• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Tecnología 5G: riesgo real para la salud.

Viendo facebook he conocido esta noticia sobre una tecnología inminente, la continuación de las anteriores: 2G, 3G, 4G,...
¿Las ventajas van a compensar? Me temo por lo que he leido que para nada.
La radiación tan potente puede incrementar en niveles tremendos- entre otras enfermedades-el temible cáncer, de hecho según el comentario del joven del vídeo que ya está pasando de hecho con las 4G, 3G, ...pero si se aplica el 5G llegará de 6 a 100 Gigaherzios.

Aquí un vídeo explicativo:

http://pa1.narvii.com/6225/3d30835fcc4b77b1b98df6870a4e636656fe2734_hq.gif

Como él dice: "Si evolucionamos solo la ciencia, tecnología; y no la conciencia estaremos abocados a la autodestrucción".
 

Adri

HideOuter Hiperactivo
El joven del vídeo dice falacias, mezcla potencias con frecuencias y se equivoca en las cifras. De hecho ese aumento en las frecuencias hará que tengamos antenas más pequeñas y mucho más eficientes. Y no, no van a aumentar los casos del temible cáncer por las redes 5G. Aumentarán si dormimos con el puto móvil debajo de la almohada, pero no por las 5G.
 
Bueno, en el siguiente link que añado dicen-entre otras cosas-esto que copio&pego:




mayo 6, 2019 Ciencia y Espíritu


El 29 de marzo de 2018, la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) dio su aprobación a SpaceX para lanzar 4,425 satélites en órbita baja alrededor de la Tierra. El número total de satélites que se espera que sean puestos en órbita alta y baja por varias compañías será de 20,000 satélites en total. Durante los últimos meses, ha crecido la polémica en torno a los proyectos de ley en los EE.UU. para establecer antenas con tecnología 5G, como el que fue aprobado en el Estado de Michigan en 2018 incluso después que la Dra. Sharon Goldberg expusiera en audiencia ante un jurado estatal las investigaciones científicas que demuestran los efectos biológicos negativos de la radiación inalámbrica en la salud humana. El 13 de septiembre de 2017, fue publicado un documento moratorio firmado por al menos 180 científicos de 35 países que advierten sobre los graves efectos que tiene la tecnología 5G para la salud. El think tank Environmental Health Trust (EHT) también se ha manifestado contra la tecnología 5G y está trabajando en la gestión de recursos para informar al Congreso sobre esta situación y ayudarlo a tomar medidas al respecto. Es así que el senador Patrick Colbeck testificó contra el despliegue de la tecnología 5G en una audiencia de 2018, y el senador estadounidense Richard Blumenthal también expresó su preocupación sobre los riesgos a la salud de la tecnología 5G se centra en los planes de las empresas de telecomunicaciones para instalar millones de pequeñas torres de telefonía móvil en postes de electricidad, en edificios públicos y escuelas, en paradas de autobuses, en parques públicos y en cualquier lugar que deseen en parques nacionales y federales. Se estima que en las comunidades urbanas locales existirá una torre celular 5G aproximadamente cada 150 metros a lo largo de cada calle. Sin embargo, tan nocivas como parecen ser estas pequeñas torres celulares desde el punto de vista de la exposición constante a la radiación de radiofrecuencia (RF) cerca de la fuente, tal vez una perspectiva aún más alarmante sea la transmisión de microondas de longitud milimétrica hacia la Tierra desde miles de nuevos satélites de comunicación equipados con esta tecnología. La tecnología 5G se promociona como la próxima “gran maravilla” en la agenda tecnológica para crear ciudades inteligentes donde todo y todos se conecten instantáneamente en tiempo real sin retrasos ni señales perdidas. Pero todo esto tendrá un alto costo, y no precisamente económico. Actualmente, la única manera de detener la tecnología 5G sería mediante la acción del Congreso. Si hay suficiente gente que presione a sus funcionarios electos, tal vez se podría suspender la 5G mientras se realizan estudios para examinar los verdaderos riesgos para la salud. La inversión económica en telecomunicaciones para instaurar la tecnología 5G ha sido masiva. Están planeando la implementación completa en el terreno y en el espacio en los próximos dos años. El momento de objetar es ahora y no después de que cientos de miles de personas se enfermen.

 
Arriba