• Cambios en el aspecto y funcionamiento del foro. Ver detalles

Nuevo Libro Ola Ray publica su libro titulado "The Thrill of it All"

Stobbart

HideOuter Hiperactivo
Me sorprende que muchos duden, a día de hoy, que Quincy iba a los rodajes de "Thriller" teniendo éste video de sobra conocido.
Entonces de lo que me hace dudar es de qué John y MJ tuvieran que robar los másters de la canción para hacer el montaje del videoclip. Si Q estaba implicado en el rodaje también era pues, su proyecto.
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
Todo esto que describe Ola, parece un deyavu de lo publicado anteriormente por Tatiana y Shana, palabras mas palabras menos.
Cuando fue lo de Tatiana ella dijo que la relacion no prosperó porque cuando ella lo beso, la gente cercana a él termino echandola, Shana contó una historia similiar y ahora Ola dice que habia un tercero que impedia que se materializara la relacion entre ellos.
¿Nos les parece raro?
Pienso que Michael era un pillo, a él le gustaban los acercamientos con las chicas con las que se relacionaba, pero para no hacer lo mismo que hacian sus hermanos y padre, de entrada nos las engañaba prometiendoles una relacion seria, mas bien les explicaba que no podian llegar a algo serio, por diferentes excusas, algunas por demas insolitas y bastante increibles.
Y bueno despues si ellas aceptaban cuando él las dejara, no tendrian nada que reclamarle. Buena tactica.
En realidad pienso que a Michael lo que mas le interesaba era su carrera y no iba a permitir que las mujeres interfirieran en ella, pero eso no le impedia que tirase una canita al aire de vez en cuando. :ROFLMAO:
Estoy de acuerdo. Joe Pytka dice que Michael encontraba a Tatiana muy agresiva, o sea, muy lanzada. Y coincidencia entre las 3 es que se manifestaban fans de Michael antes de trabajar con él, Shana la más obsesiva, creyendo entre tantas cosas, que Michael canta su nombre en Whatever Happens. Y con material exclusivo que se llevó sin permiso...
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
Entonces de lo que me hace dudar es de qué John y MJ tuvieran que robar los másters de la canción para hacer el montaje del videoclip. Si Q estaba implicado en el rodaje también era pues, su proyecto.
Eso habría que preguntárselo a Q., Bruce ya no está + para hacerlo. Pero Landis dice que le pidió permiso a los dos y se lo negaron. En la nota que Billboard les hace a Landis y Branca por el 35to aniversario de Thriller, (y en otras entrevistas con Landis) mencionan este dato. https://www.billboard.com/music/pop...ry-interview-john-landis-john-branca-8487679/
Branca: Deberías hablar del sonido.
Landis: El sonido. Vale. "Thriller" era sólo estéreo, izquierda y derecha. La banda sonora de "Thriller", dije, "Esto es una película; esto no es un video de rock". Los videos de rock son siempre "needle drop" (término utilizado en la industria cinematográfica para describir el uso de una canción preexistente en una película. En los mejores casos, el audio y el vídeo se entrelazan hasta el punto de que la gente no puede disociar la canción de la película.) Un disco en ese momento se mezclaba para sonar bien en la radio del coche, así que, dije: "Esto es una película". Así que le pregunté a Quincy Jones y Bruce Swedien, "¿Puedo tener las pistas de 'Thriller'?" Ambos dijeron que no. Le expliqué a Michael que las necesitábamos. George Folsey, Michael y yo fuimos al estudio de grabación a las 2 de la mañana, entramos en el vestíbulo y el guardia dijo: Hola, Sr. Jackson'. "Hola. Fuimos a la parte de atrás, encontramos las pistas en los estantes, las agarramos todas -eran muchas-, las metimos en dos bolsas de lona grandes, las metimos en el maletero de un coche, las llevamos por la colina [al ingeniero], donde las [duplicaron] todas. Las volvimos a meter en las bolsas de lona, volvimos con Michael a la colina y las volvimos a meter [risas]. Siempre me ha sorprendido que Bruce Swedien y Quincy nunca hayan dicho nada porque "Thriller" es muy diferente al disco. Sólo utilicé un tercio de la letra. Es una canción de 3 minutos; en la película, suena durante 11 minutos. Bueno, ahora, gracias a una nueva tecnología llamada Atmos, puedes poner sonido en cualquier parte de la casa. Es increíble: tuve que volver a aprenderlo porque la música siempre está en el centro izquierda-derecha y, de repente, ¿cómo coño mezclas esto porque está en todas partes? Pero pudimos subirlo y es asombroso.
Billboard: Esa historia debería haber estado en el documental.
Landis: Lo hablé con Quincy. ¿Sabes que no se dieron cuenta? Quincy estuvo en el estreno [de la versión en 3D] y le dije: "¿Qué te pareció? "Me encantó. Estuvo genial", y todo eso, y pensé: "Hijo de puta, has dicho que no, cabrón". [risas]
Branca: Quincy dijo que no puedes remezclar sus canciones sin su permiso, así que ten cuidado.
Landis: Demasiado tarde.
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
@Earth Michael muy gentilmente hizo la traducción del capítulo tan promocionado por Ola donde cuenta finalmente lo que pasó entre ella y Michael. Yo les traigo lo que pasó cuando lo conoció y lo que sucedió durante el rodaje. Mantuve sus reiteraciones y el modo en el que lo contó. Uds. juzgarán...

ESTAR CON MICHAEL

Recuerdo la primera vez que vi a Michael, me invitaron al rodaje en Los Ángeles. Estaba filmando la secuencia de baile de "Thriller", con los zombis. Michael había enviado una limusina a recogerme esa noche, y yo estaba muy nerviosa. Estaba en mi apartamento de Beverly Hills y habían venido unos amigos a fumar hierba, como algunos la llaman. Yo no fumo hierba, pero mi amigo me ofreció una calada porque estaba muy nerviosa. Me dijo: "Dale una calada. Te relajará". Le dije: "¡No!" Pero él me aseguró que no pasaría nada. "Sólo una calada", me dijo, y como una idiota, lo hice. Esa calada me colocó mucho. Me puse aún más nerviosa, pero sabía que tenía que mantener la compostura.

Cuando llegué al plató, miré y vi a Michael. Cuando me vio y nuestras miradas se cruzaron, me dedicó una sonrisa de oreja a oreja. Le miré y le devolví la sonrisa. Michael había parado el rodaje para acercarse a saludarme. Se acercó a mí, se presentó y me dijo: "Hola, soy Michael", ¡y me dio un abrazo! Lo que voy a contarte me hace mucha gracia. Después de abrazarme, me susurró al oído: "¿Has estado fumando hierba?". Me dio mucha vergüenza. Supuse que me la había olido. Entonces me dijo: "¿Fumas hierba?". Le miré y le dije: "¡No!". Entonces empecé a explicarle lo que había pasado y que un amigo en mi casa me había dado una calada porque estaba muy nerviosa. Me miró y se echó a reír. Los dos nos echamos a reír y luego me dijo: "Te estarás bien".

Michael me llevó entonces a una silla de director que tenía mi nombre. Me senté justo delante de él, donde él y los zombis estaban interpretando y filmando el icónico baile de "Thriller" tal y como lo conocemos hoy. Tenía un asiento en primera fila. Gracias a Dios, al cabo de poco tiempo se me pasó el efecto y pude disfrutar viéndoles bailar.

Michael era tan increíble, ¡tan perfeccionista! Michael debió de repetir esa secuencia de baile más de una docena de veces y cada uno de los pasos era perfecto junto al de los bailarines. Recuerdo que alguien del plató me dijo, mientras hacían un descanso que debía levantarme y cruzar el plató para que todo el mundo viera a quién había elegido Michael para ese papel. Le miré y sonreí, como dando las gracias por el consejo. Me levanté y me pavoneé por el plató. Todos me miraban. Sabía que Michael también me miraba. Cuando volvía a mi asiento, miré a Michael y vi que me devolvía la mirada. Los dos nos sonreímos. Era tan guapo y sexy. Simplemente sexy. Y yo quería que Michael se fijara en mí. Esa noche llevaba unos jeans azules ajustados a propósito. Quería que Michael viera cada curva de mi cuerpo. Todo el mundo me miraba al pasar; todos querían saber quién era y por qué me habían elegido entre todas las mujeres del mundo. Esa era la pregunta que todos se hacían. En lo único que podía pensar era en lo contenta que estaba de ser yo. Pero también sabía que estaba cualificada para el puesto.

Tenía mucha experiencia a estas alturas de mi vida, y no tenía miedo. Hacia el final de la noche, Michael volvió a acercarse a mí y me dijo: "Supongo que nos veremos mañana por la noche, ¿verdad?". Le miré, todavía un poco avergonzada. Esperaba no haber metido la pata. En ese momento no sabía si todavía quería trabajar conmigo o no. Le sonreí y le dije: "Sí, si todavía me quieres para el trabajo". Entonces sonrió y dijo: "Nos vemos mañana". El corazón me latía muy deprisa. Me sonrió mientras se alejaba. Sentí que teníamos una conexión muy especial desde el principio. Siempre me sonreía y me miraba con admiración, con un brillo en los ojos. En ese momento supe que lo que teníamos iba a ser muy especial y que Dios nos había unido por una razón. Y era para hacer este video número uno de todos los tiempos, "Thriller". Michael me había hecho sentir tan cómoda, y yo pensaba que era mi trabajo hacerle sentir cómodo. Michael tenía mucha clase.

Ensayo: al día siguiente, la limusina me recogió para llevarme al estudio de baile. Esta vez, estaba sobria pero todavía un poco nerviosa. Pero estaba demasiado guapa. Llegué con un top rojo corto de Adidas y unos jeans azules ajustados. Quería estar perfecta. Quería que Michael viera cada curva. Estaba lista para actuar. Quería que viera con lo que estaba trabajando. Quería darle lo mejor de mí y hacerlo feliz. Michael y yo cumplimos años en agosto. El suyo es el veintinueve y el mío el veintiséis. Los dos somos Virgo, algo perfeccionistas. Y creo que toda mi formación me ha preparado para este día y este momento exactos.

Cuando miré al otro lado de la habitación, vi a Michael. Estaba tan guapo. Llevaba un buzo de Mickey Mouse con vaqueros y zapatos de cuero sin cordones. Me miró sonriente y me dijo: "¡Hola, Ola!" con tanto entusiasmo en la voz mientras bailaba y jugaba. Cuando vi a John Landis, me saludó y me invitó a sentarme con Michael para repasar el guión. John empezó entonces a explicarnos lo que quería que hiciéramos. Le explicó a Michael que tenía que tratarme como si fuera su novia y que coqueteara conmigo mientras cantaba la canción "Thriller".

Cuando empezamos a ensayar, empezó a sonar la música. Estaba muy emocionada. ¿Te lo imaginas? Tenía a Michael para mí sola y me derretía por dentro. Michael me estaba cantando, y yo estaba realmente ruborizada y asimilándolo todo. Al principio, me movía demasiado rápido al compás. Entonces John me dijo: "Ola, tienes que ir un poco más despacio. Michael tiene que coquetear contigo mientras canta". John le dijo entonces a Michael que estaba bien que me tocara mientras cantaba porque, después de todo, yo era su novia y que estaría bien que jugara un poco conmigo. Yo pensaba: "¡Sí, Michael! Está bien que me toques y juegues un poco conmigo". LOL. Y así fue como se me ocurrió la idea de pasarle la mano por la barbilla mientras me cantaba. Nos lo pasamos muy bien ese día; Michael estaba lleno de energía y se comportaba de forma muy tonta. Nos reímos juntos todo el día. Al final del día, nos volvimos el uno hacia el otro mientras Michael me abrazaba de nuevo y me decía: "Nos vemos mañana". Yo sonreí, le miré con un brillo en los ojos y le dije que de acuerdo.

A la mañana siguiente, la limusina me recogió y me llevó a otro estudio donde me maquillarían antes de reunirme de nuevo con Michael. Cuando entré en la sala de maquillaje, ¿adivina quién estaba allí? Era la única e incomparable Jane Fonda. Estaba alucinando. Me senté a su lado mientras nos maquillaban a las dos. Estaba rodando su famoso video de entrenamiento. Recuerdo que le hablé de Michael y le pedí consejo sobre qué decirle y de qué hablarle. Pensé que si alguien debía saberlo, sería ella. Creo que también eran amigos. Ella me decía que hablara con él de su religión; que le preguntara a dónde rendía culto, ya que era Testigo de Jehová. Y que hiciera lo que hiciera, que fuera dulce y genuina. Me encantó el tiempo que pasé en su presencia y las charlas que compartimos.

Cuando llegué al plató, Michael aún no había llegado. Me recibieron John Landis y su mujer; ella estaba allí para ayudarme con el vestuario. Era muy guapa y muy dulce. Me llevó a una habitación llena de ropa. Me dio un par de conjuntos que pensó que me irían muy bien. El primero era la pollera plato y un jersey con los zapatitos blancos y negros. Le sonreí y le dije: "¡Sí! ¡Esto sería perfecto!". Luego me enseñó un par de conjuntos más. Los miré y le dije muy educadamente: "No me convencen.” Eran muy ajustados, ceñidos, de tela fina y no eran para mí. Era algo que no me pondría para ir al cine. Así que le pregunté amablemente si había algo más que pudiera ver. Entonces me dijo que podía echar un vistazo a otros trajes si me gustaban. Mientras miraba, estaba agachada y oí una voz suave y sexy que me decía: "Hola, soy Michael". Me giré hacia él con una risita y le dije: "Lo sé", mientras nos sonreíamos. Era tan gracioso. Llevaba una pajarita muy mona. Nunca lo olvidaré. Los dos sonreímos y nos miramos durante un minuto. Entonces me preguntó: "¿Qué haces?". Empecé a explicarle que, en mi opinión, nuestra escena en el cine debía ser un poco más informal, ya que estábamos en una cita. Así que me preguntó: "Bueno, ¿qué sugieres?". Le miré y sonreí y le dije: "No sé, ¿quizá unos jeans?". Y él dijo: "De acuerdo". Llamó a alguien a la habitación y le dijo que yo prefería llevar jeans y que saliera y me trajera una selección para que yo eligiera. Cuando se fue, le dije: "Gracias". Me miró y me dijo: "No hay problema", con su voz suave de niño.

Dios mío, era tan dulce y amable y sexy con cada uno de sus movimientos. Estaba enamorada. Mientras se alejaba sonriéndome, yo le devolvía la sonrisa. Poco después, alguien vino y me acompañó a mi caravana, que estaba aparcada en el plató justo al lado de la de Michael. Entré en ella y era preciosa; había una cama, un tocador con espejo y un cuarto de baño. Todo mío, pensé, para las próximas dos semanas. Entonces llamaron a mi puerta: era John Landis, que me traía el contrato de "Thriller" para que lo leyera. Me dijo que volvería un poco más tarde, cuando hubiera tenido la oportunidad de leerlo y firmarlo. Le dije: "Gracias", y me senté a leerlo. Llevo firmando contratos desde que trabajaba en Japón, a los quince años. Y a lo largo de toda mi carrera, pero una vez que leí este, no podía creer lo generoso que fue Michael conmigo; me dio porcentajes de ventas, licencias, merchandising y mucho más. ¡Estaba tan emocionada!

Verán, había un gran concepto erróneo sobre "Thriller". Todo el mundo pensaba que era sólo un video musical, pero en realidad se consideraba un cortometraje, porque duraba trece minutos. Fue el primero de este tipo. Y he decidido incluirlo en mi libro para todos los lectores, para que tengan un trozo de historia mía y también de Michael. Con todo mi cariño. Así que ahora todo el mundo puede ver lo generoso que fue Michael conmigo. Después de firmarlo y devolvérselo, John me dijo que no se me permitían visitas en el plató y que tampoco podía hacer fotos desde mi teléfono. Eso fue un fastidio, y por eso no conseguí ninguna foto personal mía y de Michael, aunque estoy segura de que a él no le habría importado. Ahora era el momento de rodar la primera escena.

La escena del coche

Mientras me vestía con mi pollera plato y mi jersey y mis zapatitos blancos y negros, sentí nostalgia. Me estaba metiendo en mi personaje. Tenía que interpretar a la novia de Michael de la época de los cincuenta. Tenía que pensar cómo actuaban las chicas de entonces. Decidí ser una chica muy tímida y de voz suave, mostrando un poco de brillo en los ojos hacia mi novio. En la escena, Michael y yo nos quedamos sin gasolina en un descapotable de los años cincuenta. Él se vuelve hacia mí y me dice: "Nos hemos quedado sin gasolina", con una sonrisa bobalicona en la cara. Yo me vuelvo hacia él y le digo: "¿Y ahora qué hacemos?". Es curioso que esta sea la frase que la mayoría de la gente recuerda y quiere decirme cuando me conoce. Entonces salimos del coche para caminar hasta que nos detenemos para que Michael me dé un anillo en una declaración de su amor y para que yo sea su novia y antes de convertirse en el hombre lobo.

El primer beso

Estaba muy emocionada y un poco nerviosa porque esta escena incluía que le diera un beso a Michael. Él iba a pedirme que fuera su chica y a darme un anillo, y después, yo iba a besarle. Recuerdo que justo antes de rodar la escena le pregunté dónde le gustaría que le besara. Y me dijo: "No lo sé. ¿Dónde te gustaría besarme?". Entonces le dije: "Aún no lo sé". Me miró, sonrió y dijo: "Puedes besarme donde quieras". Quería que se sintiera cómodo conmigo besándole, y no quería dar por hecho que estaría bien besarle sólo en los labios. Pero créeme, quería besarle en los labios. Me lo pensé. Empecé a sonreírle y a sonrojarme. Me sentía como una adolescente de secundaria enamorada. Así que cuando llegó el momento, me acerqué a él y le besé en la mejilla. Me acobardé. Pensé que no era algo que hubiera hecho una chica de aquella época. Quería ser fiel al guión. Quería que la escena fuera auténtica. Y también sentí que si Michael quería un beso de verdad, tendría que iniciarlo él. Y tenía la sensación de que algún día lo haría. Después de rodar la escena, tuve que centrarme en mi grito. Rodé la escena del grito sola después de que Michael apareciera convertido en hombre lobo delante de mí. La cámara estaba sobre Michael para su primer plano, y había una cámara sobre mí sólo para el mío. Tengo que poner cara de incredulidad mientras veo a Michael convertirse en hombre lobo. Luego tuve que reaccionar a la transformación completa de Michael en hombre lobo, ¡con miedo total! Sabía lo importante que era esta escena para el video. Sabía que tenía que hacerlo. Así que empecé a mirar a la cámara como si viera un fantasma. Entonces empecé a gritar con todas mis fuerzas, ¡con temblores incontrolables! Quería asegurarme de que el público me sentía. Quería asustar a todo el mundo con mi grito. Recuerdo que después Michael y yo fuimos a comprobar lo que habíamos hecho en esa escena en la sala de montaje con John Landis. Primero nos enseñó mi reacción cuando Michael se convierte en hombre lobo y yo grito, y luego cuando huyo de él en el parque. John había dejado mi grito durante todo el tiempo. Michael le preguntó: "¿Vas a dejar el grito todo el rato?". John se echó a reír y dijo: "¡Sí! ¡Esa es la mejor parte!". Todos nos miramos y nos echamos a reír. Y ahí nació el famoso grito.
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
La persecución

Recuerdo que fue una noche bien tarde en Griffith Park, en el centro de Los Ángeles, donde rodamos la escena de la persecución. La cámara estaba colocada en medio de esta zona donde estábamos en el parque. Había muchos arbustos y árboles altos alrededor. Tuve que fingir que Michael me perseguía mientras corría. Pero en realidad corría en círculo. En un momento dado, tuve que fingir que me quedaba sin aliento mientras Michael saltaba de un escenario que John Landis había construido para él. John también había puesto una colchoneta en el suelo para que yo me cayera de espaldas. Cuando Michael parecía haberme alcanzado, tuve que volver a grabar mis expresiones de miedo sólo ante la cámara. Recuerdo que la personalidad de Michael empezó a cambiar después de que Rick Baker se pasara horas aplicándole la famosa máscara de lobo que llevaba. Se volvió más confiado y extrovertido conmigo, como si realmente estuviera sufriendo una metamorfosis; empezó a meterse de lleno en su personaje. En nuestros descansos, se acercaba sigilosamente por detrás e intentaba asustarme y luego se escapaba riendo. A mí me hacía mucha gracia y creo que era su forma de flirtear conmigo. Recuerdo que le dije que me dolían los pies de correr en el círculo del parque y me dijo: "A ver. Dame tu pie". Entonces me quitó el zapato y empezó a hacerme cosquillas en los pies. Parecía que la máscara le daba valor para jugar conmigo y coquetear. Y me encantó cada minuto.

El baile de "Thriller

Estaba tan contenta de que estuviéramos a punto de rodar la escena del cine que dio lugar a mi paseo thriller y a que Michael me cantara la canción "Thriller". Por fin iba a ponerme la vestimenta de jean que había elegido para esta escena. También tuve que reajustar mi forma de pensar para el papel que iba a interpretar estando en el cine que me pedía que interpretara el papel de su novia de hoy en día. La escena empieza con Michael y yo sentados juntos en el cine viéndonos en la pantalla. Michael está disfrutando mientras me ve en la pantalla gritando de miedo por el hombre lobo. Mientras yo estoy sentada a su lado en el cine fingiendo estar muerta de miedo, Michael realmente se divirtió mucho rodando esta escena porque tuvo la oportunidad de burlarse de mí mientras se atiborraba con palomitas, y yo tuve la oportunidad de agarrarme fuerte a su brazo mientras fingía que no podía más antes de decidir levantarme y salir del cine. Michael echó entonces su última mirada a la pantalla de cine antes de empezar a seguirme a la salida. Una vez que salimos del ahora famoso Palace Theatre, en el centro de Los Ángeles, se me ve esperando a que Michael salga. Entonces él se rió y me dijo: "Tenías miedo, ¿verdad?". Le contesté: "No tenía tanto miedo". Entonces empieza la magia. Cuando empieza a sonar la canción "Thriller", Michael empieza a hacer de las suyas. Verle actuar tan de cerca fue increíble. Me sentí como si fuera la única chica del mundo. No podía evitar pensar en lo afortunada que era. Tenía a Michael Jackson para mí sola. Estaba muy agradecida por haber sido seleccionada para participar en esta película emblemática. Por fin tenía la oportunidad de flirtear con él mientras me cantaba. Le lancé todas las miradas sexys que tenía. Recuerdo que flirteaba con él sólo con la mirada mientras movía mi cuerpo a un ritmo lento y seductor al compás de la canción. Me encantó el hecho de que yo era capaz de tocar su cara oh tan suavemente mientras lo escuchaba cantar a mí. Michael y yo nos estábamos tocando el uno al otro ese día, y saltaban chispas por todas partes. En ese momento, cuando nos tomábamos un descanso, a menudo levantaba la vista y veía a Michael mirándome fijamente. Nuestros ojos se cruzaban con una sonrisa. Ambos lo sentíamos. Sabíamos que lo que estábamos haciendo iba a ser muy especial.

Los zombis

Las escenas de zombis fueron geniales. De nuevo, Rick Baker se superó a sí mismo. Recuerdo entrar en el trailer de maquillaje para verle trabajar. A menudo veía a los bailarines y hablaba y me reía con ellos, pero una vez que salían del maquillaje no sabía quién era quién. Creo que Landis hizo un gran trabajo haciendo que los zombis salieran del suelo con la sangre brotando de sus bocas mientras bailaban al ritmo de "Thriller" para asustarnos. Una vez que Michael terminó de cantarme, nos detuvieron los zombis y ésta fue la escena en la que nos rodearon mientras yo me aferraba a Michael con tanto miedo en la cara como confusión sobre por qué los zombis estaban allí. John Landis hizo un gran truco de cámara en el que parece que mi cuerpo flota hacia atrás antes de girarse para ver que Michael también se convierte en zombi. Michael y los zombis bailarines se reúnen después para bailar "Thriller". Esta escena se rodó la noche que conocí a Michael. Estuvieron increíbles. No perdieron el ritmo en ningún momento. El baile "Thriller" fue perfecto. Tuve la suerte de estar en primera fila. Sentada en una silla de director con mi nombre, debo confesales algo. De todas las veces que he visto "Thriller", hasta el día de hoy, no puedo recordar todos los pasos de baile. Lo siento, chicos. Sigo trabajando en ello.

La escena de la casa

Esta fue la última escena que rodamos en "Thriller". ¡Y fue casi toda mía! Rodamos esta escena en una vieja casa en el centro de Los Angeles. Recuerdo que pensé que era la hora del espectáculo. Tenía que hacerlo. Era como poner la guinda al pastel. Quería que el público sintiera el miedo. Sabía que si era capaz de asustarme a mí misma, eso era lo que tenía que hacer para asustar al público. La escena empieza conmigo subiendo corriendo unas escaleras fuera de la casa. No me resultó muy difícil, aunque tuve que hacerlo con mis pequeños zapatos de tacón rojos y mi ajustado conjunto de jean. No paraba de pensar: "Ola, ¡más te vale no caerte!". LOL. Una vez que entré en la casa y cerré la puerta detrás de mí se desató el infierno. John hizo que los zombis parecieran salir de todas partes. Mientras retrocedía contra la pared, el alféizar de la ventana cayó sobre mí. Se podía ver y oír el fuerte ruido de la ventana al romperse y caer sobre mí. Esto no estaba previsto. Se suponía que las ventanas se romperían de una en una, pero después de que todo el panel cayera sobre mí, John decidió mantener la toma. Después de esto, se me ve caer de espaldas sobre el sofá, asustada, y veo que los zombis están saliendo de las tablas del suelo. Cuando empiezo a temblar y a gritar de miedo, como si estuviera a punto de perder la cabeza, Michael aparece en escena para rescatarme. Con mi cara asustada y confusa, levanté la vista para verle y me sentí aliviada cuando me sacó de allí. Cuando me levantó del sofá, se volvió para mirar a la cámara una última vez para sonreír y mostrar los ojos amarillos de gato, dejando al público la impresión de que él mismo se había convertido en uno, en un zombi. Michael odiaba ponerse las lentillas. Le hacían daño en los ojos y le resultaba muy doloroso ponérselas, le lloraban los ojos y apenas podía ver a través de ellas. Pero a Michael no le importaba. Quería asegurarse de conseguir la toma necesaria para que la película fuera un éxito. Después de rodar nuestra última escena, todos saltamos de alegría mientras el equipo nos aplaudía y nos animaba. Esa misma noche, antes de irnos, Michael y yo tuvimos un momento. Intercambiamos números. Le hice firmar unas fotos para mi madre, y cuando se fue, se fue como todas las noches, de pie en lo alto de la limusina, con una mano en el aire y la otra sujetándose la entrepierna, mientras gritaba a pleno pulmón. Hubo muchos momentos personales entre Michael y yo que me gustaría compartir contigo ahora. Sé que te estás preguntando si lo hicimos o no. LOL. Bueno, ¡supongo que pronto lo descubriréis!

Entre bastidores

No nos equivoquemos con Michael. Tenía sus maneras, aunque a veces quisiera correr y hacer el tonto; era todo un hombre, sobre todo cuando se trataba de hacer negocios. Ni siquiera jugaba. Era muy listo e inteligente. Yo le observaba y le escuchaba en sus reuniones de negocios. Había unos cuatro ancianos judíos que venían al plató para hablar con él de futuras inversiones. Algunos pensaban que tenía ideas locas y que era un excéntrico porque le gustaba dormir en una cámara de oxígeno, pero si yo tuviera una, también dormiría en ella. Escuché a Michael cuando hablaba de invertir en los huesos del Hombre Elefante. Puede que en aquel momento sonara un poco raro, pero estoy bastante segura de que habría sido una buena inversión. No olvidemos que invirtió en la colección de los Beatles y en muchos más artistas.

Michael era dueño del 50% de Sony, y no fue hasta después de 2016 cuando Sony se lo recompró al Estate en 750 millones. Recuerdo que me dijo que quería invertir en Marvel. Quería ver a los héroes de los cómics cobrar vida en la gran pantalla. Un día, vi entrar una limusina blanca en el plató y no podía creer quién se había bajado. Era la Sra. Jackie Onassis. Más tarde, Michael me contó que ella estaba allí para hablarle de un libro que estaba haciendo sobre él. Hoy lo conocemos como "Moonwalk". Así que me encantó conocer su lado más serio, pero volvamos a su lado divertido y a las experiencias que vivimos juntos.

Una mañana estaba fuera de mi caravana retocándome el maquillaje y Michael vino, se sentó a mi lado y se me quedó mirando con la cara muy cerca de la mía. Yo le miraba de reojo; entonces me dijo: "Ola, ¿puedes ayudarme con algo?". Le dije: "Claro, Michael, ¿qué pasa?". Me dijo: "Tengo un problema en la nariz. Hay un brillo que no desaparece haga lo que haga". Así que empecé a mirarle la nariz de cerca y luego saqué mis polvos y empecé a aplicárselos en la nariz. Y le dije: "Ves, esto es todo lo que tienes que hacer". Él dijo: "¡Vaya!". Entonces me tomó de la mano y, mientras íbamos corriendo a ver a su maquilladora, le dijo: "¡Mira! Ola sabe cómo quitarme el brillo de la nariz". Ella me miró y dijo: "¡Chica! ¡No hay forma de quitarle ese brillo de la nariz a Michael! ¿Sabes cuántas operaciones de nariz se ha hecho?". LOL. Me quedé con la boca abierta mientras Michael se reía de mí. Me di la vuelta y empecé a perseguirle. Me di cuenta de que me estaba gastando otra broma. Me decía que había alguien en el plató que quería conocerme y luego me hacía dar vueltas por el plató mientras él saltaba por detrás para asustarme. Me divertía mucho con él. Supongo que yo también era una niña de corazón. Casi todos los días almorzaba con Michael en su caravana. Miko Brando, el hijo del famoso actor Marlon Brando, también estaba siempre con nosotros. Michael sólo comía frutos secos y ensalada, mientras que yo comía ensalada de pollo. Yo siempre llevaba esta taza conmigo, y entonces Michael me decía: "¿Qué estás bebiendo?".
Le dije: "Té de manzanilla".
Entonces me dijo: "Te veo con esa taza todos los días. ¿Estás bebiendo alcohol?".
Empecé a reírme de él y le dije: "¡No!".
Él dijo: "Sí, lo haces".
Le contesté: "No, es té".
Entonces me dijo: "Déjame probarlo".
Lo miré, y empecé a pensar para mí mismo, Ohh Michael quiere probar mi té. LOL. Así que se lo di y tomó un sorbo, y le dije: "¿Ves, es bueno, verdad, mi té?".
Me miró y sonrió con sus hermosos ojos marrones. Siempre estábamos flirteando el uno con el otro, y yo creía que me estaba enamorando. Recuerdo que un día me preguntó si quería ir con él en su limusina. A menudo teníamos que ir a diferentes lugares para rodar, y Michael siempre iba en su limusina. Le dije que sí, pero ya le conocía y sabía que me iba a gastar una broma. Así que cuando entré en el coche, el conductor se puso en marcha. Cuando miré hacia atrás, Michael me señalaba y se reía. Pero vine arma. Traje mi perfume favorito, Christian Dior, y lo rocié en los asientos de la limusina, pensando que nunca me olvidaría y a qué olía yo. LOL. Me reí última.

Los fans

Michael tiene los mejores fans del mundo. Son muy leales hasta el final. Un día, mientras estábamos en el plató, los fans de Michael se enteraron de nuestra localización, el centro de Los Ángeles. De alguna manera, había sido descubierto. Se corrió la voz y averiguaron dónde estábamos. El equipo de producción tuvo que poner barreras a muchos kilómetros de distancia. Hubo que llamar a seguridad; ¡era una locura! La gente empezó a subirse a los techos para ver a Michael. Le ponía muy nervioso. Pero eso no le impidió querer ver a sus fans. Ese día, recuerdo que Michael salía corriendo hacia donde sus fans pudieran verle y se ponían a gritar al verle. Entonces me sacaba y me dejaba allí de pie sola y se iba corriendo, y entonces se hacía silencio. Luego volvía a salir corriendo y los gritos se hacían aún más fuertes. Entonces me miró y me dijo: "No pasa nada, Ola. Aún no saben quién eres, pero lo sabrán. Pronto todos sabrán tu nombre". Recuerdo estas palabras que me dijo como si fuera ayer. Y realmente aprecio todo el amor que los fans me han mostrado también a lo largo de los años. Gracias, chicos, por todo su apoyo y por hacer de "Thriller" el cortometraje número uno de todos los tiempos. Los quiero.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Recuerdo que un día me preguntó si quería ir con él en su limusina. A menudo teníamos que ir a diferentes lugares para rodar y Michael siempre iba en su limusina. Le dije que sí, pero ya le conocía y sabía que me iba a gastar una broma. Así que cuando entré en el coche, el conductor se puso en marcha. Cuando miré hacia atrás, Michael me señalaba y se reía.

--------------------

¿"Ánde" está la broma aquí? Me lo explique. :rolleyes:


:p
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
Recuerdo que un día me preguntó si quería ir con él en su limusina. A menudo teníamos que ir a diferentes lugares para rodar y Michael siempre iba en su limusina. Le dije que sí, pero ya le conocía y sabía que me iba a gastar una broma. Así que cuando entré en el coche, el conductor se puso en marcha. Cuando miré hacia atrás, Michael me señalaba y se reía.

--------------------

¿"Ánde" está la broma aquí? Me lo explique. :rolleyes:


:p
La invitó a ir con él en la limusina, ella se sube y el conductor arranca y Michael se queda en el set, saludándola. Esa es la broma. Y ella se desquitó echando mucho perfume sobre los asientos.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
La invitó a ir con él en la limusina, ella se sube y el conductor arranca y Michael se queda en el set, saludándola. Esa es la broma. Y ella se desquitó echando mucho perfume sobre los asientos.
¡Ah vaaaaaaaaaaale, entendí que él estaba detrás -en el asiento de atrás- y ella delante al lao del chofer, x2!

Mu' "güena" la broma ahora sí, xp!
 

Earth Michael

HideOuter Hiperactivo
La invitó a ir con él en la limusina, ella se sube y el conductor arranca y Michael se queda en el set, saludándola. Esa es la broma. Y ella se desquitó echando mucho perfume sobre los asientos.
De nuevo otra perlita de Ola Ray jugando a ser escritora y haciendo que los lectores nos quedemos *_______* al leer algunas cosas en las que no concreta demasiado sobre lo que escribe
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo
De nuevo otra perlita de Ola Ray jugando a ser escritora y haciendo que los lectores nos quedemos *_______* al leer algunas cosas en las que no concreta demasiado sobre lo que escribe
Como bien dijiste mucho más arriba, no está bien escrito. Es repetitivo. Se nota una gran cuota de narcisismo al decir que su trabajo junto al de Michael!!! contribuyó al éxito del corto. Eso de que Michael la dejaba estar durante sus reuniones de negocios... Es interesante a nivel chusmerío y un poco de insight con respecto a la grabación de "Thriller" ya que hay cosas que coinciden con el making y reportes de otras personas. Pero bue, nos sacamos las "dudas" de lo que pasó en el trailer, jajajaja.
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
.. Es interesante a nivel chusmerío y un poco de insight con respecto a la grabación de "Thriller" ya que hay cosas que coinciden con el making y reportes de otras personas. Pero bue, nos sacamos las "dudas" de lo que pasó en el trailer, jajajaja.

¡La leche sandunguera, xp! esto ya va a ser la alternativa a Shakira-Piqué, en el término que te subrayo. :p :rolleyes:
 

Cindy Sil Jackson

HideOuter Obsesivo

FlyAway58

HideOuter Hiperactivo
Leyendo los frangmentos que amablemente tradujo @Cindy Sil Jackson, deduzco que el libro es un copia y pega de todos los libros que circulan sobre la vida de MJ y solo se puede extraer unas cuantas paginas sobre la relación fugaz que tuvo con Michael y todo lo demás es relleno.
Lo mismo paso con los libros de Tatiana y Shana, este ultimo parece la biografía de Michael pero con ella incluida dentro :ROFLMAO:
 

pussycontrol

HideOuter Gayhetero
Se develó uno de los grandes "misterios" de la vida de Michael con esto. Tantos años amagando, que digo, que no lo digo, que lo medio digo, que lo insinúo hasta que ¡lo dijo! Jajajaja
¿Pero dice algo al final de si hicieron el comchugeder? XD!!

Modo Sálvame* on, x2!!

pd. en serio, lo digo por la duda (peluda) en sí que si lo llega a decir o no mas que nada.

*un pograma de pedorreo/cotilleo muy popular en estos lares.
 
Arriba