• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

¿Creéis que Michael desperdició su talento en alguna medida?

Ninooa

HideOuter Adicto
Creo que con Dangerous tocó un techo que no pudo superar y el juicio del 93 no lo ayudó para nada. La mayoría de las canciones de History-BOTDF son descartes de Bad-Dangerous también, digamos todo. Invincible es un buen album pero lejos de lo que podia hacer MJ
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Superfly sister no tiene nada de Teen... En los discos creo que su obsesivo perfeccionismo le hizo perder quizás buenos momentos musicales.
A lo primero damn right man, damn right! En cuanto a lo segundo ¿podrías desarrollar un tanto a qué te refieres? Me parece importante.
 

davidpepe98

HideOuter Novel
Pienso que no desperdicio nada, mas bien desgasto tanto que hasta fisicamente se consumio, cosa que lo hizo un grande, todo lo necesario para ser el gran llamado ¨Rey del pop¨ pienso que todo era como tenia que hacerse, las personas normales tienen vidas normales pero las leyendas no... Estas personas son muy especiales, es por eso que estrellas como freddie Mercury, o nuestro cantante favorito como lo es Michael Jackson tuvieron esa fama que tuvieron, no solo por su talento (Que obviamente es importante y escencial) sino tambien por su vida tan controversial y de muchos misterios, pienso que eso es muy importante para la vida del artista ya que debe existir un talento y una gran historia detras que siempre es lo que le va a interesar y se va a sentir identificada la gente







Todo lo necesario para sus plantas para piscinas naturales solo en plantasystanques.es
 

Prin

HideOuter Adicto
A lo primero damn right man, damn right! En cuanto a lo segundo ¿podrías desarrollar un tanto a qué te refieres? Me parece importante.
Me refiero a que, no fue tan experimental, a un nivel Prince por ejemplo. Siento que el dar con ese toque perfecto le impedía fluir mejor y quizás crear buenas canciones o melodías pero tal vez no hits. Estaba obsesionado con el éxito. Se supone que quería vender 100M con Bad. Y dejó solo para la versión CD quizás una de las mejores canciones de ese disco que es Leave Me Alone. En fin, escuchando sus demos, siendo un obsesivo fanatico de su música siento eso, que se dejaba fluir poco. Con los Lives me pasa lo mismo, a veces creo que nos mostró más espectáculo que música, lo que no está mal pero no pudimos simplemente escucharlo cantar, con una buena banda en vivo. Todo tenía que ser con excesivo espectáculo, pero su banda no era tan buena al nivel de otros grandes, y ya en el history tour era prácticamente nada. Para ver algo de eso tuvimos que esperar a los ensayos del DANGEROUS tour, que es realmente genial pero todo en ese contexto, de lo filtrado. Demasiada espectacularidad le fue quitando alma.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Me refiero a que, no fue tan experimental, a un nivel Prince por ejemplo. Siento que el dar con ese toque perfecto le impedía fluir mejor y quizás crear buenas canciones o melodías pero tal vez no hits. Estaba obsesionado con el éxito. Se supone que quería vender 100M con Bad. Y dejó solo para la versión CD quizás una de las mejores canciones de ese disco que es Leave Me Alone. En fin, escuchando sus demos, siendo un obsesivo fanatico de su música siento eso, que se dejaba fluir poco. Con los Lives me pasa lo mismo, a veces creo que nos mostró más espectáculo que música, lo que no está mal pero no pudimos simplemente escucharlo cantar, con una buena banda en vivo. Todo tenía que ser con excesivo espectáculo, pero su banda no era tan buena al nivel de otros grandes, y ya en el history tour era prácticamente nada. Para ver algo de eso tuvimos que esperar a los ensayos del DANGEROUS tour, que es realmente genial pero todo en ese contexto, de lo filtrado. Demasiada espectacularidad le fue quitando alma.
A lo primero que te destaco en negrita ¿dices entonces que creaba buenos temas pero no hits a pesar de estar obsesionado con el éxito, no sería al revés en tal caso?:unsure:

Por mi parte en este punto a mí-como summun del entertainer definitivo que ha sido-creo que podía hacer las dos cosas sin ser una excluyente de otra: hacer temas accesibles pegadizos de hecho pero teniendo una calidad probada: a este respecto suelo decir que para mí Michael-no sé si llegando al nivel de Stevie Wonder-tenía un don para crear melodías inspiradas (así las llamo a las que son hermosas llegando a un nivel lírico cercano a la música clásica incluso). Él mismo decía que quería temas que los pudiese tararear hasta una señora de la limpieza, ejeje! queriendo con esto decir eso de ser sencillo pero realmente bello: el buen pop de todos los tiempos creo que consigue tal propósito.
Me encanta cuando se dice en el docu La leyenda Continua que Michael buscaba hacer un Bridge over troubled water con WATW, en mi humilde opinión lo consiguió mas pegadizo, accesible pero hermoso tema (precisamente).

En cuanto a lo segundo, me has recordado aquello que he referido alguna vez que otra vez que personalmente habría flipado escuchar mas improvisación in situ con los temas estirándolos musicalmente bien con ad libs ad hoc* y/o el final en vivo de APOM esa prolongación maravillosa, estupendísima instrumental que además, como guinda ideal, remata con esos prodigiosos movimientos escénicos.

*rollo final de MITM cuando el micro pasaba al directo, u know.
 

Prin

HideOuter Adicto
A lo primero que te destaco en negrita ¿dices entonces que creaba buenos temas pero no hits a pesar de estar obsesionado con el éxito, no sería al revés en tal caso?:unsure:
No digo eso. Digo que al querer la perfección todo lo que no sonase a hit no era lo suficientemente bueno. Que el querer la perfección no le dejaba fluir y fue dejando de lado quizás buenas canciones pero que claramente no serían un éxito.
 

Rixi

HideOuter Obsesivo
Al contrario de lo que muchos pensáis, y sin quitarle un ápice de mérito y relevancia q sin duda merece Dangerous ya empieza lo que en Invincible especialmente, se critica tanto: la falta de mas personalidad musical jacksoniana, de sonido jackson que aunque está ahí ya tiene no poco aderezo de new jack swing de Riley
Si en ese listado incluyes a HIStory, difiero. Difiero mucho.
Si bien es cierto que (en cierta parte) tanto Dangerous como Invincible fueron álbumes experimentales, también es cierto que HIStory (al menos en mi opinión) es junto a Bad el álbum con mas sonido Jackson, como lo mencionas.
Dejando incluso de lado los mas conocidos y exitosos Scream, TDCAU y Stranger in Moscow, hay temas como el ya mencionado Tabloid Junkie, History y 2 Bad (para mi, infravaloradísimo tema que merecía mucho mas que solo ser parte de Ghosts) que son agresivos a mas no poder y te envuelven como ningún otro artista podría. Eso es el sonido Jackson.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Si en ese listado incluyes a HIStory, difiero. Difiero mucho.
Si bien es cierto que (en cierta parte) tanto Dangerous como Invincible fueron álbumes experimentales, también es cierto que HIStory (al menos en mi opinión) es junto a Bad el álbum con mas sonido Jackson, como lo mencionas.
Dejando incluso de lado los mas conocidos y exitosos Scream, TDCAU y Stranger in Moscow, hay temas como el ya mencionado Tabloid Junkie, History y 2 Bad (para mi, infravaloradísimo tema que merecía mucho mas que solo ser parte de Ghosts) que son agresivos a mas no poder y te envuelven como ningún otro artista podría. Eso es el sonido Jackson.
No, a este disco no lo incluyo. History es un disco mixto en el que hay mucha producción ajena de uno y de otro, y en ese sentido como se ha referido en varias ocasiones no me parece un disco con abundancia de sonido jackson salvo excepciones como las que has dicho y añadiría TDCAU, SIM, Earth Song, Money incluso y desde luego Childhood y de manera extraña Little Sussie, ¡vaya tiene bastantes de sonido jackson al final, ejeje!

En definitiva para mí, la clave de su sonido es que se aprecie de manera relevante patrones de composición suyos típicamente expresados en la técnica beat box toda vez que con esta-y dado su dominio y versatilidad-lograba transmitir el armazón de sus temas.
Luego con Invincible -pero incluso Dangerous (parte bailable)- no se observa- apenas o en absoluto- tal cosa si no el patrón Riley.
 
Última edición:

Dann_29

HideOuter Adicto
Yo creo que Invincible fue un disco de transición hacia una nueva era. Creo que guardo muchas canciones para ser incluidas en futuros discos, en otra compañía, pero que en Invincible uso canciones de otros autores por estar ya enemistado con Sony y lo que se le venía en cuanto a promoción, etc.. ( ejemplo de Whatever happens o Shout).
 
  • Me gusta
Reacciones: spy

spy

Baneado
"Dios está atascado en la carretera!?", "las hermanas se casan con capucha!?" :ROFLMAO: I don't think so.
Lo segundo quizás sería algo como que la hermana se casa con /en su comunidad (barrio) .:rolleyes:

EDIT: No es God is jamming por cierto, es got his jimmy on the run...lo que quiera que signifique tal expresión slang.
En cualquier caso el concepto global del tema es la crítica que hace al hecho de que tantos jóvenes tengan tanta fijación-estén tan pillados- por el sexo superficial sin tener en cuenta, olvidando lo que es el amor, conseguir una unión lazo mas profundo.
Got HIS jIMMY ON THE RUN ES ALGO ASÍ COMO tenerlos esperando y darle largas o que lo trae como loco esperando le dé lo suyo y Superfly Sister es algo así como la chica más guapa o atractiva del barrio, algo por el estilo.
 

spy

Baneado
Me refiero a que, no fue tan experimental, a un nivel Prince por ejemplo. Siento que el dar con ese toque perfecto le impedía fluir mejor y quizás crear buenas canciones o melodías pero tal vez no hits. Estaba obsesionado con el éxito. Se supone que quería vender 100M con Bad. Y dejó solo para la versión CD quizás una de las mejores canciones de ese disco que es Leave Me Alone. En fin, escuchando sus demos, siendo un obsesivo fanatico de su música siento eso, que se dejaba fluir poco. Con los Lives me pasa lo mismo, a veces creo que nos mostró más espectáculo que música, lo que no está mal pero no pudimos simplemente escucharlo cantar, con una buena banda en vivo. Todo tenía que ser con excesivo espectáculo, pero su banda no era tan buena al nivel de otros grandes, y ya en el history tour era prácticamente nada. Para ver algo de eso tuvimos que esperar a los ensayos del DANGEROUS tour, que es realmente genial pero todo en ese contexto, de lo filtrado. Demasiada espectacularidad le fue quitando alma.
Totalmente de acuerdo. Ya lo he dicho antes, el éxito desmedido de Thriller le hizo mella artísticamente. Me parece que desperdició su talento como productor, quizás nunca tuvo la confianza suficiente en él mismo, pero aquella canciones acreditadas a él como productor son realmente de las mejores como SIM o Billie Jean. También como músico, el no haber desarrollado sus habilidades con diferentes instrumentos. Y finalmente en vivo como adulto, priorizo el show y dejó de lado lo más importante por encima del baile: su voz.
 

Siberian Husky

Cánido pensante y hablador, no contemporizador
Sí, en tres ocasiones. Pero no por causas imputables intrínsecamante a su persona -salvo en la última de ellas-, sino por motivaciones de dependencia familiar -siendo todavía menor de edad y debiendo continuar liderando sobre los escenarios a sus hermanos para que éstos no se vieran, así, abocados a un deambular efímero por sí solos en los oropeles de la fama y la visibilidad mediática, con la consiguiente merma en la porción de ingresos a percibir a cambio de todo ello-, como de oportunidad de volar en solitario, otorgándosele la ventana de oportunidad propicia para, al fin, dar rienda suelta a su creatividad e ingenio, algo que sólo pudo conseguir a partir de 1979, con Off the Wall, gracias a la buena acogida de Destiny el año anterior.

Las enumero a continuación:
  • The Jacksons TV Show (1976-1977). No debemos sino contemplar el vídeo que os adjunto, correspondiente al registro dancístico de Michael en el número en que se versionaba el tema I Shot the Sheriff, para constatar que un talento, ya más que presente en el pasado desde niño, había brotado, a la espera de su eyección definitiva, siendo debidamente pulido a la perfección, a través de proyectos que, en lo personal, se hallaran a su altura en medios y posibilidad de desarrollo y ejecución.

No es de extrañar, cuanto menos, que Michael renegara de dicha producción televisiva, ante el riesgo más que plausible de carbonizarse en el proceso, por exceso de exposición pública, sin rendimiento musical aparente para el grupo y, por supuesto, para sí mismo. Hizo bien en apearse en cuanto la coyuntura se lo permitió. En ese período, bien podría haber dispuesto del poso suficiente de confianza de la discográfica (Epic) como para embarcarse como solista con visos de garantía de éxito, en lugar de empeñar energías baldíamente en artefactos como el referido previamente.​

No obstante, en términos generales -y contrariamente al sentir de algunos especialistas y críticos-, me pareció correcto el manejo de su carrera, desde 1969 hasta 1984, puesto que fue conllevado con cierto tiento y prudencia, aprendiendo de los resortes necesarios y esenciales del negocio -en materia compositiva (Stevie Wonder, en el disco en que colaboraron, que nunca llegó a publicarse y que prosigue sumido en el desván de los sueños rotos), o The Corporation); o de producción (de Gumble & Huff)-, y lo más importante de todo, aprendiendo a sufrir (tras el meteórico arranque, con cuatro sencillos consecutivamente lanzados y aupados al número uno en Billboard en 1969-1970), soportando los devaneos de unas posiciones de cabecera en las listas, las cuales cesaron de frecuentar con la regularidad de antaño entre 1973 y 1976, con la excepción de Dancing Machine, en 1974.​
  • En segundo lugar, el aprovechamiento insuficiente de parte de su discografía, en términos de rentabilidad a efectos estadísticos, entre 1984 y 1993 (optando a una mayor presencia en las listas, de la que ya registró en su día), al ser objeto de lanzamiento temas inéditos, o descartes de sus álbumes de estudio oficiales, sumamente válidos, en períodos de su carrera poco decisivos, o contraproducentes (2003, 2004, o con carácter póstumo a partir de 2009), consolidándose en la mente del respetable la impresión de no haber sido exprimido al máximo el potencial de su catálogo (no, así, de su personaje público, el cual engulló a la persona, venerado y linchado a partes iguales desde tiempos inmemoriales).
En lo que respecta a su solidez y versatilidad como artista, no admite capacidad de discusión. No hay más que divisar el siguiente extracto para que podamos convenir en que Michael Jackson preservó incólumes sus prestaciones durante, prácticamente, cuasi cuatro décadas de plena vigencia. Una proeza sólo al alcance de los elegidos.​


Una regularidad excepcional, interrumpida y truncada por una sucesión de errores propios y campañas de extorsión ajenas.​

Michael supo codificar lo más fecundo del panorama funk, pop, rock, y soul de los sesenta y setenta, a través de los referentes que veneraba desde el televisor de la casa familiar en que vislumbraba, obnubilado, pasos como los de James Brown, hasta patentar en los ochenta, con su marchamo inconfundible, un sello personal distintivo, reconocible, y en el que podían converger audiencias de múltiples espectros y procedencias. Ésas supusieron las décadas en la que, musicalmente, se sintió más cómodo, hallándose encumbrado a los altares a los que los genios de la disciplina son irremediablemente conducidos, en parte achacable a la inmortalidad de sus obras.​

A partir de los noventa, viéndose en la tesitura, quizá, de no conectar con nuevos auditorios acostumbrados a sonidos más urbanos y callejeros, comenzó a encomendarse a productores en el candelero, a fin de, sintetizando lo mejor de su cosecha con sus propias aportaciones e ideas, reinventar su sonido, consiguiendo una enésima vuelta de tuerca con la que perpetuar la senda triunfal de una marca asociada inconfundiblemente al triunfo. La cima de la innovación la alcanzó en Dangerous (1991), en una senda de crecimiento continuo desde Destiny (1978), sin desdecirse en coherencia, ni dar saltos discontinuos demasiados abruptos que terminaran alejando a su seguidor más tradicional.​

El caso Chandler, en 1993, puso a prueba su capacidad de adaptación a un entorno en la industria cambiante, voluble, en perpetuo estado de agitación. Y lo hizo, contra todo pronóstico inicialmente reservado, presentando en sociedad HIStory (1995), un álbum conceptualmente personal, producto de la rabia contenida y derramada a borbotones en el estudio de grabación, desde un micrófono. Prácticamente, casi ningún disco coetáneo a él sonaba en los términos diferenciales que caracterizaban al que nos ocupa. Si el margen de evolución de Jackson como cantante pop, en Dangerous, se hallaba próximo a su límite, siendo coherente con su figura, en HIStory supo apurar, si cabe, un poco más la rueda hasta dar con la tecla, estandarizando su particular forma de entender y concebir la música. Con letras más trascendentes, y menos orientadas al puro alarde de entretenimiento. Un álbum para hacer reflexionar, sentir y pensar acerca del mundo que nos rodea, aún hoy, veinticinco años después de su difusión.​

Pero, conforme a mi criterio, con un trabajo de corte personal se suele iniciar una etapa de incertidumbre en la trayectoria de un músico. ¿Qué línea habría seguido Jackson, posterior a Dangerous, de no haber mediado el primer episodio de acusación de abusos, sobre el cual edificó, en gran medida, HIStory? Creo que Michael, con este álbum, pospuso hábilmente la resolución de tal dilema hasta nuevo aviso.​

Con Blood on the Dance Floor... (1997), obviamente, no obtuvimos respuesta concluyente alguna, al contener pistas excluidas de sesiones previas. Así que la incógnita se reservó para Invincible (2001). Un proyecto plagado de desencuentros, demora en los plazos, incompatibilidad creciente entre las partes, y carencia de un rumbo definido. Un buen álbum, que posiblemente habría subido algunos enteros de haber correspondido una elección más atinada de canciones -que no escaseaban, precisamente, en número, ni tampoco en calidad-, que se distanciaba de la ambiciosa pauta seguida en HIStory, para abrazar, en cambio, una propuesta más ligada al simple artefacto de ocio, destinado como buen pasatiempo a su disfrute.​

En virtud de los temas escuchados desde entonces, y hasta hoy, cabe conjeturar con que Jackson, como solista pop, nos habría proseguido despachando óptimos trabajos -de continuar, con vida, con nosotros, hasta su previsible retirada de los focos-, fieles a su legado, sin trascender la cota alcanzada con HIStory, epítome de su recorrido como cantante estrella de masas.​
  • Pero ello no equivale a sostener que su cuota de genialidad se hubiera detenido en ese culminante punto, ni mucho menos. Le quedaba un último escalón, un peldaño más por escalar. El tercer paso: el de transitar, de un artista pop magistral, sin parangón, al estatus de MÚSICO TOTAL, ávido de profundizar, más si cabe, en las raíces de la música en sí misma, explorar otros géneros -clásica, experimental, sinfónica, psicodélica, jazz, blues...-; en suma, cultivar ciertas nuevas aptitudes en su grado máximo de desenvolvimiento -multiinstrumental, de lectura de partituras, de dirección de orquestas, etcétera-, hasta no restarle resquicio alguno de flaqueza, ni de vulnerabilidad, en ámbito alguno de dicha disciplina.
Como sé que a Michael le seducían los retos, le habría propuesto uno: especializarse en el celuloide, pero desde una perspectiva musical, no actoral, y conseguir, por ejemplo, el Óscar a la mejor canción original, que siempre se le resistió -a punto estuvo de lograrlo con Ben, en 1972-, y no cejar en su empeño hasta conducir a buen puerto tal propósito. Habría supuesto una nueva -y enésima- rúbrica de enorme prestigio que añadir a una andadura colmada de plusmarcas precedentes de indudable valor anotadas en su haber.​

Pero, para ello, habría debido disponer de tiempo y mayor margen de maniobra, del que careció entre 2001 y su muerte, por el vendaval de procesos judiciales, polémicas, deterioro de imagen y salud, merma en sus finanzas y, por encima de todo, estabilidad emocional, en que su vida devino en su etapa más oscura.​
 
Última edición:

billie jean84

HideOuter Phoenix
Durante su carrera activa no creo que haya desperdiciado nada, excepto en el sentido de ser un poco más prolífico y sacar más discos como ya se dijo en otro post. Lo que si siempre esperé de Michael y nunca pasó es que volviera a la música después del juicio. Siempre tuve la esperanza desde el 2006 que Michael grabara algo, tal y como lo hizo en 1995 con History. Se rumoreó un tiempo con un nuevo disco que nunca llegó. Creo que le faltó algo de rebeldía, si Sony no apoya tus proyectos déjalos. Busca nuevos horizontes, experimenta nuevos sonidos, no importa lo que la gente opine sólo expresate musicalmente sin presiones de ventas y todo eso, pero creo que para Michael era importante lo que la gente pensara de sus trabajos. Es una pena
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
siberian husky:
A partir de los noventa, viéndose en la tesitura, quizá, de no conectar con nuevos auditorios acostumbrados a sonidos más urbanos y callejeros, comenzó a encomendarse a productores en el candelero, a fin de, sintetizando lo mejor de su cosecha con sus propias aportaciones e ideas, reinventar su sonido, consiguiendo una enésima vuelta de tuerca con la que perpetuar la senda triunfal de una marca asociada inconfundiblemente al triunfo.

-----------------------------------------------------------

¡Ahí le has dao! creo que efectivamente ahi estaba la raiz, el punto base de porqué se decidiera en el talento de otros con aportaciones mas frescas , sharp, urban cercanas al sonido de la calle, objetivo fundamental que ya hemos escuchado tantas veces-para actualizarse en fin y que sentía que él sólo no se vería capaz de conseguir (esto último mas o menos entre comillas).

Así, con sus patrones rítmicos que refiero, expuestos en especial a partir de Bad habría sentido-estoy meramente suponiendo- que no podía jugar con ellos, desarrollarlos, hacerlos evolucionar para sacar él solo (básicamente) ese mismo estilo que logró de manera efectiva pero ya confiando en otros en gran medida.
En ese sentido suelo decir que daría cualquier cosa por ver alguna que otra sesión de estudio durante la grabación Dangerous en el que se viese de manera suficiente qué parte justa de participación, involucración de facto tenía cuando estaba mano a mano con Riley en este caso, ser testigo mínimamente al menos de cúal era el modus operandi en esos tiempos de cambio/transición a nuevos sonidos.

Reconozco que estoy un poco bastante "obsesionado"-xp! por descubrir el intríngulis del proceso de trabajo suyo en el estudio.
 

Ninooa

HideOuter Adicto
Durante su carrera activa no creo que haya desperdiciado nada, excepto en el sentido de ser un poco más prolífico y sacar más discos como ya se dijo en otro post. Lo que si siempre esperé de Michael y nunca pasó es que volviera a la música después del juicio. Siempre tuve la esperanza desde el 2006 que Michael grabara algo, tal y como lo hizo en 1995 con History. Se rumoreó un tiempo con un nuevo disco que nunca llegó. Creo que le faltó algo de rebeldía, si Sony no apoya tus proyectos déjalos. Busca nuevos horizontes, experimenta nuevos sonidos, no importa lo que la gente opine sólo expresate musicalmente sin presiones de ventas y todo eso, pero creo que para Michael era importante lo que la gente pensara de sus trabajos. Es una pena
Michael ya tenia planeado retirarse de la música desde fines de los 90's. En 2006 sin una discografica que lo presione era obvio que iba a salirse de ese mundo y de ser el centro del universo, quiso vivir en paz y tranquilo un tiempo hasta This is It
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Michael ya tenia planeado retirarse de la música desde fines de los 90's. En 2006 sin una discografica que lo presione era obvio que iba a salirse de ese mundo y de ser el centro del universo, quiso vivir en paz y tranquilo un tiempo hasta This is It
Sí, recordemos de nuevo que la faceta cinematográfica-todo parece apuntar tras taaaanto tiempo pospuesta- la iba a abordar de una vez por todas y de manera continua después de TII. La llamaba por ello -y a esto voy-su segunda vida, buuuf!
 
Arriba