• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Fotos con HIStoria Especial MJ en Chile 1993

Xtarlight

1
Miembro del equipo
MJH Team

Cuecas, griterío y desorden: así fue la llegada del rey del Pop a Chile

Octubre, 1993. Chile. En aquellos días se promocionaba la película nacional Johnny cien pesos, mientras Robocop 3 era la novedad del cine anglo. La Tercera costaba $200 de lunes a sábado y La Cuarta tenía un valor de $140 en los mismos días. Un pasaje en la intercomunal 24 (San Bernardo, paradero 25 de Gran Avenida, Plaza Egaña, Américo Vespucio) valía $120. Los smartphones no existían. En desmedro de ello, solo algunos afortunados tenían teléfonos satelitales, los cuales tenían un tamaño desproporcionado para la tecnología que conocemos actualmente. Y algo no menor: la industria musical podía gestionarse en base a la venta de cassettes y CDs.

Tras el fin de la dictadura, Chile comenzaba a abrirse al mundo. Los recitales eran muestra clara de ello. Unos años atrás, en 1989, Rod Stewart marcó la senda a seguir en cuanto a presentaciones musicales venideras.

La productora nacional Prodín, encabezada por su dueño Ernesto Clavería, fue quien trajo a Stewart a Chile y quien se aventuró de ahí en adelante con los megaconciertos. Según Clavería, había un artista que era el tope de línea, alguien que podría ser consagratorio para su carrera al mando de Prodín: Michael Jackson.

El lunes 18 de octubre de 1993, a las 17:15 horas, Michael Jackson aterrizaba en el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, en Pudahuel. ¿El motivo?: el “rey del Pop” venía a realizar dos presentaciones en Chile, las cuales estaban enmarcadas dentro de la gira promocional del álbum Dangerous, tour que lo llevó por Europa, Asia y Sudamérica, en este último caso Argentina y Brasil.

Al abrirse las puertas del avión privado, los primeros en descender fueron algunos guardias de seguridad junto a tres niños, quienes acompañaban a Jackson en la comitiva. Uno de ellos intentaba tapar su rostro con el sombrero que traía puesto.

Posterior a ello, la silueta de la estrella musical comenzaba a mostrarse y los gritos en Pudahuel aparecieron de golpe.


Pantalón negro, camisa roja, lentes y sombrero. Así se presentó Michael Jackson en su primer día en Chile. Al bajar la escalera del jet, usó una sombrilla blanca para atenuar los efectos del sol en su piel.

Algunos niños esperaban al músico en la pista de aterrizaje. Dos de ellos eran hijos de Ernesto Clavería, dueño de Prodín, la productora a cargo de los shows de Jackson en Chile, según afirmaba La Tercera al día siguiente.

A unos metros de distancia, tres parejas del Bafochi lo recibieron con un esquinazo.

Luego de ello, el desorden: MJ caminó por el aeropuerto junto a efectivos policiales, quienes formaron filas a los costados del músico. Fotógrafos y camarógrafos se abrieron paso para tener la mejor imagen, mientras los fanáticos que acudieron a ver a su ídolo gritaban desesperadamente.


Óscar Águila, coronel en retiro de Carabineros de Chile, fue parte del equipo de Fuerzas Especiales que recibió al intérprete de “Billie Jean”. Al recordar aquel momento, afirma que el público estaba compuesto mayoritariamente de niñas y adolescentes.

“En el caso de Michael Jackson, estaba lleno el aeropuerto varias horas antes de que él arribara”, complementa el exfuncionario policial sobre la reacción que generó el rey del Pop en su llegada, asegurando que ni con Madonna se generó tal nivel de expectación.


Las primeras actividades que tenía Jackson en Chile eran una visita a niños con leucemia y realizar una presentación el jueves 21.

Sin embargo, nada de ello ocurrió.

El extraño ambiente que marcó el primer recital suspendido de Jackson en Chile.

Distintas versiones sobre el estado de salud del cantante y bailarín circularon apenas se supo de la cancelación. Los productores aseguran no haber visto impedimentos físicos en Michael que lo llevasen a tal decisión.

“A todo ritmo irrumpirá esta noche MICHAEL JACKSON”. Así titulaba La Tercera una de sus páginas en la edición del jueves 21 de octubre de 1993, calentando motores para el primer gran espectáculo que tenía preparado el rey del Pop en nuestro país.

200 trabajadores ya habían terminado de montar un escenario de 68,4 metros de ancho por 28 de fondo, ocho sistemas láser, torres de iluminación y sonido de alta calidad. Todo estaba listo para dar el vamos a las fechas en Chile del Dangerous World Tour.

La gente se congregaba en el Estadio Nacional, muchos de ellos incluso venían de regiones para ver el espectáculo. Algunos de los asistentes hacían ingreso a las distintas ubicaciones del recinto. Todo parecía normal aquel jueves.

Sin embargo, inesperadamente hubo un cambio de planes.

El llamado de Mylena

“Si me preguntas sobre el momento más difícil, fue cuando tuve que llamar por teléfono a Ernesto (Clavería, dueño de Prodín) para decirle que Jackson no iba a cantar y se suspendía el concierto”, cuenta la productora general del evento en Chile, Mylena Rock.

Clavería cuenta que en ese momento estaba sentado en el lobby del hotel y complementa el relato de Mylena recreando el diálogo entre ambos.

MR: ¿Estás sentado?
EC: Sí, estoy sentado.
MR: Jackson va a cancelar.
EC: ¿Y por qué?
MR: Por razones médicas.
EC: ¿Definitivo?
MR: Definitivo.

Tras la noticia que le entregó Mylena, Ernesto Clavería solicitó a Roberto Espejo, jefe de seguridad que estaba en el Estadio Nacional, detener el ingreso de gente al recinto, dejando a un grupo de los asistentes dentro de este.

Así, cerca de las 16 horas se comunicó al público que el recital no se realizaría debido a problemas de salud del cantante, sin especificar exactamente qué le aquejaba.

Pese a que no hubo desmanes, el descontento fue generalizado. Comida y vasos plásticos fueron lanzados al escenario, en señal de molestia.

“Nosotros vinimos desde Viña y gasté mucha plata en las entradas y los pasajes. Ahora no puedo volver el lunes porque tengo otros compromisos. Además, quién nos asegura que este ‘negro’ cumpla con su promesa, capaz que se vaya y nos deje a todos plantados, igual como hizo con los niñitos con leucemia”, afirmó una asistente al recital a La Tercera.

Razones dispares

El primer motivo que se dio a conocer respecto de la cancelación fue una presunta intoxicación con agua mineral. Sin embargo, con el correr de las horas el médico de Jackson junto a Ernesto Clavería de Prodín dieron una declaración oficial. En ella afirmaban que el cantante arrastraba un desgarro en la espalda que se le produjo durante un show en Sao Paulo.

“Lo habíamos visto bastante bien, jugando, subiendo y bajando de la van. En ningún minuto nos dio la impresión de que tuviese una afección en la espalda”, cuenta la productora Mylena Rock.

María del Pilar Calvo, ex gerenta de habitaciones del Hotel Hyatt, fue entrevistada por TVN el pasado 13 de octubre, en un reportaje sobre la visita de Jackson a nuestro país. Ahí, ella entregó otra versión sobre la cancelación del primer recital: el intérprete de “Beat It” habría pasado las puertas de seguridad donde se hospedaba, quedando encerrado en las salidas de emergencia. “Ahí estaba Michael Jackson llorando, acurrucado el pobre, porque estaba asustado. Como una crisis de pánico. Lo subieron a la habitación y él estaba en estado de shock. Ahí se canceló el concierto”, afirmó la trabajadora a la estación televisiva.

¿Cómo solucionar el entuerto? Desde la organización se trabajó en la opción de mover la presentación para el lunes 25 de octubre. Sin embargo, desde Carabineros fue descartado. El general director de la institución, Rodolfo Stange, afirmó a la prensa que “no está considerada otra planificación para otro día”, dejando las esperanzas de los fanáticos puestas en el sábado.


Visitas incumplidas a niños enfermos: la polémica que le generó detractores a Jackson en Chile.

El artista tenía presupuestada una visita a un hogar de pequeños con leucemia, la cual canceló en dos ocasiones. Algunos seguidores rompieron entradas del show en señal de rechazo.

Dentro de las actividades programadas que tenía Michael Jackson en Chile previo a su primer recital se encontraba una visita a niños leucémicos en la Fundación Oncológica de Las Condes.

Así, el martes 19, cerca de 100 niños acompañados de sus madres y padres llegaron a un centro de eventos en Las Condes. Esperaban desde temprano por la aparición del “Rey del Pop”. Estuvieron por horas pero el artista no apareció.

Pese a lo sucedido, se esperaba que Jackson pudiera asistir el miércoles. Por ello se congregaron en el mismo lugar niños, padres y encargados de la Fundación. Estuvieron por horas en el mismo lugar. Sin embargo, la escena del día anterior se repetía: no llegó el ídolo musical.


¿Alguna razón de su ausencia? El cantante habría afirmado que el frío del día le hizo cancelar su visita, lo que molestó a los asistentes.

“La gente lo tomó como una falta del respeto hacia el país”, recuerda Mylena Rock, productora general de Prodín a cargo de la visita de Jackson en Chile.

Loreto López, de 23 años en aquella fecha, fue quien representó mejor el descontento de los seguidores de Jackson en Chile: en los alrededores del Hotel Hyatt rompió su entrada, una tribuna numerada sector Pacífico, a ojos de la prensa. “Me afectó ver las caritas llorosas de los pequeños”, afirmaba la joven, declaración que recogía La Cuarta.

La imagen de Jackson, quien fue recibido como un ídolo, comenzaba a revertirse en algunos sectores, algo que se acrecentaría con la suspensión de su primera presentación en Santiago. ¿Cómo enmendar la situación entonces?

Plan B

Mylena afirma que lograron conseguir una visita al Hospital Luis Calvo Mackenna, la cual se realizó la tarde del viernes 22. Ahí, Jackson estuvo cerca de 20 minutos con 17 pacientes, con quienes se fotografió.

“Los niños quedaron felices, pero igual hubo una protesta de la gente para que él se fuera, porque se habían quedado enojados por lo que ya había pasado”, cuenta la productora Mylena Rock.

Tanto la entrada como la salida del artista fueron caóticas, pues la mayoría de los trabajadores del recinto hospitalario lo recibieron con hostilidad. Abucheos y pulgares hacia abajo eran parte de las postales de aquel momento, aunque por otro lado había fanáticos que llegaron a verlo.


Roces con la prensa

Los medios de la época tildaron de lavado de imagen la visita de Jackson al Calvo Mackenna.

A su vez, una conferencia de prensa convocada el jueves en el Hotel Hyatt, en la cual participarían los músicos de MJ, terminó siendo desertada por los periodistas, acusando manipulación informativa por parte de la jefa de prensa del cantante.

Días después, la crítica de espectáculos Yolanda Montecinos afirmaba que “Plácido Domingo no pierde su vida en desplantes de divo, porque lo es por calidad artística y profesional”, criticando Jackson por cancelar sus visitas a niños enfermos y suspender el primer show.

[Continúa]
 

Xtarlight

1
Miembro del equipo
MJH Team

Así fue el único show de Michael Jackson en Chile

Cerca de 70 mil personas repletaron el Estadio Nacional para ver al "rey del Pop", en una presentación que incluyó pirotecnia y un nivel técnico nunca antes visto en nuestro país.

“Se levantó bien. Está listo”. Mylena Rock, productora general del evento a cargo de Prodín, llamaba a Ernesto Clavería, su jefe, para avisarle que la jornada de aquel sábado 23 de octubre partía bien para ellos: todo conducía a que Michael Jackson realizaría su presentación en el Estadio Nacional.

“Desde tempranito empezó todo en el estadio a funcionar perfectamente”, cuenta Clavería. Y más que temprano: algunos fanáticos empezaron a hacer fila desde las 23 horas del viernes.

Solo había cuatro ubicaciones para el recital: Tribuna Pacífico -numerada-, con un valor de $35 mil; Cancha, $14 mil; Tribuna Andes -sin numerar-, $12 mil; y Galería Norte, a $7 mil. Usando como referencia los cálculos del sitio Dinero en el tiempo, la entrada más cara actualmente tendría un valor de $98.622.


Así era la entrada en Cancha para ver a Michael Jackson en Santiago, en este caso, correspondiente al primer recital cancelado. Originalmente, el boleto fue comercializado con fecha para el miércoles 20 de octubre.

Para el día del primer show, La Cuarta mostró parte de lo que se encontraría en el backstage. “En un Wurlitzer, escuchando éxitos de Lucho Barrios y Ramón Aguilera, Michael Jackson calmará los nervios previo al concierto”, destacaba el diario en uno de los pie de foto de la edición del jueves 21. Según cuentan desde Carabineros y la producción, videojuegos y un tinte cargado a la mejor tecnología disponible marcaban los interiores del Estadio Nacional. “Tú entrabas y no reconocías que eran los pasillos de camarines del estadio”, cuenta la productora Mylena Rock.

A las 18:30 el lleno era casi total en el recinto ñuñoíno, solo quedando algunos sectores numerados sin ocupar, según afirmaba La Tercera al día siguiente del recital.


Jackson a escena

The Beatles sonando por los parlantes, mientras técnicos realizaban pruebas de sonido marcaron las horas de espera para el show de Jackson. Eso hasta cerca de las 21 horas, en donde de pronto se apagan las luces en el Estadio Nacional…

Carmina Burana reemplaza a las canciones del cuarteto inglés, mientras un video de Michael Jackson y sus presentaciones aparece en las pantallas, dando paso al comienzo del espectáculo.

Una figura aparece sorpresivamente desde el frente del escenario, salta y hace su entrada con chispas, humo, iluminación y efectos especiales. Se mantiene quieta, como una estatua. Ni el clamor del público mueven siquiera una parte de su cuerpo ni su rostro. Se mantiene silente e inactiva por minutos, pero los asistentes no dejan de gritar. El “rey” imponía su figura ante la multitud chilena.

Michael Jackson inició así cada recital de su gira Dangerous, en la cual las tomas de cámara, perfectamente sincronizadas entre shows de distintos países, en un momento lo enfocaban desde abajo. La imagen recuerda a la portada de HIStory, disco lanzado años después y que usa como referencia la estatua de Jackson creada por Diana Walczak en 1994.

El “Rey del Pop” quita sus anteojos, realiza un giro, lanza una patada al aire sincronizada con un sample de vidrio roto, tira sus lentes al público y suena “Jam”, primera canción del álbum Dangerous, videoclip en el cual aparece con Michael Jordan.

“¡Por fin está cantando este conchesumadre!”. Ernesto Clavería, dueño de Prodín, deshacía en un grito, en medio de un llamado telefónico de Juan Pablo Cuadra desde Lima, toda la tensa semana, momento que ambos recuerdan hoy en medio de risas.

Carlos Cerón, fanático que estuvo presente en el show del sábado, cuenta que “ahí yo estaba pensando ‘esto es como lo máximo, no te desmayís, no te desmayís’. Me corría la lágrima de la emoción”.

“Sus cambios de vestuario, casi para cada canción, le dan esa variedad y dinamismo que le caracteriza. Arriba del escenario, Michael derrochó energía, vigor y mucha fuerza. Como que cuesta creer que haya estado afectado de un desgarro muscular”, reportaba Francisco Villagrán para la edición del domingo de La Tercera.

El beso

En “She’s Out of My Life” vino uno de los momentos más recordados de la presentación: una joven apareció en el escenario, corrió hacia Jackson y lo abrazó y besó sin soltarlo, por un lapso de 40 segundos, aproximadamente. Gigliola Franchini, que en aquel entonces tenía 17 años, fue la protagonista de la escena.

“Le dije muchas cosas, en español y en inglés, como que lo quería, adoraba y admiraba… y le pedí que me mirara a los ojos. En eso, me tomaron dos personas y me sacaron del escenario”, contó a La Tercera días después del recital.

Posterior a ello, MJ realizó un homenaje a The Jackson 5, mientras en “We are the world” el cantante apareció junto a un grupo de niños del Sename.

El fin del sueño

El repertorio fue idéntico al de Brasil y Argentina (donde, en algunas ocasiones, Jackson no cantó “Man in the Mirror”). Acá la lista de canciones:

Michael Jackson Setlist Estadio Nacional, Santiago, Chile 1993, Dangerous World Tour

Pese a ser la gira promocional de un álbum, solo cinco temas pertenecían a Dangerous: “Jam”, “Will You Be There”, “Dangerous”, “Black or White” y “Heal the World”.

El reporte de Carabineros de Chile tras el recital arrojó 41 personas detenidas, mientras la Cruz Roja cifró en 120 asistentes atendidos.

Al día siguiente, La Tercera titulaba “¡Encantó Jackson! Setenta mil personas se deslumbraron con su espectáculo”. Sin embargo, pese a la satisfacción de parte de los seguidores chilenos, un manto de incertidumbre se mantenía por otra parte, el cual venía arrastrándose apenas terminado el show del sábado.


En cuanto concluyó la presentación, la incógnita era saber qué haría Jackson, considerando su primera presentación cancelada en Santiago, más el historial de suspensiones de shows que ya arrastraba en el Dangerous World Tour. Lo único que se supo en ese momento es que a las 23:23, poco antes de que terminara el show pirotécnico en el recinto ñuñoíno, el intérprete de “Thriller” partió hacia el Hotel Hyatt.

Ernesto Clavería: “Nadie puede opacar en los últimos 25 años a Michael Jackson. Nadie”

El dueño de la extinta productora Prodín, empresa que inició los megaconciertos en Chile, repasa la visita del rey del Pop a nuestro país en 1993.

Catalogado frecuentemente como el “pionero en la industria de los megaconciertos”, Ernesto Clavería comandó la productora Prodín. Dentro de sus shows más emblemático tuvo a cargo las presentaciones del Dangerous World Tour de Michael Jackson en Chile y Perú, en 1993. Esos shows, afirma, fueron determinantes en la existencia de su empresa. “Esto era un juego de ajedrez”, dice el empresario, frase que repitió en otras ocasiones.

“Michael Jackson fue el artista más grande que uno podía aspirar a realizar como promotor en cualquier parte del mundo. Gracias a Dios me dio la oportunidad y pude realizar ese concierto que se hizo en Chile, y lograr el sueño que tiene cada promotor internacional”, cuenta Clavería, ya retirado del mundo de los espectáculos, añadiendo que “muchos dicen que tú tienes el honor de hacer este artista, y es cierto”.

¿Es Jackson el artista con mayor impacto social al arribar a Chile?

Yo creo que nadie puede opacar en los últimos 25 años a Michael Jackson. Nadie. Ni Madonna que es tremenda artista, no puede opacarlo. No hay. Ni un grupo rock. Bien, si estuviese vivo Elvis Presley, tal vez.

¿Qué pasó con el supuesto show del lunes 25, que reemplazaría al primer recital suspendido?

Lo que pasa es que la policía, para hacer un operativo como ese, necesitaba tiempo. Trajeron gente de otros lados.

¿Qué recuerda del concierto cancelado?

Se había revertido el tema. A Jackson era maravilloso verlo corriendo con carabineros en la pista del aeropuerto, la gente estaba eufórica. En el hotel estaba eufórica, en todos lados eufórica. Canceló el concierto y lo mataban. No fue nada contra nosotros, todo contra él. A mí me dio mucha pena. Gente de Concepción, de otros lados, que se tenía que devolver. Pero si tú miras las entrevistas y los reportajes de televisión, todo era contra Jackson, nada contra nosotros.

Pese a ser una semana tensa, ¿qué momentos de satisfacción hubo?

El momento de felicidad de cada show es cuando empieza y cuando termina. Es como los tipos que tienen bote: el momento de felicidad es cuando lo compras y después es cuando lo vendes (ríe). En esa ocasión, había 80 mil padres que le dieron permiso a los hijos para ese concierto, confiando en nosotros. En cada puerta del Estadio Nacional teníamos una clínica. ¿Para qué? Cualquier emergencia, tú estabas preparado. Gracias a Dios, nunca se nos murió un niño, cosa que otros no pueden decir, lamentablemente.

¿Tenían algún plan por lo sucedido en Perú?

Mi abogado decía “vamos a poner arraigo, acá en Chile”. “Si nosotros ponemos una orden de arraigo acá, ellos van a argumentar que no hicieron Lima porque los teníamos arraigados en Chile”, le respondí de vuelta. Y los dejamos ir.

¿Fue la gira de Jackson ese año la que terminó con Prodín?

Yo venía preparando mi salida del mundo del espectáculo, realmente. Yo quería hacer algo importante, que sellara nuestras carreras, por lo menos la mía, y salirme del mundo del espectáculo. Me di cuenta que no era lo que tú esperabas, era una bicicleta. No quería estar en esa bicicleta yo. Era tener éxito y después un sufrimiento constante. Éxito, sufrimiento. ¿Para qué? Yo estaba preparando mi salida por esa razón y con Jackson se aceleró, porque vinieron tantos problemas legales, económicos, de todo tipo, que no había necesidad de continuar con eso y era el momento preciso de salirse.


El documental que preparan los fans chilenos de Michael Jackson


En Culto te dejamos un adelanto del material que están trabajando en el fan club Dancing the Dream.

Este 23 de octubre se cumplen 25 años del único recital de Michael Jackson en Chile. Si bien hay notas de prensa de la época, nadie se había aventurado con un material más extenso y elaborado. Hasta ahora.

Un grupo de fanáticos chilenos lleva algunos meses trabajando en un documental sobre la visita del “rey del Pop” a nuestro país. “Nos dimos cuenta como fan club que no hay ninguna mirada de la histórica venida de Michael Jackson a Chile y estamos tratando de entrevistar a las personas claves que fueron parte de este hecho histórico”, afirma Javier Rodríguez, presidente del fan club Dancing the Dream, único fan club en funcionamiento en Chile actualmente.

Sobre los entrevistados, se encuentran integrantes de la extinta productora Prodín, que estuvo a cargo del show, además del coreógrafo y el diseñador de vestuarios en la gira, LaVelle Smith Jr y Michael Bush, respectivamente. De estos últimos, el presidente de Dancing the Dream afirma que “nos contaron varios detalles de Michael que son bien personales, bien íntimos, y que los van a poder conocer los fanáticos por primera vez”.

Teaser: https://www.youtube.com/watch?v=RaS6lcrcl3s
 
Arriba