• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

El entretenimiento vacío y vacuo (telebasura al frente)

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
En tanto que tiene relación con lo que se comenta en este post, aquí lo dejo too:

 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
¿PODCASTS SÍ PERO RADIO NO?

Me llama no poco la atención-como oyente habitual de radio, mi medio favorito como ya he dejado dicho en algunas ocasiones- que esta entre los mas jóvenes (millenials incluidos y excepción hecha de programas de claro target juvenil de música y/o entretenimiento en FM), el ratio en las otras "emisoras habladas" (valga el término) es realmente bajo, y sin embargo ahora mismo existe un verdadero aluvión d podcasts de los temas mas diversos seguidos de hecho en masa por este sector de edad.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
La carnaza ya tiene nuevo suministro con la aparición de Rociito: como debatían en un programa de radio reciente, el run run mediático, chafardeo,...hace de todo eso espectáculo y eso no es lo peor: los juicios paralelos que se crean en la audiencia (cual en el sentido jurídico del término ) popular tan tendentes además al linchamiento.

 

Angie

Esto es MUY surrealista
Hay un libro bastante interesante que desde aquí recomiendo: Sentimentalismo tóxico: Cómo el culto a la emoción pública está corroyendo nuestra sociedad.
'El culto a la víctima' es uno de los fenómenos que aborda.
El libro se publicó hace ya una década, pero creo que el tipo de cuestiones expuestas se han ido exacerbando en estos últimos años
 
Dejo este enlace aqui también que puso juncanf en el otro post:

Poner una noticia sobre cualquier cosa de Mediaset de La Razón (que pertenece a A3media) es como poner una noticia sobre Podemos sacada de OKdiario

Yo me quedo con esto, que al contrario que los “datos” que aportan en esa noticia, incluye datos más que empíricos: https://www.google.es/amp/s/www.eld...-documental-rocio-carrasco_1_7361825.amp.html

Como dato adicional: La Razón publicó el lunes pasado un reportaje intentando desmentir a Rocío Carrasco y el intento de suicidio que cometió afirmando que esta “solo se tomó 3 pastillas”, lo que hizo que al día siguiente ABC (si no me equivoco y con el permiso de la mujer) publicara el informe médico oficial de su entrada a Urgencias que hablaba de 39 pastillas de 3 fármacos distintos.

No creo que hablar de malos tratos para visibilizar la violencia de género en pleno Prime Time sea algo malo, a La Sexta no se le criticó en su día por hacer lo mismo con Nevanka, pero claro como es Telecinco...
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Es la forma no que se hable, lo digo y lo reitero cuantas veces haga falta, ni Dapena 3 -juas! ni Telecirco con las carroñeras de Griso y Ana Rosa respectivamente sean ejemplo (adecuado) de nada-aparte de Sálvame of course.

Desconozco lo de La Sexta porque personalmente no sigo las noticias tipo El Caso, y sí estoy de acuerdo con que La Razón que tampoco son eje de buen periodismo, empezando por sus portadas, me dejé llevar por el impulso digamos procuraré encontrar otras fuentes en adelante.


pd: Y por supuesto que Telecirco no es ni de coña mejor que La Razón pero vamos....además ya dejé citada la definición de telebasura por otro lado y "justificarlos" mas o menos entre comillas- no cambia el hecho de que lo sea de facto y que actuan por otro lado sin escrúpulos y a conveniencia atendiendo básica y principalmente a la audiencia que generan, pretendiendo disfrazarlo de principios deontológicos de la profesión periodística, no cuela.(n)😒
Y me parece en cierta medida triste que lo que espoleé las llamadas sea una notica de un programa de esa cadena, quiero decir que la vía de información y concienciación (educación de la sociedad incluso) sea debido este formato televisivo .
 
Última edición:

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Gran artículo muy dilucidador de la cosa (en el sentido mas amplio del término).
A destacar, esto primero es poner el dardo en la diana sobre todo desde donde subrayo

Esta es la historia tras las bambalinas. Nuestros son los pies que asoman bajo el paso de esta Dolorosa de quita y pon, que vende la destrucción de su familia para que unas cuantas trepas se dediquen a pontificar. Rocío Carrasco no representa a las mujeres maltratadas por el machismo, sino a las personas maltratadas por el telepopulismo.

Y también:

Así que, resumiendo, durante los últimos años pasaron estas cosas en la tele y fuera: 1) se normalizó la idea de que el cotilleo es algo digno de llegar a todas partes; 2) se normalizó la idea de que cualquiera es susceptible de vender su vida íntima en pantalla; 3) se normalizó la idea de que los problemas personales han de someterse al juicio popular; y 4) finalmente, se acabó normalizando la idea de que el juicio público a un personaje afecta a la justicia de los demás, porque el muñeco de la pantalla puede representarnos a todos.


En suma, como he referido en otras ocasiones, han creado un monstruo mediático que las generaciones mas jóvenes lo dan , en efecto por normalizado y ahí lo de crear un monstruo.

pd: me congratulo (efusivamente además😁) de no tener ni repajolera idea de quién es la tal Juana Rivas.
 

King of pop 25

HideOuter Obsesivo
Gran artículo muy dilucidador de la cosa (en el sentido mas amplio del término).
A destacar, esto primero es poner el dardo en la diana sobre todo desde donde subrayo

Esta es la historia tras las bambalinas. Nuestros son los pies que asoman bajo el paso de esta Dolorosa de quita y pon, que vende la destrucción de su familia para que unas cuantas trepas se dediquen a pontificar. Rocío Carrasco no representa a las mujeres maltratadas por el machismo, sino a las personas maltratadas por el telepopulismo.

Y también:

Así que, resumiendo, durante los últimos años pasaron estas cosas en la tele y fuera: 1) se normalizó la idea de que el cotilleo es algo digno de llegar a todas partes; 2) se normalizó la idea de que cualquiera es susceptible de vender su vida íntima en pantalla; 3) se normalizó la idea de que los problemas personales han de someterse al juicio popular; y 4) finalmente, se acabó normalizando la idea de que el juicio público a un personaje afecta a la justicia de los demás, porque el muñeco de la pantalla puede representarnos a todos.


En suma, como he referido en otras ocasiones, han creado un monstruo mediático que las generaciones mas jóvenes lo dan , en efecto por normalizado y ahí lo de crear un monstruo.

pd: me congratulo (efusivamente además😁) de no tener ni repajolera idea de quién es la tal Juana Rivas.
Toda la razón y no lo has podido decir mas claro.
 

Juncanf

HideOuter Hiperactivo
Gran artículo muy dilucidador de la cosa (en el sentido mas amplio del término).
A destacar, esto primero es poner el dardo en la diana sobre todo desde donde subrayo

Esta es la historia tras las bambalinas. Nuestros son los pies que asoman bajo el paso de esta Dolorosa de quita y pon, que vende la destrucción de su familia para que unas cuantas trepas se dediquen a pontificar. Rocío Carrasco no representa a las mujeres maltratadas por el machismo, sino a las personas maltratadas por el telepopulismo.

Y también:

Así que, resumiendo, durante los últimos años pasaron estas cosas en la tele y fuera: 1) se normalizó la idea de que el cotilleo es algo digno de llegar a todas partes; 2) se normalizó la idea de que cualquiera es susceptible de vender su vida íntima en pantalla; 3) se normalizó la idea de que los problemas personales han de someterse al juicio popular; y 4) finalmente, se acabó normalizando la idea de que el juicio público a un personaje afecta a la justicia de los demás, porque el muñeco de la pantalla puede representarnos a todos.


En suma, como he referido en otras ocasiones, han creado un monstruo mediático que las generaciones mas jóvenes lo dan , en efecto por normalizado y ahí lo de crear un monstruo.

pd: me congratulo (efusivamente además😁) de no tener ni repajolera idea de quién es la tal Juana Rivas.
Pues no verás mucho la tele. Salía en todos los programas y telediarios. Es una mujer separada de un italiano que secuestró a sus propios hijos para que no fueran con su padre, porque decía que era un maltratador. Hubo en España muchisimas manifestaciones para apoyarla. Al final era todo mentira. De hecho está en prisión.

 
Última edición:

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Pues no verás mucho la tele. Salía en todos los programas y telediarios. Es una mujer separada de un italiano que secuestró a sus propios hijos para que no fueran con su padre, porque decía que era un maltratador. Hubo en España muchisimas manifestaciones para apoyarla. Al final era todo mentira. De hecho está en prisión.
Ah!, sí me suena ahora que lo dices; y efectivamente no veo mucho la tele-solo por las noches un rato: peli, serie, docu (que no sea de asesinatos, ni de nazis, buuuf qué turra dan con ello) y telediarios tampoco, me informo por la radio (pero no sigo los boletines de cada hora si no los programas que vienen justo a continuación).
Por otro lado como comentaba arriba no sigo las noticias de la sección sucesos.

pd: mis cositas de outsider, xp!
 

Angie

Esto es MUY surrealista
Es interesante el artículo, porque esa asociación, la del título, justamente me la hice yo al comenzar esta historia.

Como apenas veo la televisión, el caso de Juana Rivas llegó a mi conocimiento cuando al entrar a internet un día vi aquello de "Juana está en mi casa" y "Yo sí te creo, hermana". Desde el principio (y no fui la única en mi entorno) me dio la impresión de que se trataba de un caso de sustracción de menores y todo el drama y la puesta en escena venía para justificarlo. (Acerca de la sustracción de menores, os dejo este artículo . ) A mí, verdaderamente, me daban pena los hijos, encerrados en casa contándoles milongas, ella no.

Tema del serial de Rociíto.
No lo estoy siguiendo directamente porque nunca he visto este tipo de programas, pero al final, a poco que leas la prensa y conozcas a alguien que sí lo ve, es imposible no estar al tanto.
Obviamente, hay una base de realidad (como en Leaving Neverland) que es la relación tóxica (para mí, por ambas partes). Pero ni siquiera es una entrevista en directo, o en falso directo, sino un producto guionizado, con su musiquita melodramática y demás, para manipular al espectador.
Y por si esto no fuera suficiente, toda la pandilla mediasetera llenando programas en diversos espacios, a pesar de que, a medida que la sufrida protagonista va hablando más y más, queda patente que el relato tiene más agujeros que un queso Gruyère. Resumiendo, me parece una madre tóxica de manual, básicamente por lo que ella misma expresa para mostrarse a sí misma como víctima. Hay cosas que no hay por donde cogerlas, sinceramente.

Una última consideración: las lágrimas no te dan la razón. Digo esto porque se tiende a dar absoluta veracidad a lo que expone alguien que está llorando. Aun asumiendo que el sufrimiento es real y no impostado (como la asesina del niño Gabriel, que también lloraba mucho ante las cámaras hasta que se descubrió el pastel) tú puedes estar muy tocado debido al filtro mental con el que integras lo que sucede, no necesariamente por la realidad objetiva de los hechos. Entonces, para eso están los profesionales: cuando algo llega hasta los juzgados y pasa hasta por siete jueces (hombres y mujeres) diferentes, estas personas son las que deciden en base a los testimonios y pruebas.
Que vaya Rociíto o Rita la Cantaora luego a televisión con un serial a medida contando historias para no dormir y sacando como pruebas lo que a ella le interesa, pues no. Me resulta incomprensible y bochornoso lo que está sucediendo, ya desde un punto de vista de ética televisiva, que brilla por su ausencia. Y creo que todo esto se va a ir de las manos y va a perjudicar a la protagonista.

A TeleCirco le dan igual las mujeres maltratadas (que ahora se pongan algunos hasta de abanderados por la causa me causa sonrojo), solo quieren morbo y carnaza, un espectáculo que conmueva al espectador y le enganche hasta la siguiente entrega; en definitiva, cualquier cosa por reventar la audiencia. Ayer, Paquirrín; hoy Rociíto; mañana quien sea. ¿La verdad? Eso es lo que menos importa.
 

Juncanf

HideOuter Hiperactivo
Es interesante el artículo, porque esa asociación, la del título, justamente me la hice yo al comenzar esta historia.

Como apenas veo la televisión, el caso de Juana Rivas llegó a mi conocimiento cuando al entrar a internet un día vi aquello de "Juana está en mi casa" y "Yo sí te creo, hermana". Desde el principio (y no fui la única en mi entorno) me dio la impresión de que se trataba de un caso de sustracción de menores y todo el drama y la puesta en escena venía para justificarlo. (Acerca de la sustracción de menores, os dejo este artículo . ) A mí, verdaderamente, me daban pena los hijos, encerrados en casa contándoles milongas, ella no.

Tema del serial de Rociíto.
No lo estoy siguiendo directamente porque nunca he visto este tipo de programas, pero al final, a poco que leas la prensa y conozcas a alguien que sí lo ve, es imposible no estar al tanto.
Obviamente, hay una base de realidad (como en Leaving Neverland) que es la relación tóxica (para mí, por ambas partes). Pero ni siquiera es una entrevista en directo, o en falso directo, sino un producto guionizado, con su musiquita melodramática y demás, para manipular al espectador.
Y por si esto no fuera suficiente, toda la pandilla mediasetera llenando programas en diversos espacios, a pesar de que, a medida que la sufrida protagonista va hablando más y más, queda patente que el relato tiene más agujeros que un queso Gruyère. Resumiendo, me parece una madre tóxica de manual, básicamente por lo que ella misma expresa para mostrarse a sí misma como víctima. Hay cosas que no hay por donde cogerlas, sinceramente.

Una última consideración: las lágrimas no te dan la razón. Digo esto porque se tiende a dar absoluta veracidad a lo que expone alguien que está llorando. Aun asumiendo que el sufrimiento es real y no impostado (como la asesina del niño Gabriel, que también lloraba mucho ante las cámaras hasta que se descubrió el pastel) tú puedes estar muy tocado debido al filtro mental con el que integras lo que sucede, no necesariamente por la realidad objetiva de los hechos. Entonces, para eso están los profesionales: cuando algo llega hasta los juzgados y pasa hasta por siete jueces (hombres y mujeres) diferentes, estas personas son las que deciden en base a los testimonios y pruebas.
Que vaya Rociíto o Rita la Cantaora luego a televisión con un serial a medida contando historias para no dormir y sacando como pruebas lo que a ella le interesa, pues no. Me resulta incomprensible y bochornoso lo que está sucediendo, ya desde un punto de vista de ética televisiva, que brilla por su ausencia. Y creo que todo esto se va a ir de las manos y va a perjudicar a la protagonista.

A TeleCirco le dan igual las mujeres maltratadas (que ahora se pongan algunos hasta de abanderados por la causa me causa sonrojo), solo quieren morbo y carnaza, un espectáculo que conmueva al espectador y le enganche hasta la siguiente entrega; en definitiva, cualquier cosa por reventar la audiencia. Ayer, Paquirrín; hoy Rociíto; mañana quien sea. ¿La verdad? Eso es lo que menos importa.
Totalmente de acuerdo. De hecho, me recuerda mucho a LN. Como los tribunales no me dan la razon, voy a contarlo en un documental llorando y con música dramática, para que todos se pongan de mi parte. Antes ocupaba toda la programacion el enfado de la Pantoja con su hijo y ya no se habla de ello porque hay otra cosa más interesante. Pero esta sobredosis de Rociito va a terminar causando hartazgo, ya se sabe que lo poco gusta y lo mucho cansa. Y como puntualizas bien en el caso Rivas, esto pone de manifiesto lo absurdo del "Yo sí te creo, hermana", porque ni es tu hermana ni la conoces de nada, y el creer a alguien simplemente por ser mujer creo que puede terminar causando un gran perjuicio por su injusticia.
 
Última edición:
Arriba