto con los coches de guardias de seguridad. Solamente se hicieron paradas para repostar.».

En los años anteriores a la actualización, sin embargo, Capitol almacenó muchas de sus cintas no sólo en el edificio del Capitol Tower y un almacén de distribución, sino en habitaciones pequeñas con aire acondicionado bajo el escenario del Pantages Theatre cerca en Hollywood y Vine, según varias fuentes. "Estuvieron allí hasta el 1987", dijo un ex empleado, "hasta que las sacaron. Nadie en la compañía sabía lo que había allí, porque se había hecho una década antes."

Capitol no fue la única discográfica que almacenó su material en instalaciones dudosas. Hasta el año pasado, los masters de Atlantic estuvieron durante años en diferentes lugares, entre ellos uno descrito por algunos expertos de la industria como un almacén sucio, desorganizado, y sin seguridad en el West Side de Nueva York.

"La puerta de emergencia de la calle 16 se podía abrir con un ladrillo", dijo una fuente. "Entré y no ví un alma. Sólo estantes y estantes de las bobinas de los artistas del Atlantic. Dije, '¿Hola? ¿Hola?" Por último me parece un tipo sentado con los pies en alto que no me vio entrar, pensé, ¿y si yo fuese un pirata musical?"

"La gente tiene que recordar que la división de música grabada es sólo una parte de lo que una gran multinacional. La mayor parte del dinero que llega a la división de la música va a donde el flujo de ingresos es mayor, que son los lanzamientos actuales", explicó otro veterano archivista. "Así que constantemente tienen que luchar para hacerles comprender la importancia de su material".

Hurto: ¿Libertad o robo?

Los robo de los archivos también han sido un problema en todas las discográficas en los últimos años.

Si bien hay casos aislados de grabaciones que van directamente a piratas, la mayor parte de ellos ha venido de apasionados fans de la música que sentían (en algunos casos, con razón) que si no "liberaban" el material acabaría tirado, destruído o cogiendo polvo.

Las fuentes no se ponen de acuerdo sobre la cuestión de los robos.

"Se le puede llamar lo que quieras, pero se trata de robar y punto", dijo uno. "No es que una discográfica decida o no sacar el material de un artista. Incluso si deciden ignorarlo o tirarlo a la basura, es su decisión. Todo le pertenece a ellos. Ese es el asunto."

Todas las fuentes para este artículo dijeron que se sorprendieron que no hubiese habido más robos en los últimos años. Uno de ellos sugirió que "no hay un mercado para los multipistas. La mayoría de la gente no tiene o no puede pagar el equipo en casa para reproducirlos. Ni siquiera masters de 1/2" o 15 ips. Es por eso que muchos de los robos ha sido acetatos o test pressing. Los test pressing funcionan bien en el mercado coleccionista. La gente puede presumir escuchándolos en casa".

Varias fuentes confirmaron que años atrás, archivos casi completos de test pressing de la era de los años 20 y 30 de artistas de jazz y blues en el sello Brunswick, Vocalian y Decca fueron robados del almacén de la MCA en el estado de Nueva York por una persona que sobornó a un guardia de la noche.

"Hay otro caso donde un hombre robó discos matriz de una vieja grabación de Columbia, hizo que le prensaran unas cuantas copias y luego destruyeron las matrices para asegurar el valor de su "colección". Bonito, ¿eh?"

La mayoría de los contrabandistas en la época de LP y el CD no han sido saqueadores de archivos. En cambio, en general lanzaron álbumes de material grabado en directos o de la radio.

Si bien hay casos de "piratas" que tienen en realidad material inédito - artistas como los Beatles, Bruce Springsteen, Bob Dylan, Beach Boys y Prince son los más populares - la mayor parte del material de uso no autorizado por los piratas no salen directamente de los archivos, sino a partir de fuentes tales laboratorios de masterización que se dejaron atrás los artistas. "Todo lo que necesitas es que un amigo se lo pase a otro amigo que se lo pase a otro", explicó una fuente.

Algunos productores de reediciones tienen conexión con la comunidad de coleccionistas y les llaman cuando se han quedado sin cintas en el archivo para un proyecto.

"Hay gente que tiene cintas que fueron arrojadas a la basura", dijo la fuente. "No están haciendo discos piratas, simplemente los tienen en su poder."

A menudo, los productores de reediciones y archiveros desarrollan poderes de Sherlock Holmes para seguir el rastro de pistas y rumores acerca de una pista que les falta siguiendo a sospechosos que en realidad han robado las pistas, y se enfrentan a ellos.

"A veces se ponen en contacto para vendérnoslas. Otras veces, las quieren devolver. Algunos de ellos, tras años, nos las traen por tener mala conciencia".

Otro dijo: "Sabemos que hay algunas colecciones de material (robado) que pertenecen a las personas mayores que las han dado o vendido a lugares como la Biblioteca del Congreso a cambio de un crédito fiscal, colecciones que tienen cosas raras, masters, acetatos."

Por una serie de razones, las compañías discográficas han decidido no procesar a los que creen que han robado material, dicen los conocedores, a pesar de que en algunos casos, saben que el presunto responsable, incluso cuando la persona que está o estaba en posesión de las grabaciones.

¿Por qué ningún proceso judicial? Según los entrevistados, dicen que es difícil para los fiscales probar el robo. En segundo lugar, un caso judicial podría revelar que la seguridad del archivo en el momento era insuficiente o inexistente.

El CD cambió el pensamiento empresarial

Como el primer indicio de un interés de los consumidores en material de catálogo surgió en los años de reediciones de CD iniciales, las empresas comenzaron a producir discos compactos a menudo sin orden ni concierto. Oyentes atentos y periodistas musicales descubrieron que algunos sonaban pobres y a veces ni siquiera incluían los temas o la música que recordaban.

"Hubo un poco de una revuelta de los consumidores porque muchos archivos estaban desorganizados y les faltaban cosas, así que en algunas de estas reediciones primeras se utiliza a menudo lo que la gente podía encontrar fácilmente - malas tomas, versiones mutiladas, editadas, introducciones cortadas, copias de segunda y tercera generación, todo tipo de cutreces. De repente, los aficionados y audiófilos se quejaron a las empresas, 'Hey, ¿qué demonios es esto? Fue entonces cuando las cosas empezaron a cambiar para mejor. "

Objetos perdidos

Un detective de los archivos dijo. "Como en cualquier negocio, hay tipos que hacen lo mismo como yo, que es encontrar cintas y preparar reediciones, y siempre estamos en el teléfono de unos y otros 'usted tiene alguna idea de dónde podría estar tal y tal cosa?' Muchas veces encontrábamos cintas en un almacén de una compañía de discos que pertenecían a otra compañía."

Según una fuente, una cinta que se cree el master del primer álbum de Billy Joel, "Cold Spring Harbor", recientemente apareció en los archivos Excello, propiedad de AVI, en Nashville. La cinta fue enviada de nuevo a la gente de Billy Joel.

Un veterano dijo que en la década de 1950 y 60, cuando un empleado ya fallecido del sello Chess (ahora en MCA Universal) se llevó las cintas de Chess masterizadas en el Universal Recording Studios de Chicago 'Solía llevarse también otras que no fuesen de su sello".

"Cuando el archivo de Chess se mudó a Nashville, vi filas y filas de estas cintas sin marcar, y le pregunté al chico lo que eran. Son del 'archivo universal' me dijo. Sólo Dios sabe cuántas cintas que pertenecen a otras pequeñas empresas de Chicago de la época que podrían estar en los archivos de Chess".

Dicho por otro rastreador de archivos: "He encontrado cintas en todos los lugares imaginables, no sólo en los archivos, en los sótanos, garajes sin calefacción, incluso cajas sin marcar, no hay hojas de seguimiento".

"Hemos encontrado las cintas de Leiber y Stroller en sellos independientes, Daisy, Red Bird, Tigre, masters de Blue Cat en el Brill Building. En una habitación vacía en la parte superior de un armario de archivo junto a una ventana abierta. Expuesto al verano e invierno de Nueva York desde 1963, probablemente. Estaban como espaguetti en las cajas. Lo creas o no, una vez reparadas y tras trabajar en ellas, las cintas sonaban bien".

Dejando sitio para la guerra y arrojando "basura"

Las historias de las sellos que han tirado a la basura material que se consideraban inútil se remontan a la época de la Depresión. Muchos discos matriz de los años 20 fueron eliminados por empresas como ARC, Paramount y Vocalian antes de que fueran compradas por grandes empresas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Columbia y RCA ambos donaron matrices metálicas para los desguaces de los tanques que luchaban contra las potencias del Eje.

Incluso antes de la Guerra Mundial, masters de RCA de gigantes del blues como Charlie Patton, Blind Blake, Ma Rainey, Skip James y Bukka White fueron destruidos.

"Después de la Guerra", un historiador dijo, "un ejecutivo de RCA encontró varios temas inéditos de Blind Willie McTell, prácticamente desconocidos y olvidados en ese momento. Ordenó que los tiraran. El funcionario fue despedido más tarde. No porque hubiera destruído registros inéditos de un maestro del blues, sino porque tiró material de la compañía "sin permiso."

Aunque los historiadores dicen que cientos y cientos de masters inéditos de blues y artistas populares - Blind Lemon Jefferson y Charlie Poole entre ellos - han desaparecido o han sido desechados o vendidos como chatarra durante la depresión, incluso antes de que estos sellos quebraran, algunas grabaciones sobrevivieron a esa época a través de los años, porque no eran de interés para muchos y fueron almacenadas y sin catalogar, hasta que se tropezó con décadas más tarde.

El desguace no se relega a los días de antaño. Según una fuente, también había piezas al por mayor de matrices metálicas en el viejo desguace de Columbia Bridgeport, Connecticut durante los últimos años 50, hasta que un ejecutivo de Columbia, John Hammond se enteró de ello y le puso fin.

¿Y mañana?

La mayoría de los 65 expertos entrevistados para este artículo expresó su preocupación por el futuro de archivo de sonido grabado. En primer lugar, que estaban preocupados de que con el auge de reedición en CD de los últimos años 80 y principios de los 90 parece estabilizarse, la financiación para el archivo y los esfuerzos de conservación en algunas empresas ya se están convirtiendo en una prioridad menor. Y ellos también están preocupados por la conservación fiable en un universo digital.

¿El deterioro de la digital?

Es inquietante, ya hay ejemplos en toda la industria de los masters digitales que están mostrando signos de deterioro para añadir al problema de conservación, las fuentes le dijo a Billboard, especialmente cuando las empresas no han "respaldado" a sus cintas analógicas digitales con masters de seguridad, según lo recomendado por la ingeniería y los grupos de archivos, tales como AES y NARAS.

Una muestra aleatoria reciente llevada a cabo por una multinacional de más de 100 cintas almacenadas digitalmente, un transferida recientemente como hace tres años, indican que existe un deterioro - perdida de datos o averías mecánicas - en el 10% de las cintas de la muestra.

Sony "sugirió" hasta mediados de los 80, cuando fue impugnado, tirar los masters en cinta analógica, una vez que habían sido transferidos a digital. Para las grabaciones analógicas que quedan, Sony está utilizando tanto el formato digital para realizar copias de seguridad de sus grabaciones analógicas y continuando también para hacer copias de analógico a analógico.

"Sabemos que los discos pueden durar 100 años. Sabemos que las cintas analógicas hasta ahora han durado casi 50 años", dijo un conocido ingeniero. "Pero no sé cuanto van a durar grabaciones almacenados en formato digital."

Dicho por otro ingeniero: "Estamos empezando a descubrir que algunos de los mecanismos digitales de transporte de las cintas son propensos a doblarse o plegarse o no moverse correctamente. En analógico se puede corregir algo de eso. En digital tenemos problema real, no puedes editar, la información simplemente ha desaparecido".

Otra preocupación es que, en muchos casos, el formato digital ha creado una situación en la que tal vez no haya nada don de un productor en el futuro pueda poner las manos que no sea el master de producción entregado.

"Ahora mismo, en muchos casos, no existe tal cosa como un master y una cinta de la sesión tal y como lo conocíamos en los días analógicos. Lo que se da a una compañía de discos es un master de producción llamado, U-Matic digital. Una cinta de dos pistas final que no se puede mezclar. Eso ya es malo de por si, además en muchos casos, ese master de producción fue creado con pistas que tuvieron varios productores individuales en estudios de todo el país. Nadie tiene a mano todas las cintas de la sesión digital. Entonces ¿qué pasará si en 10 o 20 años se desea volver a las cintas de la sesión?

Elegidos para la gloria

Otro problema relativo a los archivistas es la necesidad de que los ejecutivos de la discográfica entiendan que a menudo se requiere una gran cantidad de equipos de grabación, ahora obsoletos y equipo de reproducción difíciles de encontrar, de épocas anteriores para la remasterización de calidad y proyectos de nueva publicación.

"Archivos y estudios necesitan todo tipo de equipos de antiguos, y el personal bien informado para ejecutar todo esto", dijo un ingeniero. "Si no tienes personal capacitado que se preocupe y pone una cinta en una máquina que no ha sido limpiada o alineado correctamente, lo que está haciendo es ayudar a arruinar la cinta."

Otro ingeniero recitó una lista de necesidades, algo importante en una industria que ha tenido que cambiar los formatos para mantenerse al día con la tecnología que se inició hace un siglo con discos primitivos y nunca miró hacia atrás.

"Sólo por mencionar un par de cosas - a partir de material pre-cinta, se necesitan reproductores de 78 rpm con una velocidad variable, una docena de agujas ópticas diferentes, porque las empresas no fabricaban las mismas.

"Desde la época de la cinta, es necesario tener -o alquilar- un brazo mono, una máquina de pista completa, y también la pista de media y las máquinas de cuartos de pista que se han utilizado a lo largo de los años. Necesitará un buen reproductor de 45 rpm y 33 rpm y agujas.

"Para los primeros equipos de música, necesita un cabezal escalonado, dos pistas estéreo binaurales. Luego vinieron los cabezales en línea, máquinas de dos pistas. A continuación, las más recientes máquinas de 4, 8,16 y 24 pistas de los años 60, 70 y 80. Necesitas tener este equipo. De lo contrario, ¿cómo vas a ser capaz de reproducir los formatos? " dijo. "Es inútil tener estos archivos de la era espacial si no se tiene el equipo para reproducir el material."

"Mira, incluso los primeros equipos digitales, están ya obsoletos", agregó. "¿Serán las empresas lo suficientemente inteligentes como para tener las máquinas obsoletas en diez años? Espero que sí. Sin ellas, en el futuro, vas a estar metido en la mierda."

También está el tema aparte de la remasterización, de acuerdo con los expertos en preservación, y las exigencias de los empleados educados e informados. "Tal vez tenga las máquinas adecuada, algunas personas sabrán lo que están haciendo, pero algunos - no puedo creer que los dejen acercarse a un estudio - no tienen ni idea del desastre que pueden hacer".

"Para obtener un buen sonido en una reedición, también hay que tener en cuenta todo tipo de factores. Debe saber las características de la cinta original, cómo se realizó. Hay que valorar factores como las distintas curvas de ecualización que se usaban en los días de la alta fidelidad, como los valores de la RIAA y la NAP, toda esa historia".

"Si se reproduce una cinta analógica de 16 pistas de los 70 en una máquina moderna, no sonará igual que en una máquina de la época. Digamos que tienes un clásico de los años 50, como "Kind of Blue" de Miles Davis. Si no se transfieren (en el proceso de remasterización), utilizando un brazo viejo de tres vías, no va a sonar bien. Si se pasa mal de analógico a digital, no va a sonar bien. Pero a veces la gente de las discográficas sólo tratan de ganar tiempo y dicen 'lo que sea'."

"El personal inexperto es veces es un problema", admitió otro ingeniero. "Algunos toman decisiones de usar masters de transferencia de reediciones planas y no se dan cuenta de plano significa plano, y que el nuevo master hay que ajustarlo artificialmente, como dice la palabra: "re-masterizarlo" y hacerlo de forma que suene como en su época. De la forma adecuada".

"Por ejemplo, he visto gente que debería haber sabido usar mejor las cintas para algunos discos remasterizados", agregó. "Usaron cintas que se ecualizaron para vinilo. Lo ponía en la caja. El resultado, por supuesto, es que el sonido sonaba como si fuera basura".

Ejemplos de este tipo son las ediciones en CD de Jimi Hendrix, tanto por Reprise como por MCA que se encontraban en el mercado hasta hace poco, según el ingeniero Ed Kramer, quien trabajó en las fechas de grabación de Hendrix en los años 60 y 70 y fue clave en los dos años de duración de búsqueda de masters para la serie de emblemáticos discos remasterizados en las versiones aprobadas por el estate de Hendrix. Esta serie ha recibido elogios por la calidad del sonido de la mayor parte del material.

"Cuando estábamos haciendo la investigación para el proyecto, comprobamos los discos y dijimos, 'Oh, no, mira esto, dios mio, no puede ser, han estado usando copias ecualizadas! Por supuesto, sonaban jodidamente horribles, aburridas, sin ganas. Antinatural ".

Kramer también dice que una de las ediciones de MCA (aparentemente grabada de una copia hecha en una máquina que giraba con lentitud) estaba una octava de tono por debajo del pitch real.

También dijo que muchos de los masters habían desaparecido del archivo. La mayoría fueron localizados con el tiempo y, en algunos casos, "fueron recomprados a individuos", que se habían quedado con las cintas que quedaban en los estudios de grabación.

Como resultado del trabajo de investigación y las largas horas de cuidada remasterización, Kramer fue capaz de asegurarse de que las nuevas versiones sonaban mejor que las anteriores reediciones de Hendrix "Como si se hubiese quitado un velo de los altavoces".

No obstante, alrededor del 15% del material tuvo que ser tomado de otras fuentes distintas de las cintas maestras. "Nos tomamos el tiempo para hacerlas sonar bien - algo que las compañías discográficas no se molestan en hacer."

Otro veterano ingeniero dijo que él sabía de varios sellos que recientemente habían usado por error un masters analógicos para un lanzamiento digital y una copia digital para una edición en vinilo destinada a los adictos "de vinilo de alta calidad." ¿El resultado? "Ambos sonaban horrible y tuvieron que ser completamente rehechos. Tienes que usar la cabeza. Y tienes que saber un poco de historia."

Copia de seguridad digital con analógico

Algunas fuentes están preocupadas de que algunos ejecutivos de los archivos con buenos planes ahora el archivo podrían no estar actuando con la cautela suficiente cuando se trata de los métodos de la nueva generación de almacenamiento digital.

"Hay que recordar que las cintas digitales, DAT y, especialmente, las cintas U-Matic que son comunes ahora para masters de producción, tienen una cinta fina real - al igual que la cinta de video - que se puede para rizar o deformar y quedar desalineada. Con el tiempo podrían no seguir en forma. Entonces, ¿qué pasaría si todos estos R-DAT y U-Matics dejaran de funcionar dentro de unos años ¿Qué pasa si no lo han hecho sido transferido a CD-ROM o una copia de seguridad?

"Algunos están pensando en un nuevo sistema donde todo se copia automáticamente cada dos años en forma rotativa. Eso está muy bien, pero dicen que aparecería una pequeñísima. En algún momento, por ejemplo, en una décima generación, dios sabe lo que puede encontrar en esas cintas. Tal vez van a estar bien o tal vez la distorsión se magnifica o pasa algo más allá de lo que sus equipos pueden hacer frente ¿podría estar bien, podría ser medio malo, o podría ser todo un galimatías".

Otro ingeniero argumenta que dichos sistemas se han incorporado en el control de seguridad, incluso teniendo en cuenta los cambios de los formatos a medida que estén estandarizados y son reemplazados - por ejemplo, de U-Matic a disco y de ahí a algún tipo de versión de almacenamiento en disco duro.

Los tres principales grupos de grabación/archivo aún dicen que el formato más seguro de almacenamiento para la era moderna de la grabación en cinta no es digital, sino la cinta analógica.

La AES, ARSC y NARAS, en sus recomendaciones para el almacenamiento y la conservación de las grabaciones de sonido, todos concluyen que debido a que la cinta analógica ha demostrado durar, en general, y debido a que la vida de la cinta digital es desconocida, las grabaciones deben guardarse - o una copia de seguridad, por lo menos - en el formato de cinta analógica.

"Cualquiera que no hace copia de seguridad de sus masters digitales en analógicas podría estar cometiendo un gran error", dijo un archivista, "al menos que sepa con seguridad la cinta analógica ha durado 30 y 40 años".

En este escrito, las grandes discográficas han adoptado diferentes enfoques para el almacenamiento de archivos, pero la mayoría tienen programas para copias de seguridad de materiales en ambos formatos digitales y analógicos.

En BMG, por ejemplo, un portavoz dijo "estamos empezando por el archivo digital y analógico sobre 'material frágil'." Sony, de acuerdo con un funcionario de su archivo, hace dispositivos de seguridad digital y analógico "sólo en las grabaciones de la época posterior a la cinta," con el razonamiento de que el acetato (o metal) las transferencias a los digitales son preferibles a un proceso de tres pasos que incluye una copia de la cinta.

En Warner Brothers, la mayoría de archivos de su biblioteca de cintas están sólo en digital, pero en dos configuraciones - U-Matic y CDR (CD grabable).

PolyGram, sin embargo, tomó la decisión hace casi dos años para respaldar todo su archivo en cinta analógica a solas y no tanto digital, basada en la preocupación de que las opciones de almacenamiento digital y el formato son volátiles, y que las copias digitales podrían resultar que no tienen una vida útil larga. El coste de la cinta en blanco para el proyecto en curso se estimó en 4 millones de dólares en 1994.

También hay un sentimiento en toda la parte de ingeniería de la industria que la futura fabricación y la disponibilidad de la cinta analógica de alta calidad en sí es una cuestión abierta, según las fuentes. Varios fabricantes de renombre de cinta ya han abandonado el negocio de la cinta.

En general, los archivistas de las discográficas más importantes se enfrentan a lo que ven como un futuro incierto.

"Se ha demostrado que el mejor sistema no siempre gana la aprobación mercado", dijo una fuente.

"Mira la carrera de las cintas Beta. Lo mismo se aplica a algunos formatos digitales de almacenamiento, el sistema de Sony U-Matic conta el Mitsubishi, por ejemplo. No importa lo que digan los vendedores, ellos no saben lo que va a pasar en el futuro con esas cosas."

"Sólo sabemos algo con seguridad" dice un veterano archivista. "Sabemos que los discos de vinilo y pizarra han durado mucho, mucho tiempo. Recordad aquellos discos de Caruso que llevan ahí desde el cambio de siglo. Básicamente son inertes. No van a desaparecer. No estoy seguro de qué pasará con otros formatos, nadie puede estarlo."
 

chemarrod

HideOuter ¡Invincible!
Interesante. La verdad es que no voy a opinar porque con el cacao mental que me ha dejado no sabría muy bien que poner jaja Me ha costado leerlo y se me ha hecho algo pesadete, pero más te habrá costado a ti traducirlo. Gracias ;)
 

dentarcos

HideOuter ¡Invincible!
Osea que $ony puede estar diciendo la verdad y como he dicho en otros post y como me consta, las grabaciones de Michael están en la mismas condiciones que se dicen aquí, otras perdidas y otras robadas... nadie hace nada y cuando las necesitan para sacar nuevo material resultan que estan dañadas o simplemente no están. Esto si que es triste.
 

Miingus

HideOuter ¡Invincible!
NO me lo he leído todo, pero esto con artistas como The Who o Neil Young no pasa, más que nada porqué o son ellos mismos o tienen contratados a personal para que les lleve el tema de los archivos de audio y video personales y se aseguran en los contratos de dejar muy claritas las cosas.

Pero claro si lo dejas en manos de las compañías que lo único que les interesa es el money fresco, pués pasa lo que pasa.

Me ha gustado mucho las líneas sobre las grabaciones de Hendrix, de las cuales Kramer y la familia de Hendrix cuando las recuperaron hicieron y hacen un trabajo excelente.

Seguiré leyendo...

Grácias por la traducción Toni.
 

Faber

HideOuter ¡Invincible!
Interesante y triste a la vez. Algunas de las anécdotas son increíbles, es que no puedo creer que no le hayan dado el valor que tienen esas cintas (lo de la demolición es impresionate).

Ahora estoy relacionando este artículo con mi experiencia en TV. Trabajé varios años en un programa y veía con mis ojos como se tiraban backstages y masters de cosas interesantes (es más, me tocó ser a mi quien tirase eso a la basura o lo mande a "reciclar" o sea grabarle encima). Por suerte recuperé algunos videos y sé que algún día tendrán valor. La imagen del productor revolviendo el contenedor de basura y recuperando cintas de Elvis es casi surreal.
 
En verdad era un tocho Xtar......:mareao: Pero muy interesante.
La verdad que es tristísimo lo que sucede con tantas cosas al paso de los años.

Gracias por tomarte este trabajazo.
 
Que panorama más desolador... Todo ese material destruido me recuerda a Fahrenheit 451 y el futuro del material actual parece que tiene el mismo destino :( Lamentable que la falta de cuidado, de interés y un problema puramente económico haga desaparecer auténticas joyas.

Gracias por tomarte el trabajo, Xtar. Ni preguntarte las horas... :bravo: a mi me ha llevado mas de una leerlo entero y los ojos me dan vueltas... :p
 
Esto es igual que el gran archivo de TVE, que se esta deteriorando, no valoramos nada....
Lo dicho...
Vivimos en el " TRECE RUE DEL PERCEBE" .....
 

Unbreakable

HideOuter Hiperactivo
Xtarlight ¿lo tradujiste todo? ¿cuanto tiempo te habra tomado?.

Este post es solamente para agradecer tan amable gesto. Yo no tengo problema con el idioma pero realmente me parece un gran detalle el que te hallas tomado la molestia (la intencion es lo que vale), mucho amor al foro. Ni hablar, no me queda mas que quitarme el sombrero.

Y no puede estar mas acorde al tema actual. Gracias.

Saludos.
 

RugaL

HideOuter Hiperactivo
Madre mía que tochaco! No quiero ni saber las horas y horas que has tenido que dedicar a la traducción, Tony, o si has tenido a un grupo de 100 traductores, pq sino no me lo explico.

Es justo la idea que tenía con el tema de los conciertos del Bad Tour, y que seguro que pasa con bastante otro material de Michael. Por un lado es entendible, todo el material a lo largo de los años ocupa muchísimo espacio, y antaño la mentalidad era diferente a la actual. Había visionarios que lo vieron venir y pusieron los medios para mantenerlo, pero muchos otros decidieron descartarlo.

Justamente hoy he tenido un caso similar en el trabajo. Os lo voy a contar, por mera curiosidad.
Resulta que tenemos un almacén en donde se guarda digamos "todo lo que no vale", desde equipos antiguos de telecomunicaciones a material viejo de gimnasio. Pues bien, en una zona hay unos cuantos archivadores con cientos (o miles) de cartillas de personal que trabajó en esas y otras instalaciones de la empresa, con datos económicos, personales y profesionales, con fotos y demás contenido histórico, que datan de los años 30-40. Estamos hablando de personas que nacieron entre finales del 1800 y principios de 1900 !! Pues bien, ese material está desperdigado, mucho de ello por el suelo y lleno de polvo.

Está claro que ese material no tiene el mismo uso futuro que unas grabaciones discográficas, y que la mayoría de esas personas ya no habrá nadie vivo que tan siquiera las haya conocido, pero no deja de ser historia y puede que en un futuro nos arrepintamos de todos estos descuidos.

Bueno, y tras mi tocho personal, hay una cosa que llevo pensando tiempo y que esto hace que lo asuma más. Ninguno habéis pensado cómo es posible que aún no hayamos visto casi ninguno de los videoclips de Michael en alta definición (a excepción de lo contenido en Moonwalker)?

Es más, ¿cómo es posible que el videoclip más famoso de todos los tiempos, el cual se grabó con equipos profesionales dignos de las mejores películas, no esté en HD?

Muchos se creen que dentro de unos años, Sony cogerá y sacará todo lo que ha sacado en DVD en estos últimos tiempos para que lo volvamos a comprar en HD. Yo directamente soy de la opinión de que no los veremos nunca.

Ójala me equivoque....
 

lovely one

HideOuter ¡Invincible!
¡¡Flipante Xtar....!! Es texto es de 1997... y llevas desde entonces traduciéndolo ¿verdad? :cuñao:p
Uff... Vaya trabajo.... ¡¡mil gracias!! :bravo:


¡¡Qué fuerte!! Que se haya valorado tan poco todos esos tesoros. Muchas cosas se perdieron en incendios, y desastres, o por dificultad para almacenarlos, pero otras simplemente se destruyeron o se dejaron por ahí tirados ... Masters de Louis Armstrong etiquetados como chatarra... :(

Esto sí que es triste...
"Una fuente familiarizada con las bibliotecas de EMI-Capitol admitió que "hay probablemente unas 10.000 cintas de las que nadie sabe lo que hay en ellas, y probablemente no lo sabremos. No es rentable. ¿Sabe cuánto costaría escuchar todas las cintas y pagar a los expertos para saber qué hay grabado en ellas?"
A veces, los archiveros y los productores saben de la existencia de las cintas, pero la empresa prefiere pasar de ellas"


Podrían ponerse a buscar y seguramente encontrarían joyas como las que se encontraron años después del incencio en Atlantic, como llas tomas alternativas del album de Coltraine o la primera demo de Bobby Darin, o tantas y tantas cosas...
Conclusión, son vagos hasta dejar de decirlo. Es más, son vagos hasta los ladrones, que ya es decir... :ains:
Las discográficas están más preocupadas por producir el último disco del artista de medio pelo de turno, que por buscar joyas de los grandes en sus archivos. Una pena.

Motown sí saca cosas. Interesante lo que dice el artículo de que, a pesar de que tenían por costumbre grabar encima para ahorrar cinta y no hay muchas versiones alternativas (aunque algunas hay:p), al menos tienen la mayoría de los masters y sesiones multipista, de muchos de sus artistas. Y ese dato de que "Solían traer una máquina de tres pistas al Twenty Grand Club de Detroit para grabar los fines de semana durante años."... uff... Se me hace la boca agua sólo de pensarlo... Espero que sigan muchos años sacando cosas, es un auténtico regalo.

Con Elvis se ha hecho un buen trabajo. Buscaron cintas perdidas, las trataron con mimo, y han sacado trabajos espectaculares desde su muerte y a lo largo de los años, singles y Lp´s de inéditas, "Elvis Aaron Presley", "Comeback special", "sesiones de Nashville", "conciertos en Texas" de los archivos de la RCA, luego más conciertos en Aloha, en las Vegas y en Nueva York, etc... Ojalá se hiciera lo mismo con Michael, tengo esperanza de que a la vuelta de los años las cosas cambien y empiecen a salir cosas así.

¡¡Qué cutreeee lo de Sony con The Byrds, comprando el material de un box- set pirata italiano :jajaja: Al final a ver si va a ser verdad que los fans tenemos más material de Michael que ellos :p


Lo que es inquietante es que parece ser que las grabaciones almacenadas en formato digital tienen peor conservación que las cintas analógicas. El artículo es de 1997, no sé cómo será actualmente.

Y muy interesante también todo lo relativo a la remasterización de cintas antiguas, de los requisitos para que sea buena y de los destrozos que pueden hacer algunos técnicos si no saben o no tienen los medios apropiados para hacerlo.
El panorama es descorazonador :(

¡¡Gracias Xtar, muy interesante!!
 

ThrobEr

HideOuter ¡Invincible!
Algunas dudas que siempre he tenido sobre este tema y me vuelven a surgir tras leer el post:

Cuando un artista se encuentra en proceso de grabación (o creativo) y va registrando su trabajo, si está usando un estudio de grabación personal (privado, de su propiedad en su casa por ejemplo) o bien alquilando un estudio ajeno a la discográfica a la que pertenece; todo ese material no es propiedad de su discográfica, verdad?

Entonces aplicando esto a una situación que pudiera darse en el caso de grabaciones de Michael, dónde estarían todas esas cintas?

Imaginando que esas grabaciones estuvieran en propiedad de la discográfica, y a partir de ahí habría que saber el estado en que se encuentran (tema del post) también hay que considerar que no todo el material existente merecería le pena ser publicado o no tener la calidad suficiente (y no me refiero a la calidad de audio) y seguramente existirán canciones, fragmentos y bocetos que MJ nunca quisiera que se hicieran públicas. Entonces: qué derechos tienen para comercializar ese tipo de material?

A nosotros nos gustaría escuchar hasta el último suspiro que Michael haya registrado y se encuentre grabado, pero habrá material que seguramente preferiríamos que no viera la luz nunca. Los fans curiosos lo quisiéramos escuchar todo, pero que NO llegase a oidos de la masa en general... y eso sería imposible a no ser que tuviésemos en nuestro poder una de esas cintas para nosotros exclusivamente!
 

GLOVED_ONE

HideOuter Hiperactivo
Muchas gracias, muy interesante el artículo!

Joder, siempre pienso en la rabia que da que en los tiempos en que Michael hacía giras no existiese toda la tecnología actual. Me imagino montones de grabaciones de cada concierto del Bad tour colgadas en Youtube :D.

Otra cosa que me pregunto es en manos de quién o quiénes estarán todas las grabaciones personales que Michael hacía? Porque siempre llevaba su equipo de filmación... También estarán criando polvo en almacenes?
 

jorgegggccc

HideOuter Hiperactivo
Vamos, que se duda de hasta si el formato digital valla a ser duradero. Es preocupante pensar que un monton de grabaciónes estén por ahi descatalogadas, perdidas, a saber en que condiciones,...
Siempre pienso, y por qué narices no pasan todo de lo que dispongan de MJ, al menos a formato digital para que no siga perdiendo calidad? y después ya decidirán que ir editando o no, pero tenerlo en condiciones.
Me presto voluntario para buscarlas y catalogarlas :p

Muy interesante el articulo, gracias
 

katie

🔹
Lo he leído todo, muy interesante articulo.

Muchas gracias, por el trabajo que te tomaste en la traducción lleva más de una hora leerlo.

¡¡¡ gracias, Xtar !!!
 

Xtarlight

1
Miembro del equipo
MJH Team
Recupero este post para añadir una noticia reciente sobre un incendio de hace unos años...

Medio millón de masters convertidos en cenizas

Sucedió hace más de 10 años, pero fue ayer noticia en un extensísimo reportaje aparecido en New York Times e inmediatamente contestado por el grupo Universal para rebajar el aire fatalista de esa publicación, pero sin negar el enorme impacto que tuvo un incendio el 1 de junio de 2008 en uno de los principales archivos de originales audiovisuales del grupo.

Una de las imágenes del incendio publicadas en NYT

Podéis imaginaros que la lista de nombres grandes, medianos y pequeños cuyas cintas magnetofónicas desaparecieron pasto de las llamas es larguísima y toca todas las épocas y estilos. NYT cita bajo el impactante título de 'El día que la música ardió' diferentes grabaciones de entre otros: Louis Armstrong, Duke Ellington, Al Jolson, Bing Crosby, Ella Fitzgerald, Judy Garland, Billie Holiday, Louis Jordan, Chuck Berry, Muddy Waters, Howlin’ Wolf, Willie Dixon, Bo Diddley, Etta James, John Lee Hooker, Buddy Guy, Little Walter, Aretha Franklin, Buddy Holly, John Coltrane, Ellington, Count Basie, Coleman Hawkins, Dizzy Gillespie, Max Roach, Art Blakey, Sonny Rollins, Charles Mingus, Ornette Coleman, Alice Coltrane, Sun Ra, Albert Ayler, Pharoah Sanders, Bill Haley, Jackie Brenston, Bo Diddley, Benny Goodman, Cab Calloway, the Andrews Sisters, the Ink Spots, the Mills Brothers, Lionel Hampton, Ray Charles, Sister Rosetta Tharpe, Clara Ward, Sammy Davis Jr., Les Paul, Fats Domino, Big Mama Thornton, Burl Ives, the Weavers, Kitty Wells, Ernest Tubb, Lefty Frizzell, Loretta Lynn, George Jones, Merle Haggard, Bobby (Blue) Bland, B.B. King, Ike Turner, the Four Tops, Quincy Jones, Burt Bacharach, Joan Baez, Neil Diamond, Sonny and Cher, the Mamas and the Papas, Joni Mitchell, Captain Beefheart, Cat Stevens, the Carpenters, Gladys Knight and the Pips, Al Green, the Flying Burrito Brothers, Elton John, Lynyrd Skynyrd, Eric Clapton, Jimmy Buffett, the Eagles, Don Henley, Aerosmith, Steely Dan, Iggy Pop, Rufus and Chaka Khan, Barry White, Patti LaBelle, Yoko Ono, Tom Petty and the Heartbreakers, the Police, Sting, George Strait, Steve Earle, R.E.M., Janet Jackson, Eric B. and Rakim, New Edition, Bobby Brown, Guns N’ Roses, Queen Latifah, Mary J. Blige, Sonic Youth, No Doubt, Nine Inch Nails, Snoop Dogg, Nirvana, Soundgarden, Hole, Beck, Sheryl Crow, Tupac Shakur, o Eminem.

Cabe pensar que muchas de las grabaciones estarían ya disponibles en otros formatos, principalmente digitales, y emplazamientos. Tanto CDs como versiones digitales 'maestras' de primera generación y alta calidad a partir de las cintas magnetofónicas originales. Pero hablad con cualquier celoso archivero y os dirá con qué mimo se intenta preservar el formato original, fuera cual fuera, con un interés que es en parte digamos museístico/arqueológico, de pura preservación de las fuentes, y en parte práctico, ante la duda de si el futuro podrá traer unos medios de lectura de esos soportes que extraigan mayor calidad de ellos que los sistemas actualmente disponibles.

Así que podemos imaginar el dolor que debió causar ese incendio del cual poco detalle se ha sabido a pesar del tiempo pasado. El artículo de NYT es por tanto especulativo en buena parte de lo que narra, pero las dimensiones del siniestro son sólo comparables a las del silencio sobre sus consecuencias, que dejaron tocado un archivo histórico de descomunales dimensiones.

Queda la referencia para quienes queráis indagar más directamente en ese reportaje de NYT, y también la sensibilización ante esta cuestión de los 'master'. A día de hoy los formatos digitales concentran prácticamente cualquier información en ficheros binarios fáciles de duplicar y con los que son posibles políticas de seguridad muy completas.

Pero las cintas magnetofónicas, el audio no publicado presente en ellas, ya sean temas inéditos, pruebas, tomas falsas, anotaciones en voz, o de cualquier otro tipo, y muchas veces las propias notas en papel o en las carpetas y adhesivos que las acompañan, además de sufrir inevitablemente los achaques del paso del tiempo pueden también sufrir estos otros envites del destino.

Sin duda ese primero de junio de 2008 fue un día tan negro como el humo que se pudo ver desde Nueva York.

[Hispasonic]
 
Arriba